domingo, marzo 06, 2005

Cuento sin nombre

Contoneando sus hermosas curvas llegó hasta el barbado y desnudo hombre y le preguntó, ¿Eres Adán?. A lo que él contestó mientras se sobaba el pecho sin comprender la razón de su dolor y se le escapaba un bostezo, ¿Luego, ves a alguien más?.

Samuel Roca