jueves, diciembre 30, 2004

Predicciones para el 2005

Quizá todos tenemos deseos para el año que viene; metas las cuales alcanzar o promesas que cumplir y saben... sería bueno conocer aunque fuera un poco que nos depara el horizonte, que se ve tan nublado casi siempre. Pero por desgracia la brujita que me hace los horóscopos (la hermanita Georgina) está de vacaciones en algún lugar cerca a las Islas Maldivas, así que ni modo. Si se reporta, les comunico lo que ella predice para el año entrante, aunque supongo que estará muy ocupada, pues recuerdo que estaba muy interesada en defender los Derechos Humanos de los menos favorecidos o algo por el estilo, porque me comentó que estaba buscando causas perdidas en las cuales gastar la energía de sus últimos años. Según recuerdo, la última vez que se fue de vacaciones y le dio por la misma pendejada, terminó visitando a unos amigos por allá en Ucrania a fines de abril del 86, creo que en Chernóbyl y que hacía como cien años no veía...
Pero lo más seguro (y sin necesidad de hablar con brujas para adivinar el futuro) es que el año entrante sea peor de lo que fue este que ya se termina, dejando atrás 100 mil pérdidas humanas en uno de los mayores desastres naturales de la historia (como fue el maremoto del Pacífico); que una que otra guerra empiece en algún lugar perdido del mapa (a donde sólo va el sol y eso) solo para que alguien diga que es un héroe o para justificar gastos descomunales en la pasión de los que mandan, es decir, en la muerte; la manipulación de los medios de comunicación y la censura serán aún más brutales; las masacres aumentarán en los campos y se trasladarán a las ciudades gracias a las capturas masivas, mientras los procesos de paz se vuelven cada vez más turbios, pero no habrá de que preocuparnos, pues vivimos en el país de Alicia, en el país de las maravillas; la iglesia católica tendrá unos cuantos escándalos sexuales (pedofília y violaciones a infantes) más por cuenta de la homosexualidad reprimida de sus miembros y la curiosa castidad a la que son sometidos por la fe; los defensores del Corán volverán a hacer de las suyas también en nombre de la fe mientras van maltratando mujeres, violando niños y poniendo bombas en nombre de mahoma; alguna nueva secta secreta aparecerá en la palestra mundial con algún suicidio colectivo (suicidio no es matar a un suizo) y los ateos nos santiguaremos antes de cagaremos de la risa; nos tocará pagar con impuestos a mansalva la reelección de Uribe; la Universidad Nacional de Colombia será convertida en un instituto piratécnico más; veremos entrar al congreso como miembros de colectividades políticas a verdugos y narcotraficantes como si fueran héroes de la patria; el Barza se ganará la Copa del Rey y de paso cuanta copa exista en Europa; la izquierda en latino América por fin se dará por vencida y de verdad hará algo por el progreso de los pueblos en vez aniquilar sistemáticamente la esperanza y ser otros hampones más (bueno, eso es un deseo, lo siento) ; los periodistas que no lo habían hecho, le venderán el alma al diablo por una tostada; seguirán cayendo del cielo satélites que causarán más desastres y luego los gobiernos se apresurarán en decir que no es verdad.Bueno, espero no haber sido demasiado pesimista; pero es lo que parece va a ocurrir; si la hermanita Georgina me dice algo diferente, se los comunicaré lo antes posible.

1 Comments:

Blogger Graciefer said...

Conclusión: Si el mundo (y nustras vidas) está hecho mierda el 31 del 2004, no será distinto el 1 de enero del 2005...

... No importa qué tan mal estemos, siempre nos podrá pasar algo peor.

30 de diciembre de 2004, 7:41 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home