martes, febrero 15, 2005

El silogismo jurídico


Hasta donde este coco tapizado de una mata de pelo me deja, recuerdo que un silogismo está formado por:
Premisa Mayor
Premisa Menor
Colusión
Así, el art. 11 de nuestra rimbombante Carta Magna, nos dice: "El derecho a la vida es inviolable. No habrá pena de muerte."
Los sabios puristas del Derecho, en su noble tarea de descifrar el meollo de lo que es la ley (o sea, hacen hermenéutica jurídica), han dicho o más bien, con el paso del tiempo, como para no complicar al Estado Colombiano en otra camisa de once varas.
Seamos realistas. Como en esta unión de gente bajo el cielo de la República casi en la mitad de América y que se llama Colombia, la vida es quizá el bien que más debemos proteger, es consecuente pensar o imaginar que la vida es nada más y nada menos que un HECHO JURÍDICO. Si señores, así como lo leen; la cosa es simple. Se preentiende que en el Preámbulo donde dice "invocando la protección de Dios" y luego "asegurar a sus integrantes la vida, convivencia, el trabajo, la justicia, la igualdad, el conocimiento, la libertad y la paz dentro de un marco jurídico, democrático..." Bien, lo anterior no es otra cosa que el epítome del cuento del Estado Social de Derecho (aquella utopía política, pero que no es la de Moro) protege ante todo, LA VIDA y SU DIGNIDAD, por lo cual, es claro que estamos frente al bien jurídico de mayor valor o relevancia y en consecuencia, frente a un hecho jurídico. Juemadre, es que si vivimos en un Estado Católico, la vida le pertenede a Dios, y en sus mansamientos dice uno por allá "No matarás". Así que desde una visión dogmática (religiosa, no exegética), la buena moral y las costumbres, nos dicen que hacer desde hace ya 2000 años.
Y luego, si nos pegamos una pasadita por el art. 2 que dice: "Son fines esenciales del Estado: (...) promover la prosperidad general y garantizar la efectividad de los principios, derechos y deberes consagrados en la Constitución" pues simplemente estamos viendo la reafirmación de un hecho jurídico, que tiene como consecuencia, evitar la muerte, claro, no la muerte natural, porque de esa no se libra nadie, ni siquiera los supuestos inmortales.
Así, la CONSECUENCIA JURÍDICA, está tan mancillada o es ingenuo llegar a creer que se protegerá el bien más preciado, si ni siquiera los doctos señores de las leyes (los que las aplica, porque el que las firma se las copia y no tiene ni idea de que fue lo que hizo, mientras a él no lo moleste) comprenden el significado hermenéutico de lo que es y para colmo de males, así se hiciera, con este afán de perdonitis pacifista en el que entró Colombia por obra y gracia de la delincuencia organizada, pues la cosa si que se complica.

3 Comments:

Anonymous nelly said...

Soy estudiante de derecho del departamento de La Paz de Bolivia y buscando el significado de silogismo encontre su pagina dejeme felicitarlo por crear su página, el contenido de la misma es muy interesante sobre todo la manera como lo plantea nuevamente felicidades!

15 de septiembre de 2008, 7:37 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

viejooo......me fue util su blog pa un work---d logik juridica

thanks--

12 de abril de 2009, 11:32 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

es una posición muy compartida. Creo que muchos de nosotros los jóvenes optamos al final por pensar que en este país desde hace mucho tiempo no existe ni mucho menos se sobreentiende la palabra social ni el derecho. " falta mucho por hacer"

AMO A MI PAÍS!!!

3 de junio de 2009, 8:51 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home