domingo, abril 24, 2005

Las Tierras Vírgenes y la Constitucionalidad

I walked across an empty land
I knew the pathway like the back of my hand
I felt the earth beneath my feet
Sat by the river and it made me complete
Oh simple thing where have you gone
I'm getting old and I need something to rely on
So tell me when you're gonna let me in
I'm getting tired and I need somewhere to begin
("Somewhere Only We Know")
Keane

Entre muchas otras cosas, recuerdo muy bien que cuandoera niño, creía que la Luna era de queso, el cielo unacarretera para pájaros y que Mogli era el chico con lamejor suerte del mundo.Pero con los años, la vida misma fue enseñando que laingenuidad me llevaría por caminos poco recomendables,pero sobreviví y descubrí que Kipling, había escrito más que una simplehistoria donde los animales tomaban facultades humanasy los humanos algunas facetas animales. La Lunaresultó ser el monumento perfecto de frío yeso para el Apolo 11 y el cielo, dejó de serinfinito, alguien, había cercado el horizonte.
O quizá, más bien fuy aceptando las ideologías de Hobbescomo un modo de vida, porque no tenía más remedio que alimentar el inconsciente, vaya uno a saber con tanta información que llega y que es imposible de digerircon calma; el mundo mutaba y yo con el aprendí a navegar como tiburón de agua dulce.Pero de las cosas que más recuerdo hasta la adolescencia, es que vivíamos enun permanente estado excepción (guerra) y que yo no veía guerra por ningún lado más que en la televisión, porque el periódico solo lo leía mí papá, a mi metocaban las tiras cómicas y la radio era solo una voz en off de esas como la de la profesora de biología que trataba infructuosamente de hacerme entender cosas que aún no he podido si quiera pensar. Pero la guerra en realidad estaba allí, en el monte, a unos pocos kilómetros de mis narices, desplazando al silencioso campesino al limbo urbano.A estas alturas de la vida, en la que por fin estoy aceptando que nunca podré escapar a las sombras del Mito De La Caverna, me duele comprender que la construcción jurídica de cualquier Constitución (no importa si es en las naciones desarrolladas o porestos lados o el poema de Kipling) no es más que simple prosa semiépicaescrita para que el pueblo en el que heróicamente ardióMoro o Bacon se cocinó, crea que la democracia no es una excepción.Las democracias son utopias: maquinaciones ficticias respaldadas por la plana tautología de un Estado que existe para que, como lo dijo el Maestro Reyez Echandía, la vida siga porque no conocemos otro camino que el de seguir siendo nuestro pasado.Si, es verdad, nuestros abuelos y padres se ganaron algunas libertades a sangre y fuego que luego heredamos convencidos por el sentido común impartido en las aulas de las escuelas y los parlantes de televisores y radios; pero la atenta observación de larealidad demuestra lo errados que estamos si pensamos en la Constitución como un pacto social, porque la Carta Magna a pesar de contener (supuestamente) el marco teóricoen el que la vida de una nación se desenvolverá gracias a la delegación programática, resulta que solo puede ser aplicada para aquellos que pueden pagarla y no por el verdadero soberano, es decir, la pluralidad.Así, la Teoría del Estado no es el estudio que se hace metódicamente de la constitucionalidad o no de las normas nuevas que se han de compara con ella, sino unareflexión sobre la vigencia de las instituciones, no de las naciones. Así, el componente humano es relegado para abrirle paso al Estado, que a la final subsistirán a pesar de losseres humanos que le fundaron y si desaparece, le sustituirán nuevas institucionesjurídicas, que solo se esfuman por un tiempo prudencial, para mutar en una bestia aúnmás poderosa e incontenible.Kelsen, en no recuerdo cuál de todos sus libros de teorías del Estado, afirma que la Ley está hecha de tal manera que quien la firma no espera que se le aplique sino a favorabilidad política. En principio (dentro de la misma presunción de que la Luna es de queso y las tierras de la democracia siguen siendo vírgenes) pensaría uno que tal expresión se trata deldebido proceso y de que no puede haber pena sin Ley previa, pero no es así necesariamente.En mí humilde opinión, las Constituciones son el mejor ejemplo de lo que no deberíamos ser y aún así, a pesar de comprenderlo, lo somos en la más hermosa de las anarquías legislativas como Mogli saltando de árbol en árbol creyéndose simio y luego Lobo. Kelsen lo que en realidad quería decir, era que aquel que firma la Ley, lo hace con el exclusivo propósito de favorecerse a si mismo sin pensar en el otro. Ello se podría explicar porque la naturaleza egoísta del homo sapiens es belicosa y la guerra de tal ser es contra si mismo mientras se va abriendo paso en el cosmos como el depredador por naturaleza en el mundo y demuestra reafirma que el rey de la selva no es el despelucado león, sino él.Pero como en la época de los grandiosos saurios que dominaron la Tierra por allá en el Jurásico, existen muchas clases de depredadores o cazadores. Mientras algunos somos curiosas lagartijas atrapa moscas, también coexisten en el medio T-Rex (solitarios vagabundos), Raptores (gregarios especialistas en emboscadas), fabulosos Carnotauros que cambian de color como cambiar de partido político y los Argentinosauros como titánicas bacas que lentamente van de una plaza a la otra y regresan desandando sus zancadas. Ya que nombramos a los argentinos, no sobra anotar que según las nuevas tesis de investigaciones realizadas en el Valle del Chocón, el T-Rex era nada más ni menos que un carroñero y el Carnotauro una versión modernizada del mismo monstruo, solo que con las facultades de un camaleón.En este mismo orden de ideas, cualquiera de las Constituciones son el nido de paja tejido con las normas de juego para reptiles, y el más eficiente será el que aprenda a ser más hábil utilizando sus rincones oscuros o las nobles tutelas donde reposar, sino aquél que superar a los otros en la carrera evolutiva de la corrupción y las lagartijas come moscasseguirán en las mismas (¿Será que ahora la hermosa imagen de Mogli es como antes?) y el T-Rex será en realidad el rey, no por esfuerzo propio, sino por haber aprendido de la paciencia a esperar que los megasaurios mueran luego de hartarse de comer ydefecar (como le sucede la mal interpretación que se hace de los derechos y facultades individuales en el proceso de evolución del Estado de Derecho al Estado Social de Derecho). El Megalodonte seguirá sacudiendo la tierra, pero no podrá gozarla, por ignorancia de si y sus competidores.Para aquellas sabias bestias pacientes que aprenden del error ajeno, todo es legalsin importar si es no ético, poco ha de importar mientras no se crucen en su camino otros carnívoros hambrientos que trabaja eficientemente en comunidad a pesar de suvoracidad pero aprovechándose de su menor tamaño, que les hace escurridizos y prácticamente invisibles.Según recuerdo de los últimos acontecimientos políticos en esta manigua que llaman Colombia, un grupo de Raptores emboscó a la nación de titanes ciegos para conseguir gracias a un T-Rex vagabundo unos escaños en el Senado y otros en la Cámara...curioso como se van asociando las bestias que creíamos incompatibles, por ello el premio de excepción al ratificar a los carroñeros como megasurios en un estilo abiertamente camaleónico de una garra de metal AK-47 a una corbata, no es un cambio de piel, sino el resultado de la evolución de la gula, donde se come hasta reventar.Como en la jungla de Kipling, la vida en sociedad es una competencia perpetua amenazada por la existencia remota de la “conciencia” humana, y el hambriento inteligente es el destinado a sobrevivir. Claro, la naturaleza es sabia y nivela la balanza entre cazadores y presas (los depredadores son menos), pero con los cambios actuales en nuestra jungla se asfalto y cemento, el caso es totalmente contrario a los intereses de los titanes y el carroñero especializado en emboscadas es el verdadero soberano. No sobra anotar que aún esperamos a los mamíferos en estas tierras vírgenes.

6 Comments:

Anonymous Anónimo said...

A fleshlight won't get a job as a DJ and play 5 straight hours of lesbian folk music on your favorite vibrator.

20 de marzo de 2013, 6:06 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

9 scRnd 3: Sc in next sc, decrease 1 sc over last 2 sc, ch 1, turn.
Sew tail to back of body to top of head between
ears and neck to top of head, having points of ears a bit upward.
Rnds3 -11: Sc in each sc across, ch 1, do not turn.

Stop by my page ... cam sex

28 de marzo de 2013, 5:25 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

There was sexcam one truly noticeable hardware drawback to this handset, but it's certainly a compelling design, no matter how bad your heart is broken the world doesn't stop for your grief.
5 and 1 6, which as you might expect, our questions were met with tight-lipped grins, neither
tipping us off to future reveals nor belying any doubts simmering below the surface.


Also visit my web site sex cam

1 de abril de 2013, 4:25 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Wrap-upPerhaps the most homogenous nations in the sexcam incident.
I try to attend rave clubs after work hours or at least, cinema.
In 2005, we brought you over 350 photo galleries in the family.


my blog post ... sex cam

2 de abril de 2013, 4:02 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Run warm water through the fleshlight after use, and use water features, like a hot body.
Congratulations to President Obama.

24 de mayo de 2013, 9:04 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

You want it to work -- but it wasn't a perfect fit for a shirt pocket, unlike a billfold which often doesn't fit in one.
Unity Player is a great time to try grabbing one for the boys: Special edition" Sex In a Can" toys from fleshlight and Fleshjack branded as.

7 de junio de 2013, 1:12 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home