miércoles, octubre 13, 2004

Dassein (La intelección en cuanto acto consiste en la unidad indisoluble de dos momentos de un único y físico «estar»)

a. Como acabamos de decir, el acto de intelección consiste formalmente en un «único» estar en el que me «está» presente algo (momento presentante), del cual «estoy» dándome cuenta (momento consciente).
b. Este único «estar» en el que consiste el acto de intelección es «físico», es decir, no es «intencional».


Lo intencional en la filosofía:

– La filosofía llama «intencional» al momento de «referencia a» un término que tienen algunos actos.
+ Por ejemplo, el acto de darme cuenta de un ruido tiene un momento intencional, un momento de «referencia a» (un ruido), un momento en el que «se refiere a» (un ruido), que es justamente el momento de «darme cuenta de» (un ruido).
+ Lo mismo: mi acto de tener deseos de un bombón tiene un momento intencional, un momento de «referencia a» (un bombón), un momento en el que «se refiere a» (un bombón), que es precisamente el momento de «tener deseos de» (un bombón).
+ Mi acto de darme cuenta de un ruido o de tener deseos de un bombón, en sí mismos y por sí mismos serán lo que les dé la gana, pero su momento de «referencia a» algo, no importa lo que sea, es un momento «intencional».
– Análogamente, la filosofía llama «intencional» también al «término de» ese momento de referencia-a que tienen algunos actos, considerado ese término «sólo» como «término de» esa referencia.
+ Por ejemplo, es intencional el «ruido» del que se da cuenta mi acto de darme cuenta de un ruido, considerado ese ruido «sólo» como término de mi «darme cuenta de».
+ Lo mismo: es intencional el «bombón» del que se da cuenta mi acto de tener deseo de un bombón, considerado ese bombón «sólo» como término de mi «tener deseo de».
+ El ruido y el bombón en sí mismos y por sí mismos serán lo que les dé la gana, pero considerados sólo como términos de mi «darme cuenta de» y de mi «tener deseos de», son intencionales.

Pues bien, el acto de intelección no es intencional, sino «físico» :

– Efectivamente, el acto de intelección no es intencional porque no es un mero acto de referirme a algo, de «darme cuenta de algo», sino que es, como vamos a ver detenidamente, un «físico» «"estar" dándome cuenta de algo que me "está" presente».
– La intelección en cuanto acto consiste en un único «estar» en el que yo «estoy» «en» la cosa y «con» la cosa, o sea, «físicamente» (no «estoy» «de» la cosa, o sea, intencionalmente), y en el que la cosa «está» «en» mi intelección y «con» mi intelección, o sea, «físicamente» (no «está» «de» mi intelección, o sea, intencionalmente). Como mí estúpido reflejo de creer que estoy, allí donde ella no está; igual sobreviviré.