domingo, abril 24, 2005

Las Tierras Vírgenes y la Constitucionalidad

I walked across an empty land
I knew the pathway like the back of my hand
I felt the earth beneath my feet
Sat by the river and it made me complete
Oh simple thing where have you gone
I'm getting old and I need something to rely on
So tell me when you're gonna let me in
I'm getting tired and I need somewhere to begin
("Somewhere Only We Know")
Keane

Entre muchas otras cosas, recuerdo muy bien que cuandoera niño, creía que la Luna era de queso, el cielo unacarretera para pájaros y que Mogli era el chico con lamejor suerte del mundo.Pero con los años, la vida misma fue enseñando que laingenuidad me llevaría por caminos poco recomendables,pero sobreviví y descubrí que Kipling, había escrito más que una simplehistoria donde los animales tomaban facultades humanasy los humanos algunas facetas animales. La Lunaresultó ser el monumento perfecto de frío yeso para el Apolo 11 y el cielo, dejó de serinfinito, alguien, había cercado el horizonte.
O quizá, más bien fuy aceptando las ideologías de Hobbescomo un modo de vida, porque no tenía más remedio que alimentar el inconsciente, vaya uno a saber con tanta información que llega y que es imposible de digerircon calma; el mundo mutaba y yo con el aprendí a navegar como tiburón de agua dulce.Pero de las cosas que más recuerdo hasta la adolescencia, es que vivíamos enun permanente estado excepción (guerra) y que yo no veía guerra por ningún lado más que en la televisión, porque el periódico solo lo leía mí papá, a mi metocaban las tiras cómicas y la radio era solo una voz en off de esas como la de la profesora de biología que trataba infructuosamente de hacerme entender cosas que aún no he podido si quiera pensar. Pero la guerra en realidad estaba allí, en el monte, a unos pocos kilómetros de mis narices, desplazando al silencioso campesino al limbo urbano.A estas alturas de la vida, en la que por fin estoy aceptando que nunca podré escapar a las sombras del Mito De La Caverna, me duele comprender que la construcción jurídica de cualquier Constitución (no importa si es en las naciones desarrolladas o porestos lados o el poema de Kipling) no es más que simple prosa semiépicaescrita para que el pueblo en el que heróicamente ardióMoro o Bacon se cocinó, crea que la democracia no es una excepción.Las democracias son utopias: maquinaciones ficticias respaldadas por la plana tautología de un Estado que existe para que, como lo dijo el Maestro Reyez Echandía, la vida siga porque no conocemos otro camino que el de seguir siendo nuestro pasado.Si, es verdad, nuestros abuelos y padres se ganaron algunas libertades a sangre y fuego que luego heredamos convencidos por el sentido común impartido en las aulas de las escuelas y los parlantes de televisores y radios; pero la atenta observación de larealidad demuestra lo errados que estamos si pensamos en la Constitución como un pacto social, porque la Carta Magna a pesar de contener (supuestamente) el marco teóricoen el que la vida de una nación se desenvolverá gracias a la delegación programática, resulta que solo puede ser aplicada para aquellos que pueden pagarla y no por el verdadero soberano, es decir, la pluralidad.Así, la Teoría del Estado no es el estudio que se hace metódicamente de la constitucionalidad o no de las normas nuevas que se han de compara con ella, sino unareflexión sobre la vigencia de las instituciones, no de las naciones. Así, el componente humano es relegado para abrirle paso al Estado, que a la final subsistirán a pesar de losseres humanos que le fundaron y si desaparece, le sustituirán nuevas institucionesjurídicas, que solo se esfuman por un tiempo prudencial, para mutar en una bestia aúnmás poderosa e incontenible.Kelsen, en no recuerdo cuál de todos sus libros de teorías del Estado, afirma que la Ley está hecha de tal manera que quien la firma no espera que se le aplique sino a favorabilidad política. En principio (dentro de la misma presunción de que la Luna es de queso y las tierras de la democracia siguen siendo vírgenes) pensaría uno que tal expresión se trata deldebido proceso y de que no puede haber pena sin Ley previa, pero no es así necesariamente.En mí humilde opinión, las Constituciones son el mejor ejemplo de lo que no deberíamos ser y aún así, a pesar de comprenderlo, lo somos en la más hermosa de las anarquías legislativas como Mogli saltando de árbol en árbol creyéndose simio y luego Lobo. Kelsen lo que en realidad quería decir, era que aquel que firma la Ley, lo hace con el exclusivo propósito de favorecerse a si mismo sin pensar en el otro. Ello se podría explicar porque la naturaleza egoísta del homo sapiens es belicosa y la guerra de tal ser es contra si mismo mientras se va abriendo paso en el cosmos como el depredador por naturaleza en el mundo y demuestra reafirma que el rey de la selva no es el despelucado león, sino él.Pero como en la época de los grandiosos saurios que dominaron la Tierra por allá en el Jurásico, existen muchas clases de depredadores o cazadores. Mientras algunos somos curiosas lagartijas atrapa moscas, también coexisten en el medio T-Rex (solitarios vagabundos), Raptores (gregarios especialistas en emboscadas), fabulosos Carnotauros que cambian de color como cambiar de partido político y los Argentinosauros como titánicas bacas que lentamente van de una plaza a la otra y regresan desandando sus zancadas. Ya que nombramos a los argentinos, no sobra anotar que según las nuevas tesis de investigaciones realizadas en el Valle del Chocón, el T-Rex era nada más ni menos que un carroñero y el Carnotauro una versión modernizada del mismo monstruo, solo que con las facultades de un camaleón.En este mismo orden de ideas, cualquiera de las Constituciones son el nido de paja tejido con las normas de juego para reptiles, y el más eficiente será el que aprenda a ser más hábil utilizando sus rincones oscuros o las nobles tutelas donde reposar, sino aquél que superar a los otros en la carrera evolutiva de la corrupción y las lagartijas come moscasseguirán en las mismas (¿Será que ahora la hermosa imagen de Mogli es como antes?) y el T-Rex será en realidad el rey, no por esfuerzo propio, sino por haber aprendido de la paciencia a esperar que los megasaurios mueran luego de hartarse de comer ydefecar (como le sucede la mal interpretación que se hace de los derechos y facultades individuales en el proceso de evolución del Estado de Derecho al Estado Social de Derecho). El Megalodonte seguirá sacudiendo la tierra, pero no podrá gozarla, por ignorancia de si y sus competidores.Para aquellas sabias bestias pacientes que aprenden del error ajeno, todo es legalsin importar si es no ético, poco ha de importar mientras no se crucen en su camino otros carnívoros hambrientos que trabaja eficientemente en comunidad a pesar de suvoracidad pero aprovechándose de su menor tamaño, que les hace escurridizos y prácticamente invisibles.Según recuerdo de los últimos acontecimientos políticos en esta manigua que llaman Colombia, un grupo de Raptores emboscó a la nación de titanes ciegos para conseguir gracias a un T-Rex vagabundo unos escaños en el Senado y otros en la Cámara...curioso como se van asociando las bestias que creíamos incompatibles, por ello el premio de excepción al ratificar a los carroñeros como megasurios en un estilo abiertamente camaleónico de una garra de metal AK-47 a una corbata, no es un cambio de piel, sino el resultado de la evolución de la gula, donde se come hasta reventar.Como en la jungla de Kipling, la vida en sociedad es una competencia perpetua amenazada por la existencia remota de la “conciencia” humana, y el hambriento inteligente es el destinado a sobrevivir. Claro, la naturaleza es sabia y nivela la balanza entre cazadores y presas (los depredadores son menos), pero con los cambios actuales en nuestra jungla se asfalto y cemento, el caso es totalmente contrario a los intereses de los titanes y el carroñero especializado en emboscadas es el verdadero soberano. No sobra anotar que aún esperamos a los mamíferos en estas tierras vírgenes.

martes, abril 19, 2005

Habemus Cura

Como tenemos papa nuevo, me acordé de una historia que mi abuelo solía contar cuando lo cogían los tragos:

Resulta que como el curita de un pueblo ya estaba muy viejito, vivía agarrado con todo el mundo y a veces la cosa había pasado a mayores, los feligreses y el alcalde pidieron al obispo que les enviasen un curita joven, de corte moderno (al estilo de los tiempos televisivos) y así llegó Juan, una tarde viernes muy a las seis de la tarde.
Juan era un mansito de tenis, sotana remangada y guitarra al hombro, pero como sufría de temor escénico, le pidió consejo al curita viejo sobre como dictar la misa sin problemas, a lo cual el viejito le dijo que la solución era simple, solo debía apurarse de un solo trago una media de aguardiente y solucionado el problema; no obstante no dejó de regañarlo por la pinta tan “moderna”, el cabello largo, las patillas de hippie y esa guitarra medio desbaratada. Juan así lo hizo para la misa del domingo.
El lunes en la mañana, se han encontrado los dos al desayuno y Juan le pregunta al curita qué opinaba de la misa que él había oficiado el domingo inmediatamente anterior, a lo que el viejito contesto:

Que bueno que preguntas, mira Juan, la gente está muy contenta con tus canciones, tu tono de voz alegre y las misas al grano, pero solo tenemos unos problemitas que solucionar… El primero es que a Adán y Eva no los echaron del Edén por estar tirando bajo el árbol prohibido y luego asar a la serpiente con las manzanas del dicho palito; Caín no mató a Abel de una patada en las güevas; a María no se la comió el Arcángel Miguel para meterle un chino al que le pusieron Chucho; Simón Pedro después de negar a Jesús tres veces no ahorcó a Judas en venganza por sapo y ni tampoco venía de la calle del cartucho; Barrabás no le dio billete a Poncio Pilatus para que lo soltara y en su lugar pusiera a Jesús; luego de la muerte de Jesús, Magdalena no se fue de puta esquinera a Constantinopla a darlo por un calado; el papa nuevo no es jugador del Bayermiunich ni es cantante de Ramstein; a la gente del pueblo no se le puede llamar de frente tracalada de hijueputas ignorantes porque van y se emputan y tampoco se le puede decir al alcalde fascista por tener la foto del presidente en la camiseta que lleva puesta. ¿De dónde sacaste que el hijo del Señor es Ronaldinho? Así tenga puesta camiseta del Barcelona, eso no lo hace el nuevo Mesías; el papamóvil no tiene inodoro y llantas anchas porque nunca lo van a llevar a Enchúlame la máquina de MTV; ¿Qué carajos es eso de en la comunión estarle pidiendo arequipe al sacristán? Las hostias no son obleas… Ah y el viejito cagreco, suelta pedos, masca chochas y caga seco del que rajaste en todo el sermón era yo…

domingo, abril 17, 2005

El Retorno De El (La) Mesías

En una cápsula y con los restos de un planeta lejano, bajo el mando de la caverna cimiento de la más hermosa de las mansiones endemoniada por los recuerdos, con el tridente de los mares entre las manos, gracias al lazo con una isla perdida en las arenas del tiempo, saltando de terraza a terraza con cuernitos junto a las sienes, corriendo más que el viento desde la raíz del rayo, en la oficina atiborrada del conspicuo altruismo de un multimillonario adicto a la tecnología del metal, en las entrañas verdes y de muy mal genio, estirándose-quemándose- o volviéndose roca, lanzando telarañas y llevados por los males del nuevo milenio (depresión, soledad, miedo, furia, ceguera de conciencia, ignorancia, amor, odio, venganza = Humanidad), los héroes han regresado en sus sensuales trajes de malla pegados a sus curvilíneos cuerpos de dioses encantados en mojar papel y de mostrarse poderosos, pero con debilidades. Todos, de la misma cuna.
Primero apareció Superman, y nos enseñó que el poder de una máquina de guerra podía ser encarnada por un “hombre”, pero que la kriptonita como Lois, eran su gran debilidad luchando contra el genio de Lex Luthor y su imperio. Un Superman hijo de dos chicos judíos que se sentían relegados, feos, viviendo en una patria que no les pertenecía y con los ánimos de venganza que vimos posteriormente en Colombine y que por no saber hacer negocios terminaron siendo simplemente dos nombres más sin regalías en la creación artística, porque Luthor a la final si gana.
De nuevo aparece la venganza, pero más frentera, bajo el manto de la noche perpetua en la que vive un multimillonario que tranquilamente podría ser Luthor, Gates o un político descuadernado. Gracias a la tecnología en exceso creadora de juguetes mágicos, las artes marciales ancestrales, el trabajo de un man estilo CSI, la complicidad del paramilitarismo y la impunidad, la psicosis y la esquizofrenia de un chico desajustado sexualmente crearon Batman, un sujeto que no se soporta ni a si mismo, que vive en el pasado con un complejo de Edipo tan grande que le alcanza para volverse loco y que crea el mismo a sus enemigos para tener que sufrirlos y luego eliminarlos.
Acuaman, El Hombre de la Atlántida o simplemente Poseidón, unas veces con colita de sirena, otras con piernas normalitas o con aletas en ellas, pero es el mismo sujeto; otro esquizofrénico soldado de la justicia que es expulsado de su reino gracias a una revuelta y que a la final, regresa para reinar como Emperador de los mares: otro reflejo más del típico mito del héroe griego que ha ocultado las cosas realmente importantes que fundamentan la democracia que de nuevo es una utopía y que se supone comprende la igualdad, la libertad y la fraternidad que él nunca tendrá en su mente, porque se trata de un dictador y un hermoso ejemplo de programación neuroligüística del Estado para amanzar espíritus desde niños.
Los años sesenta, además de la marihuana, los ácidos, el napalm, el rock esquizoide, la televisión en colores, “libertad” de los sexos en el sexo y la ocupación personal del trabajo, también nos dejaron a Diana, o mejor, la Mujer Maravilla, pero que no es otra cosa que la versión femenina de un Superman extremadamente machista e incompetente. Ella, una trabajadora (nunca una ejecutiva) del mundo comercial típico de occidente con el cuerpo de una Barbie, es capaz de parar a un ejército entero con el poder de sus dos enormes y hermosos senos y pegarle un golpe de nalga (y que nalgas) a un tanque; pero nunca dejará de ser una secretaria, ella lo sabe y lo acepta, porque no deja de ser una mujer manipulada por un mundo que será eternamente machista porque a ella también le atrae la idea.
La versión Marvel de Batman es un ciego que ve mucho más allá de lo normal porque él es un exitoso abogado que busca vengarse de otro Luthor, pero mafioso, típicamente negro porque el mal viene en ese empaque para Los Ángeles y NY. Dardeville como “No las ve, se las huele y las que no, pues se las escucha todas”, pero no deja de ser otro resentido más que describe muy bien la inoperancia de los sistemas de justicia, la ineficacia de las fuerzas del orden y la impotencia de las víctimas.
Si quieres llegar temprano tendrás que levantarte más temprano… ¿O no?. No, la verdad no. Si tienes traje rojo (¿Por qué será que casi todos los superhéroes se visten de rojo, será por el poder del sexo?), unas alitas doradas junto a las orejas y corres más que el viento, la sociedad olvidará que fuiste un bándalo adolescente que robaba lo que se le daba la gana, especialista en falsificación de identidades y voyerista especializado en espiar a las chicas en los baños. Pero eso si, todo el mundo celebrará tus chistes machistas, tu ignorancia y la tu inmadurez porque llegas siempre de primero, así no hagas nada productivo.
Si los ejecutivos son considerados como hombres duros, este último es de metal pesado, es de acero, es Ironman, algo así como dijo nuestro presidente que era, mano fuerte y corazón de peluche… caramba, ya se me olvidó de tanto que ha dicho el fulano. El caso es que el man es Gates solo que con bigote estilo estrella de los años 30 de la meca del cine, todo un gigoló que lucha contra el tigre asiático. ¿Cómo es que se llamaba el tigre? Ah si, claro, Ming. Otro ejemplo de que el poder, la industria, el capitalismo, las petroleras y las empresas productoras de fármacos, deben luchar contra ese maldito emperador chino que tarde o temprano vendrá a usurpar los medios de producción y que de paso, ha asesinado la fe en la producción nacional y por ello se necesita de un héroe.
Verde porque la tinta naranja con la que había sido planeado era muy cara, Hulk es el típico dipsómano, drogadito desesperado que hace lo que le da la gana expresando que el anarquismo no es tan mala idea, porque una guerrilla bien poderosa nunca podrá ser vencida y eso que la idea del mamarrachito es del Norte y no de estos convulsionados lados. Hulk es la otra víctima más del sistema, del Estado indolente y del desastroso rastro del complejo de Edipo; así que a destruir todo, menos a tu novia, porque ella tiene más poder que mil volquetas.
Como el mejor ejemplo de todo aquello que puede salir mal y que saldrá peor en un experimento, los Cuatro Fantásticos dan lástima. Así que si un proyecto de investigación necesita un ejemplo de lo que podría salir mal y termina siendo peor, solo lean a los cuatro raros: víctimas del Señor Increíble, hasta su amigo se ve convertido en piedra para siempre, sin sentido del tacto, sin derecho a amar, sin derecho a ser un tipo normal, su esposa, típica ama de casa queda relegada a la invisibilidad porque a ninguno de ellos en realidad les interesa sino en el seno de la protección materna cuando los van a matar (a los hombres, claro) y el hermanito, llamita o flamita, que no tiene derecho tampoco a tocar a nadie en el mayor reflejo de la impotencia sexual e indescriptible sociofobia que arde por si misma y que le consume con cada instante… ¿Stan Lee es marica o impotente? Juemadre, vaya uno a saber, quizá las dos.
Y finalmente, saltando de edificio a edificio en Manhatan disfrazado de araña y salvando a la vecina porque la chica de al lado siempre será el primer amor y el que te marcará por siempre a ser un impotente, mediocre, depresivo y estridente sapo de periódico amarillista, fruto de una familia disfuncional y criado bajo la fuerte mano de un par de ancianos conservadores. Miércoles, nos encontramos sin darnos cuenta a Stan…. ¿Será? Habrá que preguntarle, si deja.
Los superhéroes son el reflejo de una sociedad esperanzada en la salvación de la mano de un plano ser que pretende pasar por humano, en el mesianismo postmoderno generado por los medios masivos de comunicación y la manipulación de los mismos realizados por el poder intestino de los estados y los intereses creados en ellos, apollados obviamente en ese demonio secular que es la nueva éra.
Pero.... ¿Y qué pasó con los que valían la pena? Es decir, con Calvin y Hobbes, Olafo, Justo y Franco, Mondolirondo, el universo creado por Moevius.... en fin, será tener paciencia y resignarse.

domingo, abril 10, 2005

Recuerdos que matan

Cuando sus alas estaban siendo devoradas por las llamas y la caída era el vértigo que no le dejaba respirar, Icaro hubo de recordar que unos instantes antes de elevarse en vuelo para escapar del laberinto, su padre, el ingenioso y sabio Dedalus, se acercó a el alegremente, le abrazó con fuerza y luego de unas palabras de aliento, sacó de su mochila un paquete y le dijo: “Hijo, para que te acostumbres a volar”.
Esperanzado con la entrega del regalo, el chico abrió rápidamente el paquete y se encontró con un hermoso ladrillo de arcilla negra.

Un dato curioso

Cuenta uno de los magistrados que actualmente forman parte de la Corte Suprema de Justicia Colombiana, que por allá hace más de dos décadas y media, en Chaparral (Tolima) luego del traslado de un juzgado de un edificio a otro, en el listado de enceres y bienes del mismo juzgado se podía leer en uno de sus apartes: “Cristo marca Inri”

sábado, abril 09, 2005

Excusas van, excusas regresan

La recursividad tanto de hombres como mujeres para escaparse de un “apuro” o situación desesperada cuando alguien le está pidiendo salir a una cita romántica y el o ella no quieren por ningún motivo hacerlo, es supremamente imaginativa, pero al mismo tiempo ridícula (más bien patética) y suele presentarse gracias a la magia del teléfono, pero sobre todo, de los celulares. Recuerdo tan solo algunos ejemplos que me han dicho y otros que yo mismo he pronunciado, espero les gusten:

De salud
Se me murió un tío y tengo que irme ya para la velación
Mi abuelita está enferma y no hay nadie más quien la pueda cuidar
Tengo gripa, fiebre, estoy de cobijas y ya me empillamé
Me dio diarrea y estoy hablando desde el baño
Me dio una migraña la verraca y tengo una bolsa de hielo sobre la cabeza
El perro se intoxicó comiendo hormigas y está vomitando como loco por todos lados
Mi hermanito se atoró con una canica y tengo salir corriendo para el hospital ya

Estudio
Tengo parcial mañana (o en su defecto el lunes) y como te puedes imaginar, no he estudiado un carajo y me voy cagando la materia
Estoy en clase
Mañana tengo clase a las seis de la mañana, me es imposible trasnochar y el profe siempre llama a lista y yo ya estoy que me cargo la materia por inasistencia
Como te parece que mañana tengo que sustentar la tesis y va hasta el decano
Tengo que dictar una conferencia en cinco minutos
Mira que tengo clase de teatro precisamente a esa hora

Variadas
Estoy en cine
Una amiga está de cumpleaños, hace rato no la veo y cómo te parece que vamos a hacerle una fiesta sorpresa exacto a esa hora que dices
Imagínate que me pusieron a cuidar a mis sobrinitos
Se me perdió el perro y los estoy buscando
El gato de la casa se agarró a pelear con el perro del vecino y en estos momentos voy llevándolos a los dos al veterinario
Se me pinchó una llanta y no tengo repuesto
¡Se me está acabando la batería, no podemos hablar más!
Te llamo en un ratico, es que están timbrando
Me voy para la finca (o en su defecto “Lo siento, estoy en la finca y llego el lunes en la tarde”)
Cómo te parece que mi hermana se casa a esa hora por un rito rarísimo
Mi hermanito molió a golpes un compañerito en el jardín infantil y estamos buscándole abogado
¡Se me inundó la casa!
Mis papás están de aniversario cincuenta y les voy a dar una serenata
Mi hermanita tiene una fiesta de quince y me mandaron a cuidarla

domingo, abril 03, 2005

¿Y si resulta colombiano?

¿Se pueden ustedes imaginar si luego del famosísimo “Abemus Papa”, el cura de curas que elijan los cardenales tiene pasaporte colombiano?
Lo primero que haría es cambiarse el nombre a John Jairo 1, hijo de la Virgen de Chiquinquirá y hermano del Señor Caído de Buga;
Luego va y le prende una velita a la imagen del Divino Babe que tiene junto a la mesita de noche, canoniza al curita Marianito y sube descalzo a Moncerrate, con paseo de hoya y todo… y con Uribe;
Para dárselas de corrido, vuelve y pone las misas en latín durante un rato (hasta que le aleguen o le hagan paros), como para que digan que él si es play, pero que es reformista;
En vez de caldito los domingos luego de oficiar misa, seguro institucionaliza la changua y cambia la cena de navidad con pavo por tamales, buñuelos y natilla;
Claro que para Semana Santa, lo más obvio es que ponga a todos los fieles del mundo a tomar mazamorra con panela miércoles y jueves, pero el viernes, seguro los manda a comer frijoles con garra y patacona, porque el pescado es muy caro;
Y como para completando el cuadro, lo más seguro es que cambie la hostia por la arepita esa que parece un bollito, pero solo para Colombia porque en otros lados no saben que es eso y luego van y se vuelven adventistas o evangélicos, así que manda a consagrar las arepas con mantequilla y salesita, y además como colombiano que se respete, cambia el vino de consagrar por tintico cerrero de esos como los que hacen las abuelitas, pero endulzado con aguardientito porque el traguito no puede faltar en la Santa Homilía.
La verdad, todo es comida antes que religión y a los “santos” también les da chucha, pecueca, se mueren, sudan y les da hambre, pero si son colombianos… la cosa cambia… pero solo un poquito.