domingo, enero 30, 2005

El Rey De Los Semáforos

No es la tarjeta celular prepago con apariencia de tarjeta de crédito; el libro de algún genio que está de moda y obviamente debe ser pirateado; el disco vallenato descriteriado también muy pirata; la maquinita de contrabando para adelgazar mágicamente en quince días; la sombrilla china que se desbarata con el primer aguacero; la docena de limones que parecen uvas; la desagradable publicidad de Ola en pancartas haladas por muchachos sin trabajo; las mandarinas amarillentas por el polvo; las gelatinas de pata en bandeja de plástico con las que se podría edificar un rascacielos; peinillas- cepillos y shampoo en sobres; artesanías de dudosa procedencia; el gamín ensucia vidrios con su botellita de agua con Fab y la escobilla de caucho pegada con Boxer mágicamente al palo de una escoba; El Tiempo y su publicidad Estatal recalcitrante o la edición recalentada del domingo de El Espectador; la película de cartelera en versión VCD o VHS muy mal pirateadas; las bambas – moñitas – hebillas o cuanta pendejada plástica se puede vender contando muñequitos y mamarrachos de los programas infantiles de TV; ni mucho menos es la toalla, la bayetilla o los extintores para automóviles llenos agua y maisena, o también se podría pensar que es la descomunal miseria expuesta por los cientos de miles de desplazados a la fuerza, el polocho que se esconde detrás del primer poste o árbol que puede para poner una multa y gozar de la mordida o el chantaje porque aquí nadie sabe lo que es una direccional, el pico y placa o una luz roja, la patinadora curvilínea que mete a la fuerza por las ventanas de los autos volantes de cualquier cosa (menos de algo que valga la pena); o el típico trancón de las horas pico y a la postre el programa de radio donde el locutor dice cualquier pendejada para captar audiencia como en La Luciérnaga o La Zaranda o en último caso, algún chisme del politiquero de turno, sino que es nada más y nada menos que el muy disimulado Bombon-Bun… que de humilde no tiene nada. La bolita con palo manda.De él se venden al mes un millón doscientos cincuenta mil unidades en todas sus facetas, olores, colores y sabores. Si usted lo creía un simple dulce con un palito abajo, de donde agarrarlo sin untarse y nada más, pues se equivocó. La corona de celofán adornada con dibujitos de colores chillones y formas bizarras engaña al ingenuo que no sabe de gustos ni de negocios (cosa que es la más importante). Él, que no vale más de doscientos pesos colombianos en una tienda y que en semáforo por caro le saldrá por cuatrocientos, vale más que una simple tonelada de oro endulzada con los sabores del trópico.

viernes, enero 28, 2005

Bailando Con Serpientes

Por un momento supongamos que usted, estimado lector, es nada más y nada menos que quien es dueño del poder político y administrativo de esta loca Colombia en la que azar del destino nos tocó nacer. Así que ¿a qué juega usted, cuando en vez de dedicarse a arreglar la casi infinita lista de problemas que tiene su nación, se va para la frontera a torear al vecino que acabó de ofender? Bueno… seamos realistas, no lo ofendió, sino que lo amenazó directamente porque le comprobó que su ejército es supremamente permeable a cualquier intento suyo…
Si Colombia había respetado las Normas y Tratados de Derecho Internacional hasta ahora (y eso que los gobiernos pasados fueron aún peores o quizá nunca sabremos la verdad y todo no es más que una pantomima) y le da por irrumpir en suelo extranjero, pues hombre… lo mejor que usted puede hacer es disculparse, porque lo más posible es que le hagan exactamente lo mismo, porque el único que lo apoya es su amigo del Norte. Claro, si usted se va a las malas, que es lo que parece que va a pasar, pues si le conviene ese apoyo, pero como usted no está en condiciones económicas (pero políticas si, aparentemente) de plantear un enfrentamiento armado… ¿para qué carajos se pone a hacer fieros?
Bueno si, usted tiene razón, demostró que puede torcer militares allende las fronteras, pero le costó platica, y esa platica no es suya, es del Estado Colombiano y para colmo, mire que el tiro le salió por la culata, porque le salió más cara “la vueltica”. Ahora tiene jodido al oriente del país porque no hay gasolina (de contrabando, pero gasolina que usted no ha podido llevarles nunca, quizá porque le interesa un carajo) y como su vecino está realmente piedro porque usted le demostró que la lealtad de “la causa” también se puede comprar, pues le frenó los camiones de los muchachos que hacen negocios con las empresas de la nación de su vecino y para completar el cuadro, como las carreteras de ellos son mejores, pues tiene aguantando necesidades a muchos de los que también pagan los impuestos con los que usted tiene bien vestiditos a sus soldaditos, porque es más fácil dar la vuelta por el patio del vecino a saltar la manigua que usted tiene y a la que no le ha construido vías nunca.
Así las cosas se ponen más fregadas de lo que están y el panorama que antes se veía gratamente nacionalista e idealista para rodearlo a usted como la unidad del poder, pues la verdad verdad… como que se desvirtúa más rápido de lo que los ingenuos alcanzaron a imaginar (o sea, usted, sus amigos y yo).
Lo más maluco de todo, es que usted está cayendo en el juego tergiversado que le plantearon alegremente sus amigos que ya vienen desde hace mucho rato, jugando las mismas cartas de sus no tan amigos. En consecuencia, el campo de recreo y distensión en el que usted tiene para sus amigos un rincón de la patria, pues la verdad verdad… pierde validez política, porque usted no está demostrando voluntad de paz, sino todo lo contrario y mas bien todo parece es revanchismo y no una sana intención de buscar acercamiento entre las partes emproblemadas (o en conflicto, como dicen los que saben de política y guerra).
¿Ya sabe? El problema más verraco que tiene usted, ni siquiera es con su vecino ruidoso y marrullero, sino es con el amigo del Norte que le está apoyando en esta trifulca, porque él le va cobrar en últimas ese apoyo. ¿A caso no había escuchado el famosísimo axioma callejero que dice “nadie te invita a almorzar gratis”? Si señor, su amigo del Norte no hace nada gratis, y él le va a pedir que le envíe en muestra de agradecimiento sencillo (así como gesto de parceros) un par de los muchachos mañosos que usted tiene tan bien resguardaditos en el campo de recreo y ahí si que se va a meter en la grande. ¿No lo había pensado? ¿No? Lástima, porque o sino, no la hubiera embarrado tanto o por lo menos que hubiera valido la pena el esfuerzo al agarrar a un “monito” de esos que tiene de apodo Jojoi, un Raúl algo… o algún otro barbado de esos que tanto lo desvelan.

lunes, enero 24, 2005

Pensamientos...

La vida hace, a menudo, ciertos ajustes de cuentas que no es aconsejable pasar por alto. Son como balances que nos ofrece para que no nos perdamos muy adentro en el mundo de los sueños y de la fantasía y sepamos volver a la cálida y cotidiana secuencia del tiempo en donde en verdad sucede nuestro destino.
Álvaro Mutis
La ùltima escala del
Tramp Steamer

Disculpita

Bien respetados amigos, les comento que mì Pc està enfermito... asì queme demoroen publicarpor lo menos unoscinco dìas...

lunes, enero 17, 2005

El Coro De Hades

Esencialmente, la crisis entre los Gobiernos actuales de Colombia y Venezuela, se debe, indiscutiblemente a la formulación de opuestos políticos y de echo.
Los actos miden a los hombres y a los políticos, los miden sus muertos. Es indiscutible que el gobierno venezolano apoya y protege a la delincuencia organizada colombiana (representantes del narcotráfico, la industria del secuestro – extorsión y especialistas en peculado) encabezado por la guerrilla de las FARC y por supuesto, de la impresionante cantidad de narcotraficantes que utilizan como rutas de salida de sus “mercaderías” a Venezuela. Y el Gobierno colombiano, de alguna manera provee apoyo para sus amigos de derecha.
En todo caso, Colombia que es una Nación Soberana y que se encuentra en guerra interna (así se diga lo contrario) desde hace más de setenta años, representado en su Gobierno actual, evidentemente ha empleado herramientas que no son ética ni legales para la captura de los criminales que afectan seriamente sus intereses patrios. Tristemente, por la incompetencia de sus dirigentes, Venezuela se dirige al mismo ojo del huracán que arrasa a Colombia.
Desafortunadamente, la situación actual entre las dos naciones era algo que se veía venir desde hace un par de años, o mejor, desde que por fin un gobierno se ha apersonado de la situación en Colombia, a su modo muy personal, pero lo menos lo están haciendo. Para desgracia del ciudadano común y cantante que vive en Colombia, sufre el yugo de una ultraderecha arraigada meramente en principios sin finales comunes y bastante egoístas. Pero tengamos en cuanta que cada vez que una derecha se monta en el poder (en cualquier Nación), tiende a enseñarle a los pueblos lo que es la democracia como realidad y no como una simple construcción ideológica de papel enmarcada en una Constitución en la que ni los que la firmaron creen y mucho menos protegen. Es decir, después de mucho sufrir (un ejemplo válido de ello son Alemania y Austria) se comprende el significado objetivo de los conceptos, pero traídos a la realidad y bajados de las nubes utópicas de la política supraretórica.
A su vez, la izquierda en Latinoamérica ha demostrado por medio de sus actos e historia una incompetencia total y absoluta que raya en el cinismo. De la lucha ideológica dichos “revolucionarios” pasaron a las vías de facto sin medir nunca las consecuencias y finalmente a la delincuencia organizada, convirtiendo al secuestro, la extorsión y el narcotráfico en un sistema de ganancias personalizadas y las “tropas de la revolución” en esclavos políticos e ignorantes. Ese es el gran escándalo detrás de la captura de Rodrigo Granda: Ya que es realmente notoria la reacción del gobierno venezolano en señalar todo como un secuestro patrocinado desde el Palacio de Nariño. Así que más bien deberíamos preguntarnos: ¿Qué sabe Granda? ¿Qué es lo que se quiere con tanto ahínco ocultar? ¿Qué pruebas puede tener éste delincuente entre funcionarios de los gobiernos vecinos (Venezuela y Ecuador) y las FARC? ¿Cuánto dinero maneja Granda de las inmensas arcas ilegales de las FARC y en qué bancos, qué naciones y bajo qué condiciones, así que el problema puede ser solo de dinero y no ideológico como no lo han mostrado?
Recordemos que hace un par de años, frente a la “asamblea bolivariana”, el señor Chávez dijo “(...) me gustaría ver las botas de los soldados bolivarianos siendo bañadas por el mar pacífico”. ¿No será más bien que lo que Chávez persigue es una excusa para entrar en guerra con Colombia? ¿Es que como Uribe a todas luces es representante de la derecha, sería el enemigo ideal para la “lucha” de la causa chavista y la oportunidad no se puede desaprovechar?
Claro que también podríamos pensar que es una estratagema de la administración Colombiana para justificar el proceso de paz en Ralito y luego, la incorporación de los paramilitares a las filas del ejército, cosa que no sería de extrañar en una Nación como Colombia donde una situación tan aberrante como ésta suele pasar cada rato. Y luego, si llega a haber guerra, pues, en vez de criminales, los paras, pasarían a ser héroes de la patria y hasta protegidos por una ley de amparo como las que suelen expedir para veteranos de guerra.
Así mismo, la famosa excusa alegada por la administración actual venezolana de un complot o consenso de derecha colombiana y de los Estados Unidos de América, contra la integración bolivariana no es más que una treta retórica. Porque en efecto, si nos fijamos bien, en teoría, la famosísima entrada de los países bolivarianos a un Tratado de Libre Comercio no es más que eso mismo, una integración económica o de cooperación en comercio, infraestructura e industria entre Naciones hermanas. Total, quien más saldría beneficiado en dicho pacto sería Venezuela misma al contar con una industria mejor protegida y estructurada y Colombia, como siempre, saldría perdiendo, porque eso si, nuestros políticos son unos verdaderos genios apara hacer negocios, pero que los beneficien a ellos y no a la Nación para la que se supone trabajan.
Lo realmente cierto es que los barones del narcotráfico en Colombia, Venezuela y Ecuador en la actualidad son las guerrillas, tonto de izquierda como de derecha y ellas con sus impresionantes recursos económicos tranquilamente pueden comprar conciencias, ciudadanías, procesos de paz, pasaportes, acilos, procesos judiciales y Gobiernos.
Curioso es que Chávez no recuerde que la PTJ (policía técnica y judicial venezolana) tiene la costumbre de entrar hasta Bucaramanga a secuestrar gente desde hace más de 20 años. Recordemos nada más, por ejemplo, el caso de un comerciante de la Ciudad de los Parques acusado de homicidio (según los chismes, de un terrateniente venezolano) y posteriormente un contrabandista en Cúcuta, que fueron secuestrados por allá en los años 80. Claro que si seguimos hablando de violaciones de soberanía, tendremos entonces que recordarles a los venezolanos las masacres en los llanos hechas por las fuerzas armadas venezolanas a caseríos colombianos y la violación reiterada del espacio aéreo colombiano por parte de la fuerza aérea venezolana y hasta el derribamiento de un helicóptero del ejército colombiano por parte de fuerzas hostiles del país de Chávez y José Vicente.
Por otra parte (una que según se entiende y casi nadie parece ver) con el aumento en el gasto armamentista que han realizado los dos Gobiernos en crisis, lo que se avecina es una guerra. En primer término, porque Chávez, como Uribe quieren ser vitalicios en sus cargos; luego, porque la derecha y la izquierda solo tienen una finalidad real, es decir, consecución y acaparamiento de dinero y miedo para poder manipular a los pueblos a su antojo; en tercer lugar, la costumbre de matar al otro porque piensa diferente; y finalmente, simple y llanamente, porque hace ya casi 30 años que no hay una guerra realmente seria en la región y económicamente, ello beneficiaría muchísimo a las empresas productoras de armas que normalmente no venden sino chichiguas por estos lares.Así las cosas, veremos un combate entre bombarderos rusos de última generación siendo pilotados por venezolanos (apoyados en tierra por las fuerzas de ocupación bolivariana de las FARC) contra el mayor ejército de Latinoamérica (y el más entrenado aunque no el más efectivo o eficiente y lleno de paracos y fuerzas especiales entrenadas por los amigos del norte), es decir, el ejército colombiano y las bajas, seremos nosotros, los que no tenemos velas en ese entierro y solo pondremos los muertos que no tendrán a quién o qué reclamar, porque terminará siendo una guerra legítima donde no ganará ninguno de los bandos enfrentados y todo será aún peor de como es ahora, para todos.

jueves, enero 13, 2005

Cuestiones de Arepa

No es que sea un problema de adolescencia tardía, de adultez temprana sino social. La cosa es simple en una nación como Colombia donde las divisiones socioeconómicas son fácilmente apreciables:

A. El estrato 6 se cree europeo

B. El 4 y el 5 se creen Norte Americanos

C. El 1 el 2 y el 3 se juran maxicanos

En realidad, lo curioso no es descubrir eso (todos sabemos en Colombia que esa es la única esperanza como para pensar que se tiene un lugar lejano hacia donde escapar de tanto problema. Pero siempre estaremos solos así nos declaremos inocentes, vivos o enterrados) sino aquellos que se encuentran flotando entre los sueños de los demás. Con éstos últimos me pregunto si están a la altura del conflicto.
Aquí la gente se engloba y la dejan englobarse; la educación no sirve para aterrizar sino para diseñar más aviones de humo.

Pongo tres de ejemplos clásicos como para que la cosa sea más clara y de los cuales fuy testigo presencial y no de oídas. No te asustes:

Primero. Un día cualquiera del año pasado estaba sentado en un café de mí ciudad y llega un amigo, con cara de preocupación que generaba miedo y me pregunta antes de saludarme, “¿Sam, leíste el informe de prensa de la Williams, sobre el consumo de combustible en la última carrera?” La verdad quedé atónito. Esperaba que me dijese algo diferente y realmente serio, como que había perdido su empleo o que estaba pasando por una mala época de depresión psicológica o económica, pero.... ¡¡¡si en la casa ese chico ni un Renault 4 destartalado hay!!!! Luego, me aseguro que como Scalabroni, él se iría a Italia a ver como iba el progreso del diseño.

Segundo. Un día iba yo caminando hacia la biblioteca Darío Echandía y me topé con una niña (Claro, ella tiene como 25 años ya) que hace rato no veía (quizá un par de años o más), casi que ni me saluda (y eso que hasta nuestro cuento raro tuvimos) porque estaba jugando con un celular que me dijo muy contenta mostrándomelo, se lo habían traído de Miami, y luego agregó “Es que Miami es muy bonita, nada como esta porquería de Colombia. Digan lo que quieran los ñeros, pero Miami no es Cali con playa”.

Tercero. Como para escribir un cuento me gusta buscar información (como para no embarrarla tanto), me dio por meterme en una de las plazas de mercado de mí ciudad, para ver cómo es que hablan y se desenvuelven los que se dedican a vender y comprar comestibles en tan singular microcosmos social. Toda la música que se escucha en los estrafalarios equipos de sonido portátil es ranchera (mexicana) o sino, “el disco de moda” es un corrido, pero de los prohibidos, de esos que le cantan al héroe delincuente y al despecho (o tusa). Así que me acerqué y le pregunté a un muchacho que estaba vendiendo frutas, qué le gustaba hacer en sus ratos libres y me dijo “huy mono, jetiar aguardiente o unas amargas escuchando unos güenos corridos. Porque eso si es música, catié y verá que dicen la puritica verdad, como “Billete verde” o “Rata de dos patas”

Siguiendo éste mismo orden de ideas, resulta que Colombia es plurietnica y cluricultural, lo que nos conduce a pensar que la noción de Patria o Nación debe ser un acepción supremamente abstracta pero al mismo tiempo, para mí sorpresa, unificada.
Los costeños de la Mar Atlántico entre ellos son muy diferentes. Los guajiros parecen primos no muy cercanos (culturalmente hablando, claro) de los habitantes de Córdoba, Sucre, Cesar, etc. Mientras en Barranquilla la salsa parece ser el instinto ciudadano con la champeta y el reguetón, en Cesar o en la Guajira el Vallenato aún es la voz del sentimiento. En el Departamento del Atlántico hay alambiques por todos lados y curiosamente, la policía misma va y compra allá su propia ración de ron, mientras en Córdoba y Guajira el “amarillito” es lo que se toma porque es muy barato.
Los “paisas” entre si, son algo diferentes, “pues, ave María, parce...” los antioqueños tienen costumbres diversas si los comparamos con los amables ocupantes del Eje Cafetero. Nada más hay que degustar una arepa en Armenia para descubrir que sabe muy diferente a la que hacen en Berrio o en el mismo Medellín. El impulso comercial de todos es parejo, pero la amabilidad del quindiano parece ganarle la delantera al paisa, a pesar de que las industrias son de Medellín.
Los santandereanos (y los del Norte de Santander también) tienen sus extrañas similitudes con los tolimenses así queden un poco lejos los unos de los otros. Los tres son recios, templados y cocinan tamales, pero la lechona es tolimense y no lleva arroz, como se la vende en Bogotá. Y resulta que los tamales de los tres departamentos son realmente diferentes y sin embargo, deliciosos en su propio estilo y naturaleza.
Los vallunos y los chocoanos tienen mucho en común, pero las tendencias étnicas los distinguen. El sancocho del Valle no tiene mucho que ver con el sancocho de pescado de Buena Ventura y las cocadas de del Valle si que saben diferente a las chocoanas.
Los habitantes de los llanos son tan parecidos a los llaneros venezolanos que uno se pregunta si pasó alguna frontera; pero lo curioso, es que de Bogotá a Villavo uno no se gasta más de tres horas. El arpa y la mamona llaneras, son tan comunes a todos, que las adaptaciones se ven por todas partes, como sucede con “cerdo a la llanera” o en restaurantes gourmet escuchar la hermosa tonada de un arpa llanera. Y aún así, nunca hemos traspasado la frontera.
En Nariño y en el Cauca, la situación es por el estilo, pero uno se pregunta en el Cauca si está en Valle aún, en una extensión de Nariño o en los dos al mismo tiempo. Claro que con los pastusos la cosa cambia un poco y nos acordamos del efecto que se siente en los llanos de la influencia de las fronteras. La Fe y el folclor en estos dos departamentos son tan arraigados, que da la sensación de que se está entrando a otra nación.
Curiosamente en el Altiplano la cosa no es tan diferente como uno fuera a creer por tratarse del interior del país; la verdad, es un reducto de igual a todos los rincones y ninguno. Como Boyacá y Cundinamarca son el centro de Colombia (físico y político) podemos encontrar de todo un poco además de las costumbres de los lugareños. El ajiaco y la masamorra son parte de la cultura colombiana tanto como el vallenato, el sancocho valluno o la parva paisa. Bogotá reúne a toda nación en sus seis millones de habitantes en la loca ambición de la convivencia pluricultural y étnica que ni hemos notado; sin importar la procedencia, El Distrito es el mejor ejemplo de que Colombia en realidad existe, no como concepto solamente, sino como elemento concreto del desarrollo social de una Nación. Si, pueda que Bogotá sea para todos una locura por su tamaño, la población desmedida y hasta el desorden, pero nadie puede negar que allí siempre hay un rinconcito para todos. Boyacá por su parte, nos guarda parte de la historia de emancipación y hasta fósil; sin lugar a ninguna duda, es la plaza ideal vacacional por cuanto su gente es amable y el paisaje es hermoso además de ser una de las despensas alimenticias más importantes.
Pero lo cierto es que de las cosas que nos sentimos orgullosos como Nación nos queda ya muy poco porque no nos pertenece o simplemente lo estamos destruyendo cínica y sistemáticamente. ¿Atenas suramericana? No lo creo... nuestra cultura está migrando desde hace más de sesenta años hacia la violencia generalizada en los campos y trasladada a las ciudades en los desplazamientos obligatorios y en la concentración de riqueza en los mismo núcleos. ¿Colombia sinónimo de democracia? Eso si está como difícil con tanto problema social, insurrección armada (de derecha o izquierda, total, son la misma cosa), la falta de garantías políticas, la inseguridad jurídica, el abrumador avance de la censura y la militarización de la convivencia ciudadana.
Nuestras bellezas naturales ni siquiera son fruto de nuestro trabajo, antes al contrario, cada día desaparece gran parte del bosque nativo, de páramo, selva y nadie hace algo decente por preservarlos. Escuchar de la existencia de un tigrillo es prácticamente un mito urbano; en los páramos se cultiva la flor maldita (amapola) y en lo que antes eran los montes, pues se cultiva es coca o marihuana.
El Transmilenio del cual se sienten tan orgullosos los bogotanos, no es más que una copia vil del sistema de transporte público de Portland en el Estado de Oregon (USA) o los tantos sistemas de buses en Europa (vaya y se dan cuenta). De original, el Transmilenio no tiene nada más que las ganancias para quienes son los afortunados dueños de los buses, porque el Distrito no recibe sino el 7% de la totalidad.
Medellín nunca necesitó un metro y mucho menos elevado y su industria hilandera está a punto de quebrar gracias a los tratados y el avance descomunal de los chinos en esclavitud industrial y que vende tela como si se tratara de nada. Barranquilla no tiene un puerto apto para la llegada de cargueros de gran calado y las dragas que se han comprado son una estafa completa y para colmo, Colpuertos quebró gracias a la burocracia, y la inestabilidad judicial. El Valle y el Tolima están plagados de traquetos y narcotraficantes de la nueva ola, es decir, por profesionales recién graduados de las universidades o empresarios que vieron como una buena opción económica ganar dinero gracias a los fármacos ilícitos. Antioquia vive una guerra entre paramilitares y guerrilleros (guerra inexplicable, por cierto) comparable con la de los llanos por las regalías emanadas del petróleo. Todas las ciudades se están llenando de “chicas prepago” y de clínicas clandestinas de abortos y de cirugía plástica que nadie con decisión de poder político y social parece ver. Las universidades no cuentan con investigadores realmente serios y aterrizados que fortalezcan la poca industria que tenemos, porque al parecer, los dichosos investigadores necesitan aceleradores de partículas, túneles de viento y computadoras de inteligencia artificial para poder desarrollar sus dichosos proyectos. Y para terminar de completar el cuadro de bellezas de nuestra Colombia, resulta que el sistema de educación cada vez está peor o aún más atrasado respecto de las realidades y el sistema económico imperante en la región, que a todas luces es el capitalismo salvaje. La pobreza es tan generalizada que ya se empezó a notar en cada esquina de los pueblos y ciudades; pero como el colombiano es un muchacho recursivo, la migración allende la mar es tan alto que ya no existe una población adecuada para competir económicamente con otras naciones gracias a los tratos; pero lo peor de todo es que no están viajando al exterior solamente profesionales, sino también profesionales especializados y hasta con doctorados. Se supone que la pobreza es de más del 65% en cifras oficiales, así que en una realidad objetiva sería posiblemente superior, mínimo en un 10 o 15% más; es que aquí nadie le puede creer al DANE, lo cual nos deja entrever que seguridad social no tiene nadie que en realidad la necesita. Los hospitales que no están quebrados, ya llegaron a tal carnicería hace rato, porque como cosa rara, los recursos para ellos nunca llegaron y lo que pudieron hacerlo, pues se lo tragaron en pendejadas, los sindicatos de los robaron o sus directivas. De vías estamos llevados: ¿Cómo es posible que se cobre hasta seis veces el mismo impuesto y las vías sigan igual de mal e inseguras tanto entre los departamentos y municipios como en las ciudades y pueblos? Los aeropuertos (hasta El Dorado) parece una pista de juguete para aviones de papel, pero eso si, Aerocivil es el mismo ente regulador y sancionatorio que todo le parece que está bien. La guerrilla cada vez es más poderosa y los paramilitares también: muerte y más muerte, más delitos de toda naturaleza y nada, todo sigue empeorando para el ciudadano normal, pero para el criminal el panorama es más atrayente.
Aquí es donde uno se pregunta ¿Cómo es posible que aún sigamos siendo una Nación? O también... ¿Se imaginan si fuésemos como algunos pueblos que viven agarrados entre sus propias etnias?
Pero el mayor problema de todos en Colombia o de los colombianos es que no soportamos el peso de la verdad y sus honorables consecuencias.

martes, enero 11, 2005

Un problema Granda

En un sentido amplio, el concepto de Soberanía Nacional es prácticamente aceptado universalmente como: aquél poder que reside en el pueblo y se ejerce por medio de su voluntad a través de órganos, herramientas e instituciones consagrados de ente mano en un documento común a todos los suscribientes llamado constitución.
Pero el orden inmaterial de las ideas contempladas por la democracia, también nos conduce a pensar en el sentido de las fronteras y las jurisdicciones como el poder de ejercer justicia realmente soberana, es decir, basada en un sistema equitativo, consecuente con las libertades y un proceso judicial coherente.
Pero... ¿Y si un supuesto igual a mí Nación está violando el sentido común de la justicia amparado en políticas supraretóricas y para colmo salidas de la realidad por el solo echo de buscar una razón válida por la cual delinquir, entonces yo, como representante del estado y constitucionalmente obligado a cumplir con una misión qué hago?
Entonces hacer el bien y el mal al mismo tiempo suele ser el pan de cada día pagado con las traiciones y los enigmas prácticamente igualando al crimen organizado. Lo cierto es que no hablamos de niños jugando a la pelota, sino de Naciones realmente constituidas y reconocidas mundialmente pero que juegan a la diplomacia como si se tratase de una partida de cartas plagadas de comodines. Claro que tampoco es bueno hacerse de enemigos que no están a la altura del conflicto, pero la duda a veces invade hasta a los sabios y así pues ni modo. El tiempo pasa y el trance aumenta (El pasado es real y no se puede esconder por más que se intente gracias a la utilización de los medios de comunicación y la masificación de las prohibiciones a la libertad de prensa y en últimas, ningún estatus político viene a ser consecuente con la democracia) mientras los problemas van progresando inversamente direccional a la verdad.
Pero... ¡Es que estamos hablando de un criminal. De un delincuente! Y algo tenemos que hacer.
Si, la verdad es que se violaron derechos y soberanía de otros en aras de una captura, pero resulta que nuestros vecinos que se dicen tan demócratas no hacen nada por colaborar (así sea poniéndose a un lado, que es lo único que se pide) con nuestra endeble soberanía y más bien patrocinan más situaciones atroces. Entonces... ¿No podríamos pagar con la misma moneda? Realmente sería justo y nada apartado de una equiparación relativa de cargas políticas y sociales. Por su parte, Norte América demostró con la Doctrina Camarena que si se puede y debe hacerse si no se encuentra otro camino posible y la diplomacia a perdido todo su sentido en el intercambio de documentos de cancillería a cancillería.
No estoy justificando la captura de un nacional colombiano por parte de los efectivos de Colombia en suelo extranjero, pero si no había otra opción porque Venezuela evidentemente es territorio guerrillero... ¿Qué más se puede hacer... ah?
Por otra parte y como se entiende en un contexto real lo sucedido, lo que antes nos parecía un problema de ideologías políticas, ahora se nos presenta como una situación meramente económica y nada más. Unos por lado, cuidan al que paga el arriendo de la ciudadanía y de paso alegan porque el dinero que pagaron por la captura fue a dar a simples policías (pero es que ellos pusieron el pecho y semejante acción merece respeto) y los de aquí, seguro están detrás de las cuentas bancarias que maneja el individuo que se capturó.

sábado, enero 08, 2005

A Simple Vista II

Por un momento aceptemos que en verdad, la Orden de Sión existe como movimiento político y a su vez como institución religiosa de carácter privado y que todo el conocimiento del que ahora gozamos (los que no pertenecemos a dicha organización y que no deseamos formar parte de sus filas) sobre el contexto en el que Jesús vivió es más o menos real y que son ellos los guardianes del Santo Grial:
El Santo Grial es la descendencia de Jesús y María de Betania (la misma María Magdalena). Pues la palabra nace gracias a la deformación de Sant Graal que en un francés incipiente no significa otra cosa diferente a Sangre Real.
Así que aceptamos (de una vez por todas y sin molestarnos en buscar linajes perdidos en la niebla de los tiempos) la remota posibilidad de que Jesús sea descendiente de la casa de David y que María de Betania era Benjaminita y por consiguiente, tenía derecho político y por linaje al trono de Jerusalén. Y que además, si hubo hijos de esa unión, ellos tenían derecho también a la sucesión y los privilegios de la dinastía real.
En consecuencia, fundamentalmente, el trono de la Francia gala les pertenece por formar parte de la dinastía Merovingia y luego por las continuas uniones entre dicha casta, decir, que tal poder abarcaría Uzés, Tolouse, Narbona, Barcelona, los Pirineos, Pamplona, Lorena, Jerusalén y Austria. En tercer lugar, imaginemos que los partidarios del mensaje se encuentran deslegitimados por cuanto acomodaron (tergiversaron, manipularon y mutilaron) el conocimiento y el mensaje real sobre Jesús a su antojo, por lo cual llevan mintiendo más de mil setecientos y punta de años en los cuales se han mostrado los patriarcas desde roma, como la organización religiosa y política más asesina de la historia de la humanidad. Cuestión que indudablemente va en contra del supuesto creo que predican de paz y amor.
Irenéo, Orígenes, el Obispo de Marsella (entre todos ellos contemporáneos) y el resto de obispos que se confabularon para llevar a cabo la gran estafa mística, sabían a ciencia cierta lo que estaban haciendo, pero en principio por hambre de poder y manipulación de la culpa, nunca porque fuesen partidarios del mensaje divino, pues sus actos atestiguan lo contrario.
Según varios historiadores (entre ellos los investigadores que presentaron al mundo el texto Holly Blood and the Holly Grial) afirman que Barrabas es la figura más extraña del Nuevo testamento y que lo más posible es que él sea en realidad el hijo legítimo de Jesús. Curioso es que en la Biblia universalmente aceptada no se haya borrado su existencia y aún más interesante es suponer que entonces Barrabas sería el legítimo dueño del trono al que Jesús pretendía por simple linaje. La gran pregunta es ¿Qué pasó con Barrabas, qué fue de él, migró con su madre a tierra extranjera? Si las leyendas sobre el Santo Grial son ciertas, lo más posible es que el adolescente Barrabas efectivamente tuvo que salir corriendo de Tierra Santa para salvar su pellejo.
El mito de la Arcadia creada por Virgilio, fue transformada a las necesidades y la mentalidad Judeocristiana para beneficio de los refugiados religiosos y políticos que migraron obligatoriamente a Grecia y posteriormente a Europa. O sea, por la familia de Jesús y sus descendientes. Quizá algún día de estos (es que ya se han liberado muchas cosas) un arqueólogo bien informado o educado para tal situación, reencuentre la tumba de Jesús, pero con él adentro, que nos dejaron los Templarios.
Porque, el Corán, las leyendas de la edad media y muchos investigadores afirman que Jesús no murió en la cruz, sino que fue hábilmente reemplazado por un sustituto (¿Se habrá ofrecido plácidamente, habría sido engañado por el séquito de Jesús o simplemente fue confundido?) que se supone se llamaba Simón de Cirene. Ésta afirmación eliminaría toda posibilidad de la resurrección física de Jesús y más bien deberíamos pensar en dicho proceso como en un elemento agnóstico y totalmente simbólico.
¿Y qué a todo esto? Pues nada. La fe sigue y seguirá siendo la misma por más pruebas o elementos afirmativos que se presenten para tratar de iluminar un camino menos tortuoso del que nos han enseñado desde hace casi dos milenios. El milagro de las religiones o la fe es simple: A. La fuerza de la costumbre social es más fuerte que la verdad objetiva o el peso de la historia. B. La fe estructurada como dogma genera esperanza, se representa en la utopía (no la de Moro), el anhelo de un mañana menos doloroso y de una vida después de la muerte porque así se opine en contrario la vida parece muy corta y superflua. C. La idealización que se ha venido fortaleciendo con los siglos de Jesús, es la representación del hombre “perfecto” para Occidente, o del modelo a seguir por parte de hombres y mujeres.
Así que nada en absoluto cambiará por más esfuerzos que se hagan para desmitificar el dogma. Gran parte de la humanidad cree irrefutablemente en la figura de Jesús como el Hijo de Dios Hecho Carne, no poco o nada les interesa la postura dinástica o política del Rey – Sacerdote.
Supongamos que la Orden de Sión (o Priorato de Sión, que a la larga son la misma cosa) revelara hoy o mañana la real vida y muerte de Jesús, su linaje y así mismo, que presentarse pruebas incontrovertibles y total y absolutamente fidedignas. ¿Qué sucedería con el Priorato de Sión? ¿Les entregaríamos los occidentales el poder por aquellas razones? ¿No se supone que las monarquías solo han generado gastos (normalmente excesivos y superfluos) y problemas a las sociedades que han regido por el despotismo, irracionalidad de poder que encarna la centralización del mismo en la mente y cuerpo de un sujeto que a duras penas puede sonreírle a un grupo de personas porque no es más que un adorno? ¿Tendrían derecho las directivas del Priorato de Sión para exigir alguna clase de atribuciones o retribuciones? ¡¿Y la DEMOCRACIA QUÉ?!
Dicen que la fe mueve montañas, pero todos sabemos que no es verdad. Pecando y luego rezando no se arreglan los problemas de la humanidad, hay que actuar, pero bien. Y para ello tenemos a la ciencia, la tecnología y la infinita ambición y curiosidad del hombre para lograrlo; todo ello, enmarcado dentro de los límites políticos (las constituciones, tratados y leyes) que representan a la comunidad y no al supuesto derecho hereditario de unos pocos que no son diferentes a ninguno de nosotros mismos y que somos los plebeyos.
Por lo tanto, la secularización de la humanidad a lo largo y ancho de la esfera terráquea no es un simple fenómeno moderno, sino una respuesta al desarrollo que ha venido de la mano del progreso político (ríos de sangre con los que se ha abonado el árbol de la libertad), económico (justicia social eliminando las figuras ineptas de poder), cultural (educación y medios de comunicación), científico (descubrimientos y avances en genética, física y las demás ramas de las ciencias con poder para cambiar la existencia) y tecnológico (masificación de la ciencia en manos de la humanidad) de la sociedad en general y parar tal proceso es literalmente imposible, como sucede con la globalización. No creo que alguien dos dedos de sesos en el Occidente actual (sobre todo en los países desarrollados), gozando de los placeres (y libertades) de la democracia, vaya a aceptar un cambio radical de las posturas y posiciones de poder. Pero si parece muy obvio que algunas instituciones religiosas deberán evolucionar por la fuerza de los acontecimientos hacia la reforma de sus costumbres injustas por la manipulación de la historia que han venido desarrollando y la eliminación definitiva de la culpa congénita.
Consecuentemente, la proliferación de sectas religiosas emanadas del catolicismo (Cristianos, Evangélicos, etc.) no es más que un reflejo de los efectos de la democracia en el dogma; de la emancipación de la fe gracias a las infinitas formas de ver el mismo y singular evento pero desde otros puntos de vista. Pero ellos también deberán reformar su credo, para evitar engaños y tergiversaciones tan comunes como su madre espuria.
Así que de católicos es evidente que Occidente actual deberá pasar a formar parte de una nueva ideología realmente humana, más acomodada a la realidad histórica que se supone ocurrió o debió ocurrir y no la deformación anómala a la que hemos sido condenados desde hace casi dos mil años de mentira y que también acepte las debilidades y las razones humanas como parte del camino de la vida. Por lo tanto, nacerá es un Cristisismo o doctrina realmente justificada en el sentido real y vívido de los Evangelios y sus contenidos. Finalmente, no creo que la Orden de Sión, por más dinero y poder que ellos afirmen tener enmarcados dentro de sus secretos y reliquias, puede de alguna manera cambiar o modificar política y moralmente el mundo actual, mucho menos acabar con la poderosa Iglesia Católica, con su sede principal en Roma. Dos mil años de tradición en los que están fundamentados moralmente todas las Naciones Potencias reales en el mundo, no lo permitirían, o por lo menos, no ahora.

jueves, enero 06, 2005

Canal Caracol Idiotisión

Hablemos claro como para que me de a entender de una: ¿Cómo es posible que sean tan brutos (faltos de sesos) los creativos del Canal Caracol y luego las directivas del mismo canal para presentar en televisión nacional un comercial que genera que los buseteros sean más hijos de puta de lo que normalmente son? ¡Es que los están celebrando!
Y todo por promover la porquería de su reallity de campamento de verano donde los concursantes engordan, las viejas solo muestran tetas y de sobre vivencia ni fu ni fa.
Existe la apología del delito, pero con Caracol Televisión es más bien una apología a la idiotez porque está promoviendo en vez de su programa, que los asesinos que conducen buses en toda esta nación de locos (sobre todo en Bogotá) hagan más de las suyas (frenando, acelerando a propósitos y mandando el bus o la buseta para los lados) y si se trata de hacerlo con discapacitados pues mejor para ellos (lo vi).Si la idea era mostrar gente valiente y arriesgada, debieron mostrar otras cosas, pero no semejante insulto al sentido común y la solidaridad que tanta falta nos hace en un país donde los medios masivos de comunicación educan a las masas. ¡No hay derecho!

miércoles, enero 05, 2005

Autos

Según la Enciclopedia Microsoft Encarta (como para ser consecuentes con el mundo digital) entendemos por los siguientes conceptos...

Belleza: Propiedad de las cosas que hace amarlas, infundiendo en nosotros deleite espiritual. Esta propiedad existe en la naturaleza y en las obras literarias y artísticas.

Gusto: 2. Sabor que tienen las cosas.
3. Placer o deleite que se experimenta con algún motivo, o se recibe de cualquier cosa.
4. Propia voluntad, determinación o arbitrio.
5. Facultad de sentir o apreciar lo bello o lo feo.
6. Buen gusto (facultad de sentir).

Automóvil: adj. Que se mueve por sí mismo. Se dice principalmente de los vehículos que pueden ser guiados para marchar por una vía ordinaria sin necesidad de carriles y llevan un motor, generalmente de explosión, que los pone en movimiento. U. m. c. s. m.

Potencia: (Del lat. potentĭa).
f. Capacidad para ejecutar algo o producir un efecto
2. Capacidad generativa.
8. Fil. Capacidad pasiva para recibir el acto, capacidad de llegar a ser.
10. Fís. Cantidad de energía producida o consumida por unidad de tiempo.
11. Mat. Producto que resulta de multiplicar una cantidad o expresión por sí misma una o más veces.
12. lo último de ~. loc. sust. m. Todo el esfuerzo de que uno es capaz.

Yo no sé a ustedes, pero a mí los lunes y los jueves en las noches no me sacan del Discovery. No por la tecnología, los animales raros y los documentales que hacen de ellos o la ciencia en general... no señores, sino por los automóviles. Digan lo que digan, esos son mis juguetes favoritos.
Bueno, lo que pasa es que en una sociedad donde sobra el dinero es muy probable que los juguetes sean elevados mucho más allá del epítome del respeto común o mundano, como sucede en Norte América y Japón con los automóviles personalizados o modificados. Sin lugar a dudas, son verdaderas obras de arte que además de ser bellos tiene la divertida facultad de rodar por las calles ¡Y con que potencia!
Foose no es un artista, para nada. No señores ¡El verraco es un genio y los demás que salen en Rides, pues no se le quedan atrás¡ Las creaciones de estos magos son tan espectaculares que es difícil olvidarlas, cosa que sucede también con las “modificaciones” que realizan los pandilleros de Los Ángeles en “Enchúlame la Nave” de MTV pero por lo asquerosos y repugnantes. Juemadre si tienen mal gusto los raperos.
Sin importar las inclinaciones artísticas, todas y cada una de las bellezas que han salido en Rides y en los demás programas de Discovery como en Overhauling (no las bazofias que desfilan por MTV como si fueran lo que no son), tienen ese peculiar estilo que las define como excesivamente potentes, únicas y desquiciadamente hermosas.
Desde la Chevy “El Camino” (que era realmente horrible y luego quedo magnífica) hasta los convertibles de ensueño como los prototipos emulación de los antiguos super Shelbys, son realmente norte americanos (quizá hasta se pasan), pero no dejan de ser magníficos ejemplos de buen gusto, diseño y trabajo artístico.
Claro, algunos parecen autos de matones, otros, parecen salidos de la mente de Pinky (el que se la pasa con Cerebro tratando de dominar el mundo) o de genios que viven en otro mundo, pero lo que no se puede negar es que todos los que amamos los automóviles, quisiéramos tener uno así.

martes, enero 04, 2005

A simple vista

Normalmente, la verdad suele ser la visión personal de algunos y no refleja la realidad objetiva, pero a esos pocos, a veces les quedan huecos que no pueden tapar ni con sangre; así que a pesar de sus denodados esfuerzos por rescribir algún pasaje de la historia, con un poco de suspicacia se puede vislumbrar un rayo de autenticidad sobre lo que más o menos pasó en verdad o que se acerque a ella así sea de forma tangencial.
Siendo sinceros, admito que no hay que ser un genio, un nerd o un mago para comprender a simple vista que no existe secreto oculto entre cielo y tierra. Todo sin excepción, algún día se debelará; normalmente solo debemos leer con paciencia el poco material con el que contamos y de él, así no lo creamos en un principio, se puede descubrir algo.
Y eso fue lo que exactamente me ocurrió cuando me topé por casualidad en una investigación bibliográfica para poder estructurar un cuento de la época en que Jesús vivió en Palestina, su mundo y el control generalizado por el Imperio Romano. ¿Quieres aprender de Jesús y de los Apóstoles? Pues tienes que ir directo a la fuente por naturaleza, es decir, será obligatorio remitirse a la lectura juiciosa de la Biblia Católica y en especial, del Nuevo Testamento, representado en el cuerpo de los Evangelios. Bueno, los cuatro (4) Evangelios reconocidos por la Iglesia Católica, que es lo que más tengo a mano. Así que a leer se dijo porque el tema tras de que es largo como una semana sin carne, es árido por el estilo.
Como el tema en cuestión terminó generándome más y más preguntas que la propia Biblia no podía responder (ni mis amigos teólogos por sus obvias inclinaciones) terminé metido de cabeza en otra clase de textos, es decir, libros que contenían análisis hermenéuticos, históricos, caligráficos, sociológicos y antropológicos, semióticos, y de tipología sobre los Evangelios.
A simple vista y por trabajo propio concluí cuatro cosas:

1. A Jesús le quitaron todo lo que tenía de humano para transformarlo en una figura meramente divina, pero dejaron muchos vacíos que lo hacían ver más humano de lo que se puede suponer.
2. María Magdalena es la misma María de Betania.
3. El “Discípulo Amado” no es otro que Lázaro.
4. El mismo que escribió la versión primigenia del Evangelio de Juan es el “Discípulo Amado”, o sea, Lázaro. Y eso si que cambia las cosas.

Recuerdo que Fito Páez dijo en una de sus canciones (creo que en Dos en la Ciudad; no estoy seguro): “... ingenuidad no es ninguna boba”. Que vaina, la verdad, siempre había estado allí y no lo había descubierto antes a pesar de las tantas veces que me habían repetido el mismo cuento una y otra vez en misa o en clase. Yo mismo lo había leído de chico y toda era tan simple, la verdad “...estaba en un mismo lugar, y bajo la misma piel, en la misma ceremonia”, tan de frente que era imposible que la viera si no me alejaba un poco, que fue lo que efectivamente pasó. De aquí en adelante solo son conjeturas, ustedes disculparán si los insulto por la falta de pruebas, pero vayan y se pegan una leída de la Biblia y me comprenderán.
Así que luego de hacerme una idea muy personal de las dichas conclusiones heréticas que brotaban de mí torcida imaginación, me di a la tarea de buscar y leer lo que decían respecto de conclusiones que debían haber salido de la cabeza de otros y que por supuesto debían ser análogas, pero mejor estructuradas y hasta comprometidas en y con investigaciones o estudios serios y de verdad y no un llano acto de conocer como mí intento de estructurar un contexto para uno más de mis descabellados y neuróticos personajes. Pero lo cierto era que como Perceval, empezaba yo también a dudar.
En el libro de un alemán protestante (no me acuerdo del nombre del tipo) que analizaba el contenido de los Evangelios de forma escueta, se colegía que los Evangelios de Marcos, Mateo y Lucas eran anteriores al de Juan. Según el germano, según su caligrafía y estilo, debían proceder del año sesenta y algo y el de Juan, pues era como del ciento doce. La diferencia de tiempo entre los el primer grupo y el cuarto Evangelio era sumamente sospechosa, así que el investigador alemán luego decía que el Evangelio de Juan había sido editado o modificado para la mentalidad griega en la región del Éfeso (o sea, en la Arcadia). Lo que nos indica que sus modificaciones fueron producto de una mente griega pero para mí sorpresa, en todos los libros que busqué, terminaban concluyendo que a pesar de ser el Evangelio más reciente, era en el que más se podía confiar, a pesar de la infinidad de reformas, mutilaciones, tergiversaciones y traducciones.
El libro más serio que conozco sobre investigaciones teológicas es en realidad formado por varios libros escritos (Las Máscaras de Dios) por el grupo de trabajo de Joseph Campbell, y él, para mí sorpresa, decía exactamente lo mismo que el alemán, solo que mejor explicado y hasta con análisis semiótico paso a paso. ¡Y eso que el libro era anterior al descubrimiento de Kunram!
Bien, es curioso, pero los cuatro Evangelios se contradicen en fechas (la entrada triunfante como el Mesías de Jesús a Jerusalén); Lázaro es nombrado pero de forma irrelevante (y se supone que es uno de los milagros más significativos) en el primer grupo de los Evangelios, pero en el de Juan, su papel es preponderante, casi se podría decir que equiparable al de Lugar Teniente de Jesús o su mano derecha (ya veremos la razón). Luego me di cuenta de que había algo que estaba pasando por alto y era la extraña relación entre Jesús y María Magdalena. Se me hacía imposible que un Rabí (es que en casi todos los Evangelios tratan a Jesús de Rabí o sacerdote) fuese amigo de una prostituta o de una mujer adúltera, que sería la otra interpretación que se podía sacar de María Magdalena según la mitología juedeo-católica. ¿Cómo era posible que un sujeto tan casto fuese amigo de semejante mujer? No, eso no me cuadraba, pero todo se empezó a aclarar en el momento que me crucé con la imagen de María de Betania (la hermana de Lázaro) que según se comprende y las normas de comportamiento de la época que se encuentra en cualquier libro de historia, era con Jesús como la de una pareja. Veamos: Las bodas de Caná definitivamente es un matrimonio de ricos, nunca de pobres y los que dan ordenes son María (la mamá de Jesús) y Jesús quien es el que termina (de forma milagrosa) convirtiendo y entregando a la comunidad asistente una cantidad de vino impresionante. Caramba, la entrega del vino solo la hacía el novio según las costumbres de la época y para colmo, había un mayordomo que les ayudaba en la dichosa fiesta. Por otra parte si Jesús era un Rabí como lo dice en todos los rincones de los cuatro Evangelios universalmente aceptados, él debía ser un sujeto instruido, estudiado y en ningún momento un pobre podía optar por tal posición (si nos fijamos bien, casi todos los Apóstoles eran ricos) y según las leyes de la época, un para ser Rabí se debía estar casado, ser célibe era considerado prácticamente un delito y si él lo hubiese sido, los Evangelios lo atestiguarían de frente y Jesús se habría distinguido por ello, pero en ningún lado es mencionado tal detalle. Digamos que aceptamos la posición teológica moderna de que Jesús era Esenio y hasta que era El Gran Maestro del que tanto predican los Evangélicos: entonces, definitivamente tendríamos que pensar que estaba casado, porque de lo contrario, nunca habría podido ser parte del movimiento Esenio por ley, pues la reproducción y la formación de una familia eran fundamentales para alcanzar la iluminación necesaria, según dicho credo. Pero por el contrario, si pensamos en Jesús como un Celote (o sea, la otra tendencia), la cosa es peor, porque el ideal de la secta era pelear política y militarmente contra el yugo romano y para ello se necesitaban soldados, así que había que reproducirse como fuera.
Bien, si pensamos en todo ello, ya le estamos dando a Jesús una postura ya humana, y en consecuencia, no es descabellado suponer que estaba casado por simple necesidad y si él era El Cristo (término que proviene del griego Cristus; que significa Mesías o Rey, pero desde la concepción militar y política) lo cual supone que venía de una familia aristocrática, es decir, eran descendiente de David o de Benjamín y en consecuencia, si él en realidad deseaba ser El Cristo, debía fortalecer su posición, pero de forma política, así que... ¿Qué mejor que un matrimonio con una aristócrata como lo era María de Betania, la hermana de un rico terrateniente como lo era Lázaro y que a su vez, contaba con descendencia real? Ya aclaro este punto, es fácil suponer que cuando Jesús es elevado a la concepción de Hijo de Dios Hecho Carne, sus lazos de sangre y políticos quedaran totalmente en el vacío y en consecuencia, lo que hicieron los santos creyentes de la edad media, fue transformar a una buena mujer en el epítome de la corrupción (eliminando el lado más humano y sexual de Jesús), a pesar de que no pudieron eliminarla del todo de los Evangelios por ser una figura preponderante en el desarrollo de los acontecimientos que se describe en ellos y si le dio hijos a Jesús, pues aún peor.
Desde el principio del Evangelio de Juan, se entiende que Lázaro es el “Discípulo Amado” por la forma en que Jesús se refiere directamente a Lázaro y luego le imparte ordenes y a él es que encomienda Jesús su familia cuando le presenta a María como su madre y a la inversa de hijo a madre. ¿Será que también le confió su esposa? Pues si eran cuñados, lo más probable es que si, cosa que habrá sucedido también con los vástagos del Cristo. Habiendo dilucidado semejantes situaciones, ello explicaría mucho que ahora es para muchos un misterio, pero que en realidad no es más que un problema semántico y retórico, no divino y si muy humano.
Por otra parte, si la idea del Cristo en últimas era vencer al Imperio Romano, a pesar de haber sido asesinado en la cruz, parece que lo logró al final de cuentas. Porque los Evangelios evidentemente tienen un corte tan Greco-Romano que impresiona. Por ejemplo: Dios es pintado casi como Zeus (con la barba, los rayos de luz que le salen de las manos y esa imagen de la belleza perfecta de Occidente encarnado en el perfil masculino de un griego); Hermes pasó a tener las alas en la espalda (como los modernos ángeles) o ser idealizado como una paloma (total, este mensajero también vuela); Jesús ha sido equiparado con Apolo en casi todo; María es Atenea o sino, la Diosa de los Celtas y así sucesivamente hasta el punto en que lo único que se hizo en realidad fue cambiarle el nombre a los dioses y semidioses Romanos y ponerles una que otra cualidad Judía y ya, eso es todo. Pero como se supone que la Iglesia Católica debía formar parte del Imperio Romano o mejor, destruirlo desde adentro, el mensaje contenido en los Evangelios no podía ser un esfuerzo ni bélico o político contra Roma, sino todo lo contrario. Por ello en el Nuevo Testamento se presenta a los Romanos como un pueblo sabio aunque duro, se elimina por completo la noción histórica del yugo y la lucha judía por la emancipación se transforma hacia la personificación del mal.En los demás aspectos concernientes a la mitología Católica provenientes del Nuevo Testamento y que terminaron degenerando empalagoso cuento chino que es el Santo Grial o en la discusión sobre quién es en realidad la Piedra Angular de la Iglesia Católica (¿Pedro, Lázaro, María de Betania, la Magdalena, los hijos de Jesús o Pablo de Tarso?) es mejor no discutir o investigar, ya no hay razón aparente para ello.
Entonces y para concluir, todos los textos sobre conspiraciones teológicas de o en Occidente, tomando en cuenta estudios serios, investigaciones, cuentos o novelas sobre el tema, son una pérdida deliverada de tiempo y esfuerzo, nada más.

domingo, enero 02, 2005

Et in Arcadia Ego

No es que tenga una intención diferente a la usual escribir un cuento en entregas o una novela formada por varios cuentos. Yo nunca tengo segundas intenciones cuando escribo. Lo que pasa en realidad es que sufro de afanes pletóricos de entusiasmo acelerado. Me desespera tener alguna clase material encerrado en mí cabeza, dando vueltas como un carrusel loco que no puedo detener y es entonces cuando se vuelve inevitable no mostrarlo, así sea para que me recuerden que lo escribí a la carrera, que está plagado de errores y que se contradice en todos sus sentidos, si es que en algún momento los llegó a tener o que me recuerden a mí madrecita.
Creo que eso fue lo que me pasó con la historia de la monja que en últimas decide que no tiene otra alternativa que convertirse en bruja después de haber pasado por una docena de oficios varios... oops. Lo siento, se me había olvidado que aún no he contado esa parte; pero la verdad es que la brujita me tiene como enredado. No es que sea mí versión de una metamorfosis desde la raíz del espíritu a la pasión desenfrenada del sensualismo del siglo XX y de regreso al mundo de la fe pretérita; no, no es así: Simplemente, como a muchos, a la monja tomó una decisión que le tocó sostener por la fuerza de la costumbre. Después se dan cuenta.
Claro que también me pasó lo mismo con el cuento del fiscal y hasta con los benditos post de política que deberían estar en una sección aparte, como lo que estoy haciendo con los de cine. Juemadre, me pasa cada rato. Total, eso me pasa por dedicarme a leer y escribir de todo un poquito y tener muchos planes de trabajo en la cabezota.
Pero lo cierto es que todos llevamos el Apocalipsis entre ceja y ceja y ahora imagino que nacemos con la única finalidad de morir y todo lo que se haga en la vida, es ganancia. Así que hay que aprovechar todo.
Es que en últimas, los actos son los únicos que pueden medir a los seres humanos, así que a ella (la monjita), a mis demás personajes y a mí, como que nos rige es la prosáica presencia de la esperanza, así ni yo mismo lo hubiese comprendido hace tan solo unos meses atrás. Definitivamente la vida da muchas vueltas.
Como podrán suponer, éste post tiene como finalidad o propósito, anunciar que para este loco año que por fin empieza, la misión es concluir los dichosos cuentos que se quedaron a medias o en el tintero digital. Habrá más entregas o cuentos de alguien del que ya han leído un poco y que por desgracia (del man, no mía) está resignado a vivir por mucho tiempo. También publicaré unos cuantos experimentos que estoy planeando (reencauches a mí modo e ideas mixtas) y de los que les iré contando con tiempito porque la cosa no es tan fácil como pensaba en principio y la investigación me toca a mi solito. Claro que todo ello ocurrirá, si la U y el trabajo me dejan...

sábado, enero 01, 2005

POR EL DESAFUERO

A partir de esta edición, el maestro Fernando Vallejo escribirá desde México, en exclusiva para SoHo, una serie de columnas de opinión sobre todo lo que sucede en Colombia. Agárrese que acá va la primera.

Por: Fernando Vallejo

(También, el dichoso Blog de Samuel Roca republicará dichos artículos de la revista Soho. Espero no me aleguen, porque esto no lo dije yo)

¡Con que el Congreso aprobó la posibilidad de la reelección inmediata! Que apruebe entonces también la posibilidad del desafuero, de revocarle el mandato al que no sirve. Si en contravención a lo establecido durante 184 años que llevamos de historia independiente de que el presidente no se puede reelegir para el siguiente período al suyo a fin de evitar que se nos convierta en un dictador o un tirano, el actual Congreso aprueba la posibilidad de la reelección inmediata de Uribe promovida impúdicamente por él y para beneficiarse él y no en beneficio de su sucesor, quedando reformado así ese principio básico de nuestra democracia que nos protegía del zarpazo de cualquier Chávez, el mismo Congreso que aprueba la reelección está ahora en la obligación moral de aprobar la contrapartida: que podamos limitarle a Uribe la continuidad en la presidencia a mitad de su mandato, por ineptitud o por indignidad. Es una afrenta al país y una inmoralidad que los miembros del Congreso (Cueva de Alí Babá para muchos) aprueben lo uno sin aprobar lo otro. Ya Uribe lleva dos años y lo está haciendo muy mal, se debe ir: por politiquero, por desvergonzado, por impúdico, por mentiroso, por demagogo, por blandengue, por inepto, porque no tiene los pantalones bien fajados. Porque Colombia se sigue deshaciendo en sus manos. Porque el desastre que le dejaron de herencia Gaviria, Samper y Pastrana ha ido en aumento con él. Porque el desempleo en Colombia es monstruoso. Porque la impunidad es monstruosa. Porque el campo sigue en ruinas. Porque la industria sigue en ruinas. Porque nos seguimos reproduciendo como animales y atropellando a los animales. Y porque nos hemos convertido en un país mantenido de menesterosos. Mantenido por los que vivimos afuera, los tres millones que nos fuimos porque en nuestra patria se nos cerraron todas las puertas: mantenido por nuestras remesas, de las que a lo mejor está él sacando para pagarse su sueldo y los del Honorable Congreso. ¡Cómo cambian los tiempos y cómo cambian las cosas, y cómo pueden las palabras pasar a significar lo contrario de lo que un día significaron! ¡Honorables estos! ¿Con cuántos puestos los están comprando? ¿Con cuántos, para que los honorables se los repartan entre sus paniaguados? ¿Con cuántas prebendas y beneficios? ¿Con cuántas partidas para que repartan en sus feudos? Pues él juega con casi todas las cartas, detentador como es de la mayoría de los puestos públicos y de los contratos. Yo puesto no tengo ni quiero, ni quiero contrato, ni los tengo para repartir, pero sí tengo una carta: mi palabra. Entró en guerra contra la politiquería. ¿Y él qué es? ¿Qué si no un político? ¿Es acaso plomero, físico nuclear, cantante de ópera? No: político, o sea, avorazado ocupante de puestos públicos, que es como se ha entendido siempre esta actividad que tendría que ser noble y desprendida pero que es vil e interesada entre nosotros: la caza de las altas posiciones del Estado para el beneficio personal, para subir el don nadie y figurar, cuando no para robar. Y en prueba de que es político, o sea ocupante de puestos públicos, puestero, el hecho de que antes de hacerse nombrar presidente se había hecho nombrar alcalde de Medellín y gobernador de Antioquia. No bien lo nombraron presidente y antes de tomar posesión del cargo, salió de gira por Europa a mendigar, a extender la mano, a mostrar lo que era: un limosnero internacional. A organizar mesas de donantes para Colombia. Yo lo veía en los noticieros de televisión en México y se me caía la cara de la vergüenza. ¡Con que en eso terminó mi patria! Las limosnas en verdad han sido pocas: uno que otro avión viejo para combatir a las Farc. Lo que sí es mucho son los 4.460 millones de dólares que le hemos mandando este año que termina a Colombia los colombianos de la diáspora, nuestras remesas, según cifras del BID. Con los cuales ya superamos las entradas por café, por petróleo, por flores, por cocaína. Colombia en su tragedia ha entrado ya por la puerta grande de la desvergüenza al club de los países mantenidos: Cuba, El Salvador, Guatemala, México... Mantenidos por los que fueron obligados a irse. Colombia mantenida por los que nos tuvimos que ir porque allí todas las puertas (salvo las de la delincuencia y las de la política, que siempre han estado abiertas para el rufián que quiera entrar) se nos habían cerrado. Mantenida por mis paisanos de Queens, por ejemplo, a quienes he visto en el invierno de Nueva York, cuando a las cuatro de la tarde oscurece, izando en la oscuridad de sus destinos banderitas de Colombia y llorando por ella. ¿Y cuándo nos menciona Uribe en sus discursos? Este malagradecido, que le dice al Rey de España "Majestad" porque nos restauró un edificio en Cartagena (¿y para qué hicimos la independencia si no era para no tener que decirle "Majestad" a un zángano cobarde cazador de osos indefensos, pero muy bueno para fornicar con las mujeres del prójimo?), en sus discursos ni nos menciona. Que dizque la economía del país va muy bien. No va muy bien. Va muy mal. La industria está en ruinas y el campo está en ruinas y el desempleo es de dar terror. El dólar desde hace tiempos vale dos mil pesos, pero la estabilidad de la paridad no es obra suya, de ninguna política económica suya acertada. Es obra nuestra, de los de la diáspora, de nuestras remesas. Si no fuera por ellas, hoy en pesos colombianos un dólar valdría dos millones. Y dice el desvergonzado que es el hombre de la mano tendida, pero no: es el hombre de la mano extendida: para pedir. Nuestro primer mandatario es nuestro primer limosnero. ¿Será por eso que Colombia se identifica con él? ¿Porque en nuestro hundimiento total, al que nos han empujado él y los de su calaña, la llamada clase dirigente, nos hemos convertido en un país de mendigos? Uno se identifica con el que es como uno. Dice que tiene corazón grande. Sufrirá de cardiomegalia tal vez, porque un corazón bondadoso no tiene. ¿O qué obra de caridad ha hecho? ¿Ha recogido un solo perro o niño abandonado, o le ha dado casita a un desplazado? Y que su mano tendida es también una mano firme. ¡Cuál mano firme! En dos años de gobierno no ha matado ni mil guerrilleros, y son veintidós mil. Le quedan faltando veintiún mil. A ese paso de quinientos bandoleros muertos por año, necesita cuarenta y dos años más de gobierno. Si descontamos dos que le faltan para concluir su primer período, lo vamos a tener que reelegir para otros cuarenta años, o sea por diez períodos constitucionales seguidos. En unos días quedará abierta la puerta de la reelección, váyanse preparando. E invoca en sus discursos el nombre de Dios. "¡Que Dios los bendiga!" termina diciéndonos como si fuera cura o Pastranita. Pero Dios no le hace caso y nos manda tremendas inundaciones que dejan un cuarto de millón de damnificados. ¿Será que nuestro primer mandatario cree que también puede comprar a Dios con puestos públicos y contratos, como si fuera un miembro más de la Honorable Cueva? Dios es un asunto privado, del fuero íntimo de cada quien. Para los no creyentes tanto como para los creyentes, que un político invoque su nombre en sus discursos es un insulto: es la demagogia más descarada. Y con el nombre de Dios, la demagogia del cardiomegálico de mano firme y extendida alcanza el súmmum. Otras veces reparte pulseritas con los colores de la bandera de Colombia, o condecora al tirano de Venezuela con un poncho o un sombrero paisa que le chanta ante las cámaras de televisión en su cabeza zamba. Chávez le da ejemplo. Chávez con sus triquiñuelas leguleyas se hizo reelegir y hoy Venezuela, antaño un país próspero, está en ruinas. Mañana será una cárcel de rejas cerradas como Cuba. La guerra contra las Farc la está perdiendo, Tirofijo está jugando con él. Que se desmovilicen los paramilitares, vaya, pues estos asesinos siempre han sido los suyos y arma en mano lo ayudaron a subir. ¿Pero el resto de los bandoleros? Cuando el Estado desapareció del campo, Colombia contrarrestaba a los unos con los otros: a los guerrilleros con los paramilitares, como cuando en tiempos de Gaviria la sociedad inerme contrarrestaba al cartel de Medellín con el cartel de Cali. ¿Y hoy con quién vamos a contrarrestar a Tirofijo? ¿Con el Ejército? ¿Con esta institución eficaz e impoluta? El Ejército de Colombia está más perdido que el hijo de Lindbergh. Ése es un cuerpo acéfalo en plena putrefacción. Y el que no puede con la guerra entró poniendo más impuestos dizque para ganarla. Como Pastranita. ¿Qué diferencia hay? ¿Que hoy los riquitos pueden ir a sus finquitas? Pero no se alejen mucho de Bogotá, uribitos, porque los agarra Tirofijo para sumárselos a Íngrid. ¡Y la impunidad! La casi totalidad de los delitos cometidos en Colombia sigue quedando impune. ¡Y el desempleo! Que se dé una vuelta por el centro de Medellín, su ciudad, la mía, para que vea. Que vaya al parque de Bolívar y al parque de Berrío para que vea si hay diferencia entre su gobierno y el de Pastrana. Y el crecimiento demográfico imparable, arrasando con todo, con las selvas, con el campo, con los ríos, con la naturaleza entera. Colombia empezó el siglo XX con dos millones y medio de habitantes y lo terminó con cuarenta y cuatro. ¿Cómo quieren que estemos? En Tamésis, Antioquia, el pueblo de mi papá, a los 16 años los muchachos ya son padres y las niñas son madres a los 14. ¿Y qué hacen él y su Iglesia cómplice para parar esta locura? Invocar a Dios. ¡Pendejos! Dios no sirve para un carajo. Ni existe. Y si existe no nos quiere ni ver. Como no sea para mandarnos más agua, ¡y nosotros con el agua al cuello! Y este problema del crecimiento irresponsable y desmedido de la población se podría solucionar con una simple pildora, la RU francesa, que detiene el embarazo tomada una vez que el flujo menstrual de la mujer no se presente y cuando el futuro Tirofijo o Uribe no llega ni al tamaño de la punta de un alfiler: el cigoto u óvulo fecundado a simple vista no se ve y carece del sistema nervioso de un simple gusano. ¿Eso es aborto? Llámenlo como quieran. Pero que no se le olvide a la Iglesia que en cada eyaculación se pierden 700 millones de espermatozoides que habrían podido ser otros tantos seres humanos. ¡Recójanlos en frasquitos para que no se pierdan porque esos pobres renacuajitos también son obra de Dios! ¿Y las vacas y los marranos acuchillados en los mataderos de Colombia qué? ¿No sabe el cardiomegálico qué está pasando ahí? ¿Su dolor no le duele? Pero eso sería pedirle peras al olmo tratándose de quien termina sus discursos con el "Que Dios los bendiga" de Pastranita. "Majestad", le decía al cobardón español en Cartagena con la aquiescencia de García Márquez, primer lambeculos de tiranos y granujas con poder que hoy tiene América. ¡Ay, Majestad! Hablá como un hombre, marica. Uribe: politiquero, mal tipo, paradigma de tu clase mezquina y rapaz que en contubernio con la Iglesia nos ha hundido en el desastre social y moral que hoy somos, ignorante palurdo de demagogia montañera, desde México te mando mi desprecio.