domingo, octubre 31, 2004

¿Truco o trato?

"Oh Fortuna,
variable como la Luna
como ella creces sin cesar
o desapareces.
¡Vida detestable
!"
(Carmina Burana)
Un recorte en MSN
Myngo - demente por los pianos: y de qué nos vamos a disfrazar?
Sam Roca: De mapaches o de gente... Da igual
Myngo - demente por los pianos: si si si... hace rato no veo seres humanos por la calle

viernes, octubre 29, 2004

Espectáculo de maniquíes

Por si fuera poco, tras de que tenemos que soportar el desfile de la miseria de los políticos con su régimen de reelección diciendo y haciendo maricadas con tal de justificar lo injustificable, los Reallity ridículos para “celebridades” y a Millos por fuera del octagonal, ahora por todos lados van a aparecer las banalidades de las reinitas, ahora “llegó noviembre con su ventolera...” y ya empezamos de nuevo con el desfile de prótesis de silicona, narices plásticas, peinados estrambóticos, maquillaje como para cubrir las cumbres nevadas del parque de los nevados y la morbosidad de los comentaristas. Y todo made in la guacherna de Cartagena.
Claro, como en éste país hasta reina de la papaya o la panela hay para gozar con la falta de criterio y el dolor ajeno y ahí está la solución a los problemas políticos y económicos de la nación; así que la realidad muy tranquilamente se disfrazará de fiesta porque la Selección ya no entretiene ni con escándalos o goles, las novelas son aburridorsísimas o plagadas de actrices y actores de medio pelo, la F1 se acabó hace ocho días (bueno, en realidad éste año fue igual de malo al pasado en cuanto a carreras de autos y terminó como se supuso empezó) es que con esta escasez de dinero soñar con unas vacaciones de fin de año e integrarse a uno de los paseitos “vive Colombia, cocaína por ella” (es que ahora las caravanas publicitaras de Uribe son utilizadas para el transporte y distribución del polvo macabro) porque tenga, seguro uno termina metido en la cárcel por culpa de algún “vivo” estilo El Rey... o secuestrado en una pesca de guerrilla o en un retén paraco, claro, bajo el amparo de impuesto de guerra para ayudar al pueblo (porque los dos bandos siempre dan la misma excusa manida) o en el peor de los casos, y que era el último recurso del desesperanzado colombiano, ya ni plata hay como para perder la poquita conciencia que queda en una borrachera que valga la pena gritando “viva el año nuevo”.
Es muy fácil imaginar que los muñecos de años viejos, ésta navidad serán los mismos personajes de siempre (los impuestos, el IVA, algún guerrillo famoso o un para perdido en la mesa de diálogo, Fidel, George Arbusto, Usama, el Exministro Londoño, etc.), solo que con otros nombres, y en vez de estar llenos de mechas, culebras, cohetes, volcanes, chispitas, truenos y cuanta pendejada explote o se queme, más bien estarán llenos de aserrín, papel y todas las desgracias que nos podamos imaginar para que ardan en el infierno por un ratico.
Claro que no habrá de faltar el que en medio de esta miseria tan verraca se haga a unos buenos pesos (relativamente de forma legal, por supuesto) vendiendo juguetes de contrabando, maricadas chiviadas o trago adulterado, el famosísimo “cococho” barranquillero o engatusando a cualquier persona vendiéndole alguna cosa que nunca va a poder utilizar.
Pero esta vez, casi a conciencia podremos cantar que el año nos dejó “triple reelección, más impuestos, un despeje y mesa de diálogo sin medir consecuencias, más de 22 millones de pobres absolutos y unas ganas las verracas de salir corriendo de éste país de mierda donde el futuro parece ser una utopía”. Así que más bien me voy resignando a la idea de entretenerme rajando de las reinas o maniquíes que por un azar indescifrable del destino pueden hasta hablar (bueno, pendejadas chistosas como que cuando el mundo se acabe ella repoblarían el planeta con el Papa Juan Pablo Segundo y la Madre Teresa de Calcuta o que ellas, trabajan, trabajan y trabajan... la verdad, eso último solo los pobres para aunque sea comer papel periódico con agua de panela) como deporte nacional pues nada más hay que hacer, porque conseguir un trabajo estable y relativamente bien pago es literalmente imposible.
Entre otras cosas y como para terminar esta diatriva.... si usted tiene una hija que esté realmente buena (rica, mamasita, espectacular, curvilínea 90-60-90, mida más de 1,70 metros, por lo menos sepa decir dos palabras pegadas con babas, culo bonito, tetas de silicona y como veinte liposucciones) y usted se quiera desembarazar de la educación superior de ella, pues fácil, mándela a cualquiera de los cientos de reinados que hay en este mierdero de país, que le juro que algún narco, paraco, politiquero, guerrillo o empresario de Tv se fija en ella le soluciona el problema de tener chulos al rededor de su casa, un par de embarazos indeseados y de paso, así usted demuestra que puede dejar de ser egoísta y nos deja morbosearla a nosotros también..

miércoles, octubre 27, 2004

De culo pa´l estanco

Martes 1° de octubre de 2002
Las entidades con los peores índices de transparencia y mayor riesgo de corrupción en el país son el Congreso de la República y los ministerios de Defensa y Educación Nacional
.”
Corporación Transparencia por Colombia.


Eso dice un informe que si se toman el esfuerzo de buscar, encontrarán en alguno de los boletines informativos de la inoperante Corporación de Transparencia por Colombia. Pero si no tienen los medio ni el tiempo, como me pasa a mí, puede encontrar éste apéndice en el inicio del capítulo “El cruce de la vaca negra”, que pertenece al libro de Germán Castro Caicedo que se llama “Sin Tregua”.
Yo la verdad, me enteré de la existencia del dichoso libro por pura y mera casualidad de café, es decir, un abogado al que tengo el infortunio de conocer me informó sobre la existencia del texto más o menos así, según recuerdo:
- Ole hermanito.... – Primero pensé: “¿Y a éste bastardo quién le ha dado permiso para considerarse de mí familia, ah?”. Sacudí la cabeza para aguantarme algún insulto de esos que se me salen frente a los conciudadanos lagartos y entonces el mansito hizo una pausa como para tomar aire pues parecía que se estaba atragantando con algo entre el pecho y la lengua y no precisamente se trataba de un pedo o los fríjoles del almuerzo en el corrientazo de la esquina. Por unos instantes milimétricos de tiempo alcancé a pensar que se trataba de alguna de sus hermosas mentiras que siempre me echaba cuando nos encontrábamos en la calle y me contaba sobre el encargo de unos casos de millones que tenía y que ya estaban por “reventar” o de postulaciones públicas que había rechazado así en concurso él hubiese sido el mejor. Pero luego recapacité e imaginé que debía tratarse del tema que por esos días me preocupaba por el desamparo de patria que se siente cuando la impunidad es pan de cada día y a nadie le importa y que era el chismesito ridículo que circulaba por los pasillos de la Fiscalía Seccional de mí ciudad: “viene a contarme de las pruebas nuevas contra los politiqueros que asesinaron a xx... como si éste tipejo no fuese igual a los que halaron del gatillo. A la final, todos los políticos la cagan, roban, matan de hambre y luego matan a los que les señalan y no pasa nada”. Pero no, de nuevo, volví a equivocarme en mis conjeturas de primera mano cuando me encuentro con un “artista” de la Ley, pero tampoco le dije nada más allá de lo normal en una situación tan desagradable...
- Buenas... – Me tocó responderle porque una mesera estaba cerca y luego se riega de nuevo el cuento de que no saludo ni a mis excompañeros de universidad o a mi propia sombra. Pero me giré en la silla como para que comprendiera que deseaba seguir solo en la mesa, pero un tipo como ese nunca se da por vencido así de fácil, así que se sentó sin que lo invitara
- Sam – “¿Y ahora también se cree amigo mío el hijo de puta? Me pregunté irritado. “Pero bueno (me dije) ya que... termine su cuento y lárguese por donde vino” - imagínese que me encontré en la calle con un librito una rechimbita – Aquí en Colombia como los libros son tan verracamente caros hay que comprarlos en las calles pirateados si uno quiere más o menos saber que es lo que está pasando o se quiere divertir leyendo así sea al mamón de Harry Poter. Y cuando el lagarto se refería a rechimbita, lo que quiso decir fue que el libro era buenísimo. Bien, sigamos. – y se trata de las cosas que a usted tanto le interesan...

Ahí fue cuando pensé: “Mierda... están publicando como obras piratas y bajo nombre de otro mis cuentos, ensayos o poesías... eso me pasa por pendejo. ¡Puta vida!”. Pero no, el hombrecito me contó con lujo de detalles (casi lo recita) uno de los capítulos del libro y hasta dio fechas y nombras.
Como yo apoyo El Derecho De Autor, me di mis mañas y por fin me pude conseguir una edición legal y seria del libro y les cuento que me lo leí de un solo golpe. La verdad, Germán Castro me cae bien, me parece un verdadero verraco por tanta cosa que ha dicho y echo y aún sigue vivo, eso es de admirar y para colmo, pues dice y escribe de forma interesante.
Al principio me asombró el montón de temas de los que trata el libro y por supuesto, de lo tenaz que es la delincuencia organizada en Colombia. La delincuencia politiquera, la de las corporaciones de “ahorro y vivienda” y por supuesto, los paras y los guerrillos, pero como tengo el problema del escepticismo clavado entre ceja y ceja, me di a la tarea de buscar ratificación a los hechos o por lo menos a algunos datos del libro y terminé constatando uno que otro y ahí fue donde la realidad si que me dolió.
Germán Castro escribe, según una entrevista que él realizó: “- A partir de las reuniones del gobierno de Pastrana con Tirofijo y el Mono Jojoy aceleraron aquí la presencia de las autodefensas ante la evidencia de que el gobierno estaba entregándole otra República Independiente a Tirofijo”.
Que vaina, el gobierno mismo propone la violencia y el pueblo, bien jodido que si está, le coge la caña y vamos cada día peor o como dijo alguna vez mí abuelo: “Carajo, aquí vamos de culo pa´l estanco”. Eso es por el lado del factor violencia, pero lo triste es que todo es propiciado por el abandono de Estado, la impotencia de futuro y de paso, esa maldita manía que tiene el político y el militar colombianos en quedarse con lo que es del pueblo. ¿Cómo es posible que se bajen 400 mil millones de pesos que podían servir para arreglar el problema de los hospitales y de paso realizar un mejor plan de educación? Por favor, eso le hace más daño al país que una incursión guerrillera a cualquiera de los oleoductos (que por cierto son otro problema) o las matas de coca y amapola de los paras (claro que los paras y los guerrillos tienen matas y laboratorios por igual, así que a la larga son las caras opuestas de la misma moneda de latón) o un ladronzuelo o raponero de andén o parque. Pero como la misma clase de sujeto es el que se inventa y ejecuta la ley, pues tenga... la gente común y corriente es la que chupa y si alguien se atreve a alegar, para eso la vida no vale ni mierda y cualquier sicario por unos pocos centavos arregla esa “vuelta” o también, si el problema es más grande o la cosa es muchos ceros de por medio, pues para eso están los medios de comunicación mercenarios y los sapitos. Muy pocos son aquellos los que se han atrevido a expresarse abiertamente sobre el vandalismo descarado y cruel que sucede en todas partes del país donde el forzoso desplazamiento no es más que el fruto de adueñarse de las tierras, los bienes y vida de otros. Y si con ello no bastara, para eso están el 2 X 1000 y pagar veinte y pico veces lo que a uno le han prestado a punta de artimañas y la cara de necesidad.
Dice Germán Castro en un aparte de su libro:
“Según el Fondo Monetario Internacional, en Estados Unidos la gente paga su vivienda dos y media veces el valor inicial.
En Panamá, tres y media.
En Perú, cinco veces.
En Chile y Venezuela, seis y media.
En Guatemala y El Salvador, siete y media.
En Paraguay, quince.
En Ecuador, veintitrés.
Y en Colombia, veintiocho veces el valor inicial.”

Y para condimentar el plato de ser colombiano o que también podría denominarse como un “de malas”, los fondos de pensión abusan legalmente de los señores de la tercera edad, claro si usted tiene la suerte de llegar a anciano con un sistema de salud tan costoso y que no sirve para absolutamente nada más que ser robado tanto por politiqueros y sindicalistas y en un país donde la violencia es propiciada desde el Palacio de Nariño, el Congreso, las entidades oficiales y las empresas del mal llamado Estado Colombiano.

Aclaración final sobre el dudo inicio de éste post: Nop, mí excompañero de universidad no cambió, abrió los ojos o hizo un examen de conciencia sobre si y sus colegas bufócratas1; yo más bien creo que él ve como un reto igualar el record o logros de sus héroes políticos a los que sigue como perro canequero. El abogado del que hablo se jura y predica de centro-izquierda, de esos que eran llamados antes como Social Demócratas de avanzada o socialistas de reforma, pero quiere un Ferrari parqueado en la puerta de su casita mientras todos seguimos igual de jodidos.
1. Bufócrata: Dicese de aquél miserable que se dice colaborar con el desarrollo de una sociedad, pero lo único que persigue es el lucro personal y aniquilar a la población sin escrúpulos.

martes, octubre 26, 2004

Sirena

Sin aviso, se apareció como corsario hambriento la esperanza al doblar la esquina mientras espiaba olas de lluvia negra y el viento silbaba a la encantadora presencia de la muerte el dulce sabor de la Marsellesa. En su hermetismo, la voluntad me gritaba "Soy de papel"
No volví a soñarme en la Valhala, ahogado entre las trincheras adornadas de espinas ancestrales como para doblegar al mismísimo Odiseo: solo hubo espacio para dejarme llevar a la seduccción en el clamor de la sirena.
Por fin el bostezo infinito de Epicuro pronunciaba su eco de Roca, pero la sombra de Dante se estiró al ritmo de un son como marcado por Bird, que le arrancaba al tiempo el ocaso gracias a mis plegarias y que me repetía una y otra vez:
"Per me si va tra la Perduta Gente... Americano...Imbranatto... Americano... Americano..."

sábado, octubre 23, 2004

Pambelé o los niños de los semáforos

No se ofendan, ni me malinterpreten, pero como he estado leyendo últimamente algunos escritos filosóficos sobre religión y filosofía escritos por Giovanni Papini, a veces me da la sensación de que Jesús, el hijo de María y José, era colombiano. Obviamente estoy viendo las cosas desde un punto de vista muy humano o sociológico, no teológico.
No, éste post no es una broma más sobre el delicado asunto de la concepción, vida y obras de Jesús; la verdad, cada cual tiene derecho a creer en como y lo quiera; eso es decisión de cada cual o una herencia cultural, así que ni modo. Lo cierto es que el dogma es el dogma, así que eso no me preocupa en lo más mínimo discutir acerca de él, ni tampoco me interesa hacer una mofa sobre lo mismo, no es mí naturaleza.
Pero si hacemos una analogía relacionada con algún chiquillo de clase baja en nuestra patria, definitivamente quedaremos realmente asombrados por las similitudes y coincidencias que a la final, no dejan de ser realmente trágicas.
Para empezar, Jesús es un hijo de un núcleo familiar desplazado; desde que nació el gobierno (el Estado es el rey, príncipe o tribuno romano designado) sin una razón justa o aparentemente legal contemplada en las 12 tablas, quiere liquidarlo porque si. Razón por la cual, su madre, una pobre mujer adolescente (según se entiende en las escrituras, María no pasaba de 15 añitos cuando dio a luz a Jesús) debió hacer un peregrinaje ni es más bárbaro, para terminar en una porqueriza (establo) que no le pertenecía (es decir, nada más y nada menos que invadir predios ajenos para poder resguardarse de su propio estado y poder dar a luz) y esperar sin medios de salubridad adecuados a que la naturaleza de los actos de parir se desenvuelvan de la manera que quieran porque ni ella o José (entre otras cosas, José era un sujeto complejo. Sin ánimo de ofender a nadie, pero era lo bastante mayorsito para estar casado con María que a duras penas era una nena, pero... – sin ánimo de ofender, reitero- ¿Quién más se iba a hacer cargo de un hijo de una profecía en la que muy pocos creían? Solo José.) tenían la menor idea de ser parteros o de partos y muchos menos en condiciones tan extremas como las que debieron enfrentar. Así que Jesús nació de milagro y en un lugar que no era su hogar o algo parecido.
Segundo. De su infancia se sabe tan poco, que lo más posible es que nadie le haya educado más que en el hogar, y si pensamos que la sociedad judía de esa época era total y absolutamente machista, a la que le tocó ser padre, madre, maestro y amigo, fue a la pobre María. ¡Que carga laboral más berraca además de ser ama de casa y tener que cocinar y criar a los demás hijos de José.... que según se entiende, eran un montón! De dudosa calidad es la educación que recibió El Señor, claro, sin que se ofenda ninguna madre... pero parece un estadio común a los de nuestros chicos.
Tercero. Supongo que a Jesús de muchacho le tocó trabajar para ganarse el pan diario en el taller de su padre además de que los hermanos mayores debieron montársela de lo lindo por tratarse de un hijo extramatrimonial y por lo tanto la segregación debió ser brutal, así que aquí tenemos otra similitud: ¿Ustedes si sabían que 3 de 10 niños en Colombia, menores de 13 añitos deben trabajar o sino se mueren de hambre? Claro que si, en Colombia por donde uno vaya o esté existe y existirá segregación tanto racial como social.
Pero allí no termina la analogía. Como cuarto punto tenemos el mayor de los problemas. ¿Cómo es posible que por pensar, sentir y actuar diferente un muchacho es simplemente un subversivo? Pero lo realmente aberrante no es que lo diga el Estado por medio de su largo brazo del poder, sino que lo vienen a decir los menos indicados para ello y que se supone deben ostentar las mayores virtudes éticas. Que vergüenza. Pero para colmo de males es delatado o entregado por un supuesto copartícipe o amigo, así que la delación es una cosa de vieja data, sobre todo si hay dinero de por medio. Claro que algunos como el señor Jorge Luis Borges, dicen que sin Judas nunca hubiese existido un Jesús. Pero bueno, la cosa es que a Jesús nunca se le respetó el derecho a la defensa, se le violó el debido proceso y para colmo fue capturado por un delito, juzgado por otro y finalmente condenado por otro muy diferente a los dos anteriores.
Viendo las cosas desde un punto de vista muy humano, debemos admitir que en aquella época de Jesús, el refugio emocional a tanto problema no era otro que el vino y si con él no alcanzaba, estaba la religión. Pero un niño actual, pobre o de la calle... ¿dónde ha refugiarse? Si pensaron en las drogas, pues no se equivocaron, claro que también está la venganza sistematiza en contra de aquellos que hemos tenido un poco de mejor suerte y así, se fomenta en un ciclo vicioso la violencia y la pobreza perpetua. Ustedes disculparán mí atrevimiento teológico, sé que ustedes tienen más idea de las religiones y la fe que yo, que más bien tengo estilo herético, así que sabrán encontrar más puntos en común (o menos) con la vida de un niño cualquiera de las calles en Colombia, con la del hombre que se supone es el ejemplo que siguen aquellos que tienen el poder de cambiar la realidad. Pero lo cierto es que ser pobre hace dos mil y pico de años es lo mismo que hoy, la vida no ha cambiado nada y Pambelé tenía razón cuando dijo: “Es mejor ser rico que pobre”.

jueves, octubre 21, 2004

Dice Ivan Mejía.... ¿Será que es él? Vaya uno a saber...

Como sé que la gente no puede leer entre líneas, aquí les resalto unos trocitos del mail que me enviaron a nombre de Ivan Mejía... respecto del calibre de las palabras:

Señor Roca:
Por favor señor, respéteme, soy un líder de los medios colombianos, un ícono del fútbol local contemporáneo. Ejerceré mi poder en medios escritos, hablados y digitales para hacer que no solo retire esa absurda información sino que se disculpe en público. Lo espero en cualquier sede de mi emisora para que tengamos un duelo a punta de verborrea. Lleve padrino. Ruéguele a Dios Antonio por su alma. Por favor, señor, no me vaya a dañar el viaje a Londres, pues voy a una entrevista de trabajo con BBC ( y no es Bebedores bogotanos de Cerveza )... no, pronto estare haciendo las delicias de Valdano, Maturana, su Dios DiEstefano. Pronto estare viendo futbol desde Old Trafford, Bernabeu, LéStad e France. Oh!. Cuanta falta me harán los chicharrones de 100 patas y doble gordo.Snif .. snif...

1. A ver... "soy un líder de los medios colombianos, un ícono del fútbol local contemporaneo". ¿Como así? ¿Los iconos no son imágenes religiosas y en consecuencia una simple representación de la supertechería y no del dogma o la fe? ¿No se supone que son ejercicio plástico del arte ruso?

2. Luego dice la respuesta que también está en el mail... "Ejerceré mi poder en medios escritos, hablados y digitales para hacer que no solo retire esa absurda información sino que se discupe en público". Eso suena a amenaza directa u otro elemento más dentro del peyorativo lenguaje o argot periodístico... que vaina, y yo que juraba que existía la libertad de prensa... ¿Señor Mejía, se concidera usted periodista? No parece...
Concluyo en éste punto pensando que usted emprenderá una guerra contra Sam Roca en los medios de comunicaión... ¿No creo que ellos (los medios, claro) pueden ser utilizados de manera más conveniente y productiva que simplemente atacar a un estudiante de filosofía? ¿No le parece infaltil la forma en que está actuando?

3. Continúa el comentario del señor y a su vez, el mail (porque el mail que me llegó era más cortico, debe quedar claro eso)... "mi emisora" Discúlpe la preguntica.... ¿cuánto le costó Caracol Radio? ¿No se supone que era de Julio Mario y luego de los españoles, ah? Trabajar en una empresa no implica ser dueña o parte de ella, pues las desiciones no las toma el trabajador, sino el directivo... ¿O no?

4. Más adelante el comentario dice... "por favor" Vea pues... ¿De acá a cuando una muestra de respeto? ¡Eso si me asombró!

5. "no me vaya a dañar el viaje a Londres, pues voy a una entrevista de trabajo con BBC".... Dice el el comentario a continuación... ¡AJÁ! Por fin damos en el clavo!!!!!!! la cosa es de plata y oportunidades, no de dignidad... ¿No se supone que usted es un mosquetero de la verdad como alguna vez dijo en El pulso del fútbol?

6. Luego el señor que se supone escribió el comentario y que yo dentro de la buena voluntad que tengo (solo de vez en cuando...vah... que vianas) creo que es el que se supone lo firma, nombra nada más ni nada menos que a DiEstefano. A ver... cuando mí Dios dice "all done" o "more pita"... yo sonrío y no precisamente es futbolista...

7. Con relación a lo otro subrayado... o coloreado especial... es mejor no contestar, ya estoy mamado de semejante pendejada, pues YO NUNCA ME REFERÍ DIRECTAMENTE A NADIE... pero si quiere pelea... escriba... yo no escucho radio ni veo TV... solo voy a cine o teatro, porque me mamé de los que manipulan los medios +ivos de cominicación, que a la larga, solo son una plaga más y nada construyen.

lunes, octubre 18, 2004

Comunicado de la AFSSC*

Con motivo de los tristes resultados logrados por la Selección, nos vemos avocados a recibir hojas de vida para integrar un clan de sabios que dirija los destinos de la Selección ya que vemos que la soledad conceptual e intelectual del Profesor Reinaldo Rueda es abrumadora.
En la experiencia laboral no cuenta que se haya o no sido técnico de fútbol, la verdad, eso es lo menos importante. Solo se necesitan que tenga una boca muy grande (es decir, que sepan decir groserías por lo menos en tres idiomas contando el portugués, el argentino y el colombiano), ideas fascistas y tendencias fetichistas. Así mismo, se necesita que cuando los susodichos interesados hayan visto un balón, sea cuando se miran al espejo contemplen sus abultadas barrigas de yoyo o las seductoras papadas de hipopótamo en reposo.

Condiciones del contrato:

1. Ser egoísta, ignorante e idiota congénito.

2. Ser tan o más obeso que un balón de fútbol; no se aceptarán hojas de vida sin certificado médico de triglicéridos de mínimo 350 y que así mismo certifique un peso no inferior a 150 kilos.

3. Ser comentarista de fútbol, “periodista” o sapito presentador de noticiero que en todo caso es lo mismo. Si dado el caso, es el interesado es un tipejo graduado en Comunicación Social de alguna universidad de respeto y valía intelectual, NO (Téngase en cuenta las mayúsculas) se le recibirá la hoja de vida si no demuestra ser un miserable con el micrófono, cámara o máquina de escribir que sepa volver mierda el idioma y la integridad de los futbolistas o a cualquier otra clase de deportista.

4. Es indispensable que pase cuentas de cobro por anticipado así NUNCA se haya llevado a cabo ni siquiera una pinche convocatoria de rueda de prensa; es decir, el interesado debe presentar un presupuesto amañado en el que DEBE tener en cuenta las ambiciones y visión de la Federación y su junta directiva. NOSOTROS LOS FUTBOLISTAS NO IMPORTAMOS.... NUNCA.

5. Como anexo al punto anterior, los interesados DEBEN presentar una carta - recomendación de cualquiera de las barras bravas de alguno de los equipos de fútbol de la 1ª A en la que se exprese el odio y repugnancia por el interesado o su insuficiencia intelectual, física, idiomática y lingüística respecto de la labor que se supone va a desempeñar.
Parágrafo:
No se vale adjuntar certificados, cartas, panfletos, anónimos, sufragios o cualquier comunicado expedido por Los Comandos Azules. NO SE VALE. Una institución tan seria como Los Comandos Azules no es cierto que apoye o colabore con los interesados.

6. MENSA debe certificar en un examen de coeficiente intelectual que no estamos frente a un genio o persona normalita, sino ante un idiota realmente certificado como ROMO.
7. El interesado DEBE ir a la entrevista si es escogido, de corbata, saco y llevar una botella de aguardiente (NO se aceptarán clasificados en sudadera, tennis o cualquier prenda que indique la realización de alguna clase de deporte), por aquello de “no me esperen en la casa” o “celebra colombiano, que así es como mejor te ves”.

8. Los Valores Morales del Participante a la Convocatoria DEBEN SER: Si el interesado es negro o así no lo sea, debe formar parte de alguna institución racista sin ánimo de lucro como Los Cabezas Rapadas y abjurar de su propia etnia frente a la Asociación o por lo menos, presentar algún recorte de periódico o revista de farándula donde salga el interesado acusado de corrupción de menores, desfalcos, enriquecimiento ilícito, lavado de activos, acoso sexual (u homosexual – NO SE NECESITA DE FOTO, con la sola presencia o jeta del interesado distinguiremos la verdad) o por lo menos que le haya arrastrado el ala a la esposa de los colegas o actores de la televisión.

9. Si el interesado tiene menos de cuarenta (40) años no se le aceptará la hoja de vida por ideas progresistas.

10. Demostrar un estado alcohólico aceptable: es decir, el tabernero o barman de confianza debe certificar en una servilleta o etiqueta de cerveza POKER que el susodicho es un alcohólico reconocido o en su defecto un periquero ni el más jijueputa...

11. Si en algún caso, el interesado le ha vendido el alma al demonio, debe presentar una certificación de Caracol Radio, RCN o Fox Sports que aclare los términos del contrato para evitar líos legales con el Príncipe de las Tinieblas.

12. Las hojas de vida deberán contar con fotografía de frente y perfil completo, no vaya y se le confunda con el perro San Bernardo de los vecinos o con un manatí vagabundo que se escapó con la leona de la Línea.

Dado en Barranquilla, en el camerino de los visitantes del Metropolitano porque en el de casa ya nos da asco entrar por la pestilencia que dejan los “periodistas” y toda la mierda que dejaron regada que no les cupo en los micrófonos.

Parágrafo: No se aceptarán hojas de vida si por casualidad de casualidades y a pesar de los periodistas, los patrocinantes y nosotros mismos, clasificamos al mundial de Alemania por aquello de la mala suerte y los amuletos.


* Asociación de Futbolistas Sacrificados en la Selección Colombia

(Agencia Noticiosa FIFUE...)

La resistencia contra Hitler: el 20 de julio de 1944 y sus consecuencias

Un valiente intento que fracasó pero que no fue infructuoso históricamente: hace 60 años, el 20 de julio de 1944, Claus von Stauffenberg intentó librar a Alemania de Hitler

Por Peter Steinbach.

El atentado del conde Claus Schenk von Stauffenbergs, el 20 de julio de 1944 marca la culminación de los esfuerzos de varios años de altos funcionarios y militares para, desde el centro del poder, intentar darle un giro a la guerra eliminando a Hitler. En el entorno de ese atentado es posible identificar numerosos conspiradores que, desde 1938, intentaron varias veces liberar a Alemania del gobierno nacionalsocialista. Algunos de esos conspiradores buscaban alternativas al enfrentamiento violento por la hegemonía en Europa Central, mientras otros reaccionaron ante desmanes nacionalsocialistas. Otros, a su vez, prepararon tempranamente una era post Hitler a través de discusiones sobre cuestiones básicas constitucionales y de política exterior. El grupo más importante en ese sentido fue el círculo en torno a los condes Helmut James von Moltke Moltke y Peter Yorck von Wartenburg, al que también pertenecía Adam von Trott zu Solz, uno de los estrategas de la resistencia alemana en cuestiones de política exterior.

Cerca del objetivo

El 20 de julio de 1944, Stauffenberg, quien, en su calidad de jefe de Estado mayor del comandante de las Fuerzas Armadas Complementarias, tenía acceso directo al dictador, logró introducir una bomba en el cuartel general del "Führer" en Prusia Oriental y hacerla explotar durante un análisis de situación. Como a Stauffenberg se lo necesitaba urgentemente en Berlín para dirigir el planeado golpe, debió partir antes de conocer los efectos de la explosión. Hitler sobrevivió el atentado. El golpe había fracasado. La misma noche del 20 de julio fueron fusilados Stauffenberg y otros tres conspiradores en el patio del complejo Bendlerblock, la sede del mando supremo de la "Wehrmacht". Durante las siguientes semanas fueron detenidas 7000 personas y muchas de ellas condenadas a muerte. En total 10 000 miembros de la resistencia cayeron víctimas de los nacionalsocialistas. Hoy en Alemania aumenta el interés por la resistencia contra Hitler. Ello queda de manifiesto durante las ceremonias de prestación de juramento de los soldados y en las conmemoraciones, en las que la élite política se identifica con la tradición de la resistencia. Recientemente, un filme sobre la resistencia fue seguido en las pantallas de TV por 7,5 millones de alemanes, a pesar de la competencia que suponía esa misma noche un importante partido de fútbol. Aún 60 años después del atentado, para muchos continúa siendo importante homenajear a Stauffenberg. Su atentado, con el que estuvo muy cerca de lograr el objetivo de matar a Hitler, se recuerda desde hace décadas con un acto central en el patio del complejo edilicio Bendlerblock. Rápidamente se olvidó que durante décadas los alemanes tuvieron problemas para honrar ese hecho. La opinión pública del atentado fue manipulada al principio por la propaganda nazi. Hitler dijo la misma noche, en su primera alocución radiofónica después del atentado, que "oficiales carcomidos por la ambición" habían intentado asesinarlo. Los días siguientes, la mayoría de los alemanes manifestó su repulsa al atentado. Stauffenberg fue admirado en secreto sólo por aquellos que sabían que Alemania podía ser liberada del dominio nazi sólo con una derrota en la guerra. Sin embargo, la mayoría de sus contemporáneos vio en su acción sólo el intento de un alto oficial de salvar su propio pellejo. No les interesó saber ni respetar qué valor se necesitaba ni qué arriesgaba Stauffenberg, gravemente herido en ôfrica, casado y padre de familia.

Interpretaciones y reinterpretaciones

La perspectiva de los alemanes cambió luego de la liberación del nazismo. Stauffenberg dejó de ser difamado públicamente como traidor. Pero no por ello los objetivos del autor del atentado fueron tratados con respeto. Por el contrario, los adláteres del régimen intentaron justificar su propia pasividad transfiriendo las críticas sobre el atentado en sí a su supuesta chapucera ejecución. Pero esas acusaciones son insubstanciales. A mediados de los años 50, el atentado de Stauffenberg fue revalorizado por muchos alemanes. A menudo se recurrió a la imagen del justiciero solitario, que quiso salvar a Alemania de la perdición. Diez años después de la derrota de la "Wehrmacht", los dos Estados sucesores del "Reich" pretendieron fundamentar una parte de sus tradiciones en la resistencia. Para el gobierno de la RDA, la cosa era sencilla: su tesis fue que la resistencia había sido liderada en su mayor parte por comunistas. En Alemania Occidental se hizo otra lectura de los hechos: los adversarios del régimen habían seguido los dictámenes de una conciencia que ubicaba a la dignidad humana como medida de todas las cosas. Algunos historiadores, por su parte, resaltaron que Stauffenberg había buscado su senda hacia la resistencia a partir de las ideas de un Estado autoritario y que, hasta las últimas semanas antes del atentado, había visto como uno de sus objetivos más importantes asegurar una posición hegemónica de Alemania en el centro de Europa.
No obstante, en las interpretaciones y reinterpretaciones se desfiguró la visión de Stauffenberg como ser humano y el proceso interior, que lo condujo de una inicial cercanía con los nazis a transformarse en su enemigo decidido. Poco se comprendió qué significaba distanciarse de las tendencias de la época. Los amigos de Stauffenberg resaltan su determinación y altruismo, su poder de convicción y su consecuente accionar. Stauffenberg se transformó tarde - en 1943 - en motor de la resistencia en Berlín. Pero cuando lo hizo nunca dio un paso atrás, nunca dudó, sino que buscó contactos e intentó ensanchar la base de la resistencia. Es fascinante ver cómo va conquistando a cada vez más personas para sus planes. El fracaso no fue culpa de Stauffenberg. El desastre fue culpa de sus camaradas, que la noche del 20 de julio se acordaron de pronto de su juramento de fidelidad a Hitler y traicionaron a Stauffenberg. La resistencia se había propuesto liberar a Alemania de Hitler. Sin duda que, de haberlo logrado, se hubieran registrado discusiones en torno a las futuras estructuras. No sabemos qué formas podría haber adquirido Alemania. Pero transformar a Stauffenberg en símbolo de la reacción porque actuaba desde la perspectiva de su tiempo, es ahistórico. También sería temerario elevarlo a representante de un ordenamiento liberal, dado que éste fue fruto de la derrota.
No obstante, el ser humano Stauffenberg continúa siendo fascinante hasta hoy. No actuó cuando ya era tarde para hacerlo, sino que fue uno de los pocos de su generación que asumió una responsabilidad y se arriesgó a hacer la "jugada decisiva". Ello era mucho más peligroso que permanecer fiel a la bandera con la esvástica, como lo practicaron muchos que vendieron su cobardía como juramento de fidelidad. Stauffenberg se ha ganado, a pesar de las muchas observaciones críticas que le caben y con todas sus contradicciones, un lugar de privilegio en la memoria de los alemanes. El y sus acompañantes creían en la "otra Alemania". Por lo tanto es de esperar que todos reflexionemos acerca de lo que dijo el escritor alemán Reinhold Schneider después de la guerra: que los integrantes de la resistencia fueron "testigos en medio del fuego".

Un fracaso con consecuencias

Por ello es importante recordar a la resistencia. Porque con ella, las víctimas de la dictadura nazi adquirieron conciencia de que había una Alemania que encarnaba otros valores a los proclamados por el nacionalsocialismo. La resistencia demostró que en Alemania había fuerzas opositoras a los nazis. Esas fuerzas facilitaron a los alemanes el regreso al círculo de las naciones civilizadas. Desde ese punto de vista, el fracaso del atentado tuvo profundas consecuencias históricas y de ninguna manera fue infructuoso.

domingo, octubre 17, 2004

Boletín de extraoficial del DAS

El siguiente post es una modificación de un FW que me envió una prima y que me resulta lo más de divertido.
Se conoció que un grupo de árabes o musulmanes fundamentalistas se habían infiltrado en la sociedad colombiana tras haber inmigrado desde Venezuela (porque Chávez es amigo del mismísimo diablo) por Maicao (turismo religioso, por supuesto y de paso buscar financiación del narcotráfico corroncho) en un camión de contrabando perteneciente al Hombre Marlboro que desde USA aún controla las importaciones y exportaciones de bienes y servicios de clase y lujo de la región en colaboración con las honorables y heroicas AUC (actualmente en medio de un honesto proceso de reinserción a la sociedad militar). Dicho grupo (el de los árabes) tenía todo preparado para secuestrar tres aviones, dos de Avianca y uno de Intercontinental y destruir la torre Colpatría, el Ministerio de Defensa y el Palacio de Nariño: solo faltaba el arribo de dos cabecillas de la organización Terrorista Al-Quejoda para cumplir con su propósito.
Tras arduas labores de inteligencia, los astutos detectives del DAS descubrieron que los terroristas arribaron al aeropuerto El Dorado de Bogota, en un vuelo procedente de Barranquilla, un domingo a las once de la noche (no se pudo precisar exactamente que domingo, pues ellos los consideran iguales todos al con contar con fecha en el calendario futbolísitico), donde habrían llegado procedentes de Maicao. Al salir del Dorado (según cuentan los informantes pero el DAS no está seguro del todo) los terroristas tomaron un taxi y le solicitaron al conductor que los llevara al sitio de encuentro con sus colegas musulmanes en el Casa Medina, pues es un hotel de moda para políticos y artistas.
Viéndoles la cara de turistas (Altísimo Nivel G), el chofer del maracuyá los llevo hasta el barrio Las Cruces, donde fueron abordados por cinco tipos armados de cuchillos oxidados y revólveres hechizos; después de robarles hasta la última Dragma de lo que llevaban entre sus turbantes, los patearon y los dejaron botados en la carretera que va hacia La Calera, muy cerquita del mirador porque varios novios embaretados afirmaron que les habían visto por esos lados.
Aporreados y doloridos hasta el tuétano, los peligrosos terroristas intentaron caminar hacia Bogota, pero se encontraron con una avanzada de las FARC que merodeaba la zona en busca de gomelitos para secuestrar. Los guerrilleros al oír el acento extranjero de los “extraños” visitantes les secuestraron y los pusieron a caminar por el monte otras tres horas, hasta que se toparon con un comando contraguerrilla del Ejército Nacional de Colombia. Los terroristas se salvaron de milagro, pero cuando los efectivos del Estado les vieron la cara, las barbas y esos extraños cascos de tela y ni lo dudaron, ya que pensaron que eran de las FARC y se los llevaron para interrogarlos, “pues eran como sospechosos”, eso afirmó el teniente que comandaba el grupo del ejército luego en la Fiscalía. Después de doce horas, los miembros de la inteligencia del ejército concluyeron que los tal-ibanes eran inofensivos y los dejaron libres, pues no hablaban ni J de español y porque se pusieron a rezar y llorar como locos al ver las bolsas plásticas y las cubetas mamadas de agua con las que les iban a “arrancar una confesión voluntaria”, de esas como las que le sacan a los que agarran en capturas masivas en pueblos y ciudades.
Sin un peso, los terroristas tuvieron que recurrir a sus facultades artísticas y determinaron subirse a cantar y bailar en un bus ejecutivo pues no pudieron seguir recogiendo limosnas porque los gamines de la Caracas los sacaron a palazos y madrazos del territorio propio. Mientras iban recogiendo la plata en el bus, el chofer se encarnizó en una pelea con otro chofer de la misma clase de transporte público suicida y se volcó en la circunvalar, dejando gravemente heridos a todos los pasajeros y entre ellos a los dichos Tal-ibanes. A los terroristas se los llevaron de Urgencia para el Hospital San Rafael porque en ningún otro lado se suponía que recibían casos de indigencia, pero había huelga de médicos y estaba cerrado el servicio de urgencias, así que terminaron en el Hospital del Tunal, donde el sindicato les aplicó goticas de formol en los ojos para echarle la culpa a la administración porque ya dejar más niños ciegos era mal negocio de publicidad para el movimiento obrero que solo aspiraba a quedarse con un pequeño 90 % de los ingresos netos del hospital.
Luego de tantas peripecias, por fin lograron encontrarse con el resto de musulmanes para ejecutar el plan nada más y nada menos que en la suit presidencial del Casa Mediana, donde por fin descansaron un ratico y comieron tranquilos después de cuatro días de martirio.
Compraron los pasajes en una pequeña agencia de viajes de la zona rosa, para un vuelo Bogota - Medellín en Avianca, y compraron a un vendedor de dulces de los Laches un elegante Sinca anaranjado con llanta balón y exploradoras que pudiera pasar desapercibido en el parqueadero del aeropuerto. Luego cogieron la Avenida 26, pero se tuvieron que desviar en la Universidad Nacional porque había graves desordenes estudiantiles en el sector de la U N, con incendio de buses y protestas con piedra porque los estudiantes estaban furiosos porque en la cafetería le habían subido 20 centavos al almuerzo de acuerdo con el alza de la carestía y 10 por el cuento del IVA a productos manufacturados por maquinaria industrial y un 000.5 % por la sobre taza a la gasolina decretada por el alcalde Luchito Garzón para inversión social que por fin le había aprobado el Consejo de la ciudad en acuerdo con el Palacio de Nariño. Por desgracia, uno de los terroristas resulto herido por una papa bomba que se coló por una de las ventanas y se incrustó en el turbante que inmediatamente se incendió.
Más adelante se encontraron con la vía cerrada a la altura del CAN porque había una marcha de trabajadores públicos del Seguro Social pidiendo aumento de salario, menos horas laborables, aumento de vacaciones, prestaciones y de beneficios extra-laborales y pidiendo el retorno de Fina al mando de la institución porque según rezaban las pancartas, ESE si es un tipo honesto y que comprende a la labor y el esfuerzo de los trabajadores y sindicalistas.
Llegando al aeropuerto, no vieron un hueco enorme que les rompió el eje, la chumacera y se cagó las llantas balón que resoplaron como bombitas de fiesta cuando un niño las pincha con un alfiler. Como tenían miedo de coger bus o parar un taxi, por los hechos que les había pasado, decidieron caminar el trecho que les quedaba a pesar del aguacero infernal que se desató y que volvió la avenida una réplica del Río Bogotá, con todo, bacterias inmortales y burbujas de jabón FAB.
Finalmente llegaron no empapados, sino medio derretidos al aeropuerto, pero en el counter les dijeron que sus pasajes eran falsos y que la agencia de viajes donde los habían comprado era pirata, por lo que tuvieron que comprar otros pasajes, cuatro veces más caros y no por jets de Avianca sino por avionetas de SATENA. Les informaron que estaban de buenas porque el vuelo estaba retrasado diez horas pues había operación tortuga de los manes de la aduana que estaban alegando por las incomodidades de estar siendo vigilados y no poder robarse los equipajes de los pasajeros provenientes del extranjero, porque las azafatas estaban furiosas por la obligación de tener que utilizar faldas “decentes” a la extravagante distancia de cinco centímetros de los cucos y porque una mano de polochos de antinarcóticos estaban agarrados a plomo en uno de los hangares si poder dilucidar a quién pertenecía la mayor cantidad de pasta de coca incautada (¿al sargento que asesinó a los narcos que hacían las veces de correo, o al teniente que era el que iba a poner la cara ante las cámaras por el fenomenal hallazgo?) o si la iba a devolver a sus dueños originales por unos cuantos pesos en vez de ponerse a venderla al menudeo en las discotecas de la Calera y los bares de la zona rosa.
Mas tarde uno de los terroristas desapareció misteriosamente después de ir al baño. El DAS sospecha que le dieron escopolamina o la famosísima burundanga de la que cantaba Celia, pero informantes avezados en el chisme y ubicados providencialmente en la calle del Cartucho, afirman que le han visto por la 10 chupando basuco y otros (parece que integrantes del Consejo municipal) dicen que trabaja de streeper en uno de los bares gays de las casonas de la Candelaria.
Al sentirse totalmente abandonado, el otro terrorista se gasto las Dragmas convertidas a dólares que le quedaban para llevar a cabo la operación y que le dieron en el Hotel, en cambiar el tiquete por otro, pero de regreso a Irak donde sin duda en la zona verde y explotando autos bomba se sentiría más seguro junto a un tal Osama del que el DAS no pudo averiguar el apellido.
El DAS no dio más información al respecto, espero queden relativamente bien informados del suceso.

Agencia noticiosa F (F de Fifueputa...)

La leona de la Línea...

No sé si ustedes estimados lectores, se hayan enterado de un simpático chisme que corre de café a bares y luego a discotecas para terminar en amanecederos y moteles en el centro del país... Resulta que un día una nena (que está como ella quiere, es decir, buenísma para llevar a fútbol porque es 4 x 4) me contó que se había escapado una familia de leones del camión de un circo (no dijo el nombre del circo a pesar de que yo insistí en que recordara, pero terminé pensando que nada más se trataba de otra treta más del honorable senado de la república de Locombia para distraernos respecto al espino tema de la reelección) que no era ni el circo de Pernito Santos o Turquita Pretel de la Friega... así que me preocupé porque la cosa parecía en serio. Aquella nena nunca me había cuentiado y además, es que a ese tipo de animales hay que ponerles cuidado de vez en cuando... digo, al felino y su familia.
Así que me di al trabajo de hacer labores de inteligencia sobre el asunto y me puse a preguntarle a cuanta persona veía que tenía que ver o había pasado por la Línea hace unos días. Como sería que le pregunté a los que pasaban en los enormes buses esos que parecen ataúdes inmensos y que huelen a aceite quemado con llanta molida a la plancha y hasta los que paraban en La Paloma a tomar kumis endulzado con aguardiente. Pero ninguno me dio razones válidas y señas particulares... ninguno me mostró fotos de huellas o rastros de kk, como sucede con animales como aquellos... La cosa, amigos, entonces se puso fregada, por lo que opté por pensar al estilo CTI... : “huy Echeverri... creo que me engañaron...” y olvidarme del asunto.
Como la curiosidad nunca muere, me dio por llamar al INDERENA, que supuse debía saber algo sobre el tema y les pregunté por los progresos en la persecución y captura de los peligrosos animales. Pero como era de suponerse, nadie me supo dar razón y terminaron preguntando “¿... y usted de dónde sacó una idea tan estúpida? La verdad, sentí que mí nivel G1 se acercaba peligrosamente a su tolerancia antes de cruzar el límite de la cordura; colgué desconsolado. Pero no me rendí, no señores, no me dejé amilanar por el nivel G y persistí en mis investigaciones, pasara lo que pasara debía encontrar la verdad.
Volví a la sana costumbre de ir a la fuente primaria (el puto vulgo) e indagué con más cuidado, porque en esta época de censura, pueda que hasta algo como una familia de leones sueltos en una zona Andina y poblada sea ocultada por obvias razones...
Para casualidad de casualidades, una amiga (quizá la única que tengo) me terminó contando que un familiar de ella ha vivido toda la odisea del bendito animal... a lo cual repliqué: “¿Como así, no era una familia entera?”. Y ella me respondió muy convencida, “Nop... es uno. Bueno, una... porque al león y a los cachorros les agarraron de una”. La afirmación, su severidad y tono me dejaron pasmado. Como ella es una buena persona, de esas que no le gusta dejar nada a medias, me explicó con lujo de detalles como a un tío de ella le había tocado hacer de todo con la comunidad campirana de Calarcá para poder proteger al ganado y a los perros... como a las pobres vacas lecheras (presa favorita de la leona, según me contó) las habían dejado destrozadas en los pastizales y abrevaderos con las entrañas despedazadas y a medio comer en un espectáculo de muerte tan horroroso que daba asco. ¿Se acuerdan de la película de Michael Duglas y Val Kilmer... “Garras”? Alcancé a imaginar por un segundo que nos enfrentábamos a un peligro por el estilo... juemadre... ¡Que emoción!!!!!!!
De una me acordé de la leyenda sobre San Vicente del Caguan... no la supuesta paz... vah, eso es para pendejos, sino de una leyenda de policías que desde que me la contaron me dejó pensando seriamente en visitar la zona. Claro, en la época que me enteré del dichoso cuento no tenía la más remota idea de lo peligrosa que era ese sector de locombia... pero más o menos la leyenda decía lo siguiente:
Allá por el ochenta y pico, un grupo de contra guerrilla se coló en la manigua en búsqueda de una columna del M-19 que estaba jodiendo mucho a los terratenientes, así que había que frenarlos, porque la economía va primero que el sentido común. ¿O no?. Bueno, el caso es que los militares se metieron en el monte armados hasta los dientes para buscar, encontrar y dar de baja a los bandoleros que tanto mal le hacían a la patria, pero terminaron topándose con una bestia que los destrozó, porque no volvió ni uno y los guerrilleros, cuando llegaron al pueblo, fueron informados de que hacía ya más de un mes que un comando especial del ejército se había metido al monte a buscarlos y que no aparecía. Como los manes del M se creían héroes de la otra patria (ese término nunca lo he podido entender, pero lo pongo porque así me lo contaron) se fueron a rescatar de las garras de la selva a los militares, de los que decían que no encontrarían sino los fusiles, cosa que fue cierta, según dijeron los dos sobrevivientes que regresaron un par de días después por el mismo camino donde habían partido también los soldados. Los guerrilleros contaron que fueron atacados por... bueno, el primero dijo que habían sido atacados por un murciélago gigante que chillaba como loco y el otro alegó entre llantos desesperados, que habían sido atacados por una horda enloquecida de simios inmensos y carnívoros. Bien, según el cuento, nunca los dos hombres se pudieron poner de acuerdo más que en un solo detalle: el único rastro que habían podido encontrar de los soldados había sido una mano derecha. En el comando de policía del pueblo después de interrogar a los manes que ya estaban realmente chalados, el teniente que mandaba, se las dio de varón (como le sucede a todos los chúcaros) y entonces se inventó una misión para rescatar tanto a los compañeros del ejército perdidos desde hacía ya más de un mes y para capturar a los guerrilleros que pudieran. Cosa que no le gustó al sargento que le seguía en mando, y que decidió quedarse cuidando el comando mientras su superior se iba de “paseo” por el monte a cazar a “El Bicho” (modo en el que bautizaron al dichoso animal o animales) pero por si las moscas, construyeron un par de barricadas y trincheras con bultos de arena y ladrillos de la escuela que apenas se estaba construyendo. La incursión del teniente en el monte solo duró dos horas, pues regresó corriendo, gritando y disparando para todas partes con los otros cinco agentes que le acompañaron y hasta lanzando granadas... a lo cual el sargento, ya alarmado disparó también para cubrir a su jefe y de paso librarse de la amenaza inminente. Pero la cosa no funcionó muy bien porque El Bicho les tumbó una pared trasera y sin motivo aparente, simplemente desistió de devorar a los uniformados porque no se escuchó ni se sintió nada después de tres minutos de aterradora confusión.
Bien, esa es la versión casera del Chupa Cabras, del Vampiro y hasta del Hombre Lobo... pero el cuento de la leona era diferente, sonaba más realista y hasta poética. Si lo piensan bien, era como tener al enemigo durmiendo al lado, pero se trataba de un enemigo natural, un ser que simplemente era él y que cumplía con sus instintos designales, no era un homo-idiotus armado con un Galil o un AK-47... la cosa era distinta; nada más que el hombre contra la bestia felina.
Pero como una leyenda urbana no surge sin su contraparte, resulta que un amigo escuchó que un puma se había escapado de la finca El Secreto perteneciente a CORTOLIMA. Yo hago una preguntica ¿Cómo es posible que alguien sea tan bruto para tener encerrado un animal como esos simplemente como si se tratara de un perro? Cosa que fue la que me informaron los vecinos de la dichosa finca estatal para investigaciones y que resultó ser cierto, porque yo escuché por casualidad a un veterinario de la misma institución terminó aceptando y disculpándose por radio que era cierto que el pumita se les había escapado.
No sé si en realidad se trate del mismo animal o sea otro, pero una prima que es bióloga, me acaba de decir que es imposible que una leona que no tiene la más remota idea de cazar, se ponga a hartarse vacas en un clima que no es el original de ella y que además un animal de circo que es hijo de otro cautivo y nieto de uno de zoológico tiene que ver cazar para poder hacerlo solo y que más bien terminaría siendo carroñero para poder sobrevivir.
Yo de esos animales no tengo la más remota idea, pero me parece realmente magnífico saber que aunque sea un puma libre aún vive en las montañas cercanas a mí ciudad. Espero que ningún mansito de esos que maltrata a sus hijos que de paso caza águilas cuaresmeras se las de de varón le de por meterle un tiro al pobre gatico que se merece vivir quizá más que se dicen protectores del medio.

-----
1. Nivel G: Alta inclinación a ser GÜEVÓN

viernes, octubre 15, 2004

Diálogo de MSN

Alguien, no recuerdo muy bien quien... me dijo hace unos días (¿O será más de un mes? Ya ni me acuerdo) que pegar diálogos de MSN estaba de moda... Así que creo que por eso no lo había hecho antes. Ustedes entienden... el fatídico sentido del cliché (o como se escriba esa palabra asquerosa). Bueno, igual, aquí va un trocito de conversación con alguien bien particular...

Chicharrón de cien patas says: ole, tengo un problema...
Sam Roca says: ¿Y como qué será?
Chicharrón de cien patas says: no sé... tengo algo que se me enreda en la garganta que me sube y me baja... me siento mal
Sam Roca says: Yo sé que es...
Chicharrón de cien patas: ¿qué?
Sam Roca: Marica... con esa cara de culo que usted se manda, seguro que es un pedo que no sabe por donde salir...

jueves, octubre 14, 2004

Vavilov ante el dilema de Galileo


En 1919, el biólogo Nikolai Ivanovich Vavilov tenía 33 años y su futuro estaba destruido. Una feroz guerra civil abolía hasta los cimientos aquella sociedad estamental, formalista, mística y bullente de hondas contradicciones, que retratan las monumentales novelas rusas del ochocientos. Había llegado el tiempo de los ideólogos armados que, imperturbables, imponían a los pueblos de Rusia el caos supremo de la creación del mundo y el juicio final, todo al mismo tiempo. Nada bueno podía esperar en un tiempo así un científico como Vavilov, formado en la tradición racionalista de la venerable Academia de Ciencias fundada por el sabio Lomonosov en el siglo XVIII. Nada bueno, salvo intentar sobrevivir. Y eso hacía precisamente, en Saratov, a orillas del Volga, tratando de evitar las causas de muerte más frecuentes para los no combatientes en aquella guerra: el hambre, el tifus, una delación.
Su mundo se había esfumado. Muchos científicos habían sido ejecutados como "burgueses enemigos del pueblo" y la mayoría de sus colegas había huido al extranjero. Las instituciones científicas y académicas estaban cerradas, abandonadas, sus archivos habían sido saqueados. En esas circunstancias, ¿quién tendría derecho a reprochar a Vavilov si hubiese decidido huir él también? Podía intentarlo; en aquella época las fronteras rusas estaban prácticamente abiertas. Pero Vavilov no lo hizo, no quiso hacerlo. Por el contrario, al enterarse de la muerte de su maestro Robert Regel, académico y director del Laboratorio de Botánica Aplicada, fallecido de miseria y tifus en Petersburgo, Vavilov se dirigió a esa ciudad decidido a tomar la posta. Su estado de espíritu se expresa en una frase de la sentida necrología que escribió en homenaje a Regel: "Cada día que pasa se reduce más el grupo de científicos de Rusia, y el destino de la ciencia rusa depende de los que van quedando".
Los que quedaban tenían que reconstruirlo todo. El laboratorio de Regel ocupaba un inmueble estrecho, insalubre, sin agua ni calefacción, derruido en parte, y había sido saqueado. No había presupuesto ni autoridades interesadas en su reconstrucción. Petersburgo estaba en colapso, exhausta, infecta de tifus, con apenas un tercio de la población de antes de la guerra europea. Las autoridades bolcheviques, empeñadas sobre todo en ganar la guerra y liquidar a sus adversarios a cualquier costo, dejan a Vavilov hacer lo que él considera necesario para rescatar el laboratorio; después de todo, terminada la guerra, se necesitarán científicos. Vavilov reconstruye el laboratorio y logra instalarlo en uno de los grandes edificios que quedan abandonados por causa de la guerra. Su perseverancia y energía le permiten, entonces, ampliar sus objetivos de recuperación científica y así, a principios de los años veinte, forma el Instituto de Agronomía Experimental con sendas sedes en Petersburgo y Moscú. Luego, en 1929, organiza la Academia de Ciencias Agrícolas. La herencia de Lomonosov ha sido rescatada, la ciencia rusa renace. Vavilov es desginado presidente de la Academia que acaba de fundar. Los bolcheviques, hasta entonces, todavía le dejan hacer.
Vavilov goza de un prestigio bien ganado como infatigable investigador científico. En 1920 formula una teoría sobre la evolución de las diversas especies de plantas, que se adelanta a su tiempo y conserva vigencia en nuestros días por revelar la importancia esencial de lo que hoy se denomina biodiversidad. En base a su teoría, Vavilov crea la mayor colección de plantas cultivadas del mundo que, con más de 200 mil especies, representa un fondo genético de una magnitud hasta entonces no intentada ni pensada por nadie. Lo hace, además, personalmente, viajando sin cesar por las regiones más apartadas de todos los continentes. En el desarrollo de su teoría, Vavilov identifica ocho núcleos originarios de la mayor parte de la biodiversidad mundial, uno de los cuales está en el Perú, mi país (disculpen la emoción aldeana), donde estuvo en 1932, en el itinerario de investigación del último viaje que las autoridades soviéticas le permitieron hacer al extranjero.
Nunca más pudo salir de la URSS. Consolidado en el poder, el Partido ya no cree en la necesidad de contar con los "científicos burgueses" y promueve campañas viles para desprestigiarlos y reemplazarlos. En el ámbito de la biología y la genética, el Partido promueve como nueva luminaria científica, en oposición a Vavilov y su escuela, a uno de los estafadores más descarados de la historia de la ciencia: Trofim Denisovich Lysenko, agrónomo carente de auténtica formación científica, apenas un técnico mediocre que, no obstante, tuvo el talento de "descubrir" en el momento oportuno la "biología proletaria". Con el apoyo de Stalin, Lysenko se adueña progresivamente del ámbito de las ciencias experimentales de la URSS y persigue a los hombres y mujeres de ciencia que no aceptan ser avasallados. Fue en el campo de las ciencias un dictadorzuelo tan ignorante y homicida como Zhdanov en la cultura.
Lysenko negaba la existencia de los genes y cromosomas, y más tarde, cuando a su pesar tuvo que admitir su existencia, negaba su rol fundamental en la transmisión de los caracteres hereditarios. Sostener lo contrario, de acuerdo con la teoría genética clásica, se descalificaba como "idealismo menchevizante" y se llegó a decir que la existencia de genes y cromosomas era una patraña urdida por Goebbels y los nazis. Lysenko negó las elementales leyes de Mendel, con lo cual la llamada "biología proletaria" retrasó esta parte de la ciencia soviética en un siglo. Con la complacencia de Stalin, descalificó la Genética como una "ciencia burguesa" y promovió una "nueva biología basada en el materialismo dialéctico". La influencia nociva de Lysenko sobrevivió a Stalin y no se extinguió hasta que lo jubilaron en 1965. En 1948, el comité central del PCUS se cubrió de ridículo al consagrar las "teorías" biológicas de Lysenko como la expresión incontestable de la más alta "ciencia proletaria". La propaganda lo presentaba como uno de los más grandes científicos de todos los tiempos, a la altura de Darwin, a quien se permitió corregir.
Vavilov y la comunidad científica trataron de resistir el creciente poder de este charlatán estalinista pero fueron derrotados. La persecución contra los científicos fue atroz. Era el tiempo del "gran terror" de Stalin. Finalmente, en 1938, el dictador hizo destituir a Vavilov de la presidencia de la Academia de Ciencias Agrícolas y del Instituto de Biología y lo sustituyó por Lysenko. Fue en este último periodo que se exigió a Vavilov, en la mejor tradición de los inquisidores, reconocer la validez científica de la "teoría" de Lysenko o afrontar las más graves sanciones.
Vavilov respondió con una declaración sencilla y firme: "Iremos a la hoguera, nos quemarán vivos, pero no renunciaremos a nuestras convicciones. Les digo con toda franqueza que creí y aún creo e insisto en lo que pienso que es correcto... Esto es un hecho, y negarlo simplemente porque algunas personas que ocupan altos puestos lo desean, es imposible". Vavilov fue sentenciado a muerte en 1940. Pereció de desnutrición tres años después, en un campo del Gulag.
A Galileo, cuatro siglos antes, los inquisidores de la Iglesia católica le exigieron retractarse de la teoría de que la tierra se mueve en torno al sol; de lo contrario estaban dispuestos a quemarlo en la hoguera. Como sabemos, Galileo se retractó, si bien la tradición dice que, luego, a espaldas de los inquisidores, murmuró: "eppur si muove" (sin embargo, se mueve). Galileo se refugiaba en la reserva mental, es decir, que confesaba lo que exigían de él mientras pensaba exactamente lo contrario. No obstante, enfrentado a un dilema similar, Vavilov, a diferencia de Galileo, prefirió confirmar sus convicciones al precio de su propia vida.
No es que Galileo hiciera mal pues su vida estaba en manos de gente fanática, ignorante y dispuesta a todo. Sinceramente opino que hizo muy bien. La suya es la actitud vergonzosa que tendríamos la mayoría, puestos a elegir entre la verdad o la muerte. Pero gestos de integridad a toda prueba, como el de Vavilov, demuestran que la capitulación o la reserva mental no son las únicas respuestas posibles ante el dilema de Galileo. Bien pensado, morir con dignidad no es un asunto que sólo merezca tomarse en consideración en el túnel ciego de las enfermedades terminales.


Por: Carlos Landeo
La Insignia,
octubre del 2004.

miércoles, octubre 13, 2004

Dassein (La intelección en cuanto acto consiste en la unidad indisoluble de dos momentos de un único y físico «estar»)

a. Como acabamos de decir, el acto de intelección consiste formalmente en un «único» estar en el que me «está» presente algo (momento presentante), del cual «estoy» dándome cuenta (momento consciente).
b. Este único «estar» en el que consiste el acto de intelección es «físico», es decir, no es «intencional».


Lo intencional en la filosofía:

– La filosofía llama «intencional» al momento de «referencia a» un término que tienen algunos actos.
+ Por ejemplo, el acto de darme cuenta de un ruido tiene un momento intencional, un momento de «referencia a» (un ruido), un momento en el que «se refiere a» (un ruido), que es justamente el momento de «darme cuenta de» (un ruido).
+ Lo mismo: mi acto de tener deseos de un bombón tiene un momento intencional, un momento de «referencia a» (un bombón), un momento en el que «se refiere a» (un bombón), que es precisamente el momento de «tener deseos de» (un bombón).
+ Mi acto de darme cuenta de un ruido o de tener deseos de un bombón, en sí mismos y por sí mismos serán lo que les dé la gana, pero su momento de «referencia a» algo, no importa lo que sea, es un momento «intencional».
– Análogamente, la filosofía llama «intencional» también al «término de» ese momento de referencia-a que tienen algunos actos, considerado ese término «sólo» como «término de» esa referencia.
+ Por ejemplo, es intencional el «ruido» del que se da cuenta mi acto de darme cuenta de un ruido, considerado ese ruido «sólo» como término de mi «darme cuenta de».
+ Lo mismo: es intencional el «bombón» del que se da cuenta mi acto de tener deseo de un bombón, considerado ese bombón «sólo» como término de mi «tener deseo de».
+ El ruido y el bombón en sí mismos y por sí mismos serán lo que les dé la gana, pero considerados sólo como términos de mi «darme cuenta de» y de mi «tener deseos de», son intencionales.

Pues bien, el acto de intelección no es intencional, sino «físico» :

– Efectivamente, el acto de intelección no es intencional porque no es un mero acto de referirme a algo, de «darme cuenta de algo», sino que es, como vamos a ver detenidamente, un «físico» «"estar" dándome cuenta de algo que me "está" presente».
– La intelección en cuanto acto consiste en un único «estar» en el que yo «estoy» «en» la cosa y «con» la cosa, o sea, «físicamente» (no «estoy» «de» la cosa, o sea, intencionalmente), y en el que la cosa «está» «en» mi intelección y «con» mi intelección, o sea, «físicamente» (no «está» «de» mi intelección, o sea, intencionalmente). Como mí estúpido reflejo de creer que estoy, allí donde ella no está; igual sobreviviré.

lunes, octubre 11, 2004

Subject: COSAS QUE MOLESTAN

Cambiando un poquito de tema... y como últimamente me han llegado varios mails interesantes, aquí adjunto uno un poco torcido pero realmente simpático.


"Que pena por las malas palabras, que quede claro que yo no escribi.
COSAS QUE MOLESTAN
>1.- La gente que, cuando me pregunta la hora, se señala la puta muñeca. Que tal el Hijuepuuuta!... sera que no se donde tengo mi reloj? Acaso cuando te preguntan por el baño tambien se agarran el culo?
>2.- Los que te dicen "oye amigo" para pedirte algo... Yo no soy su amigo...IMBECIL!!!!!... Amigos las güevas y ni siquiera me habla el mal parido o me saluda cuando me ve en la calle!
>3.- Me emputa la gente que esta dispuesta a recorrer toda la casa y revisar cada uno de los malparidos rincones de cada cuarto para buscar el control remoto... pero "les da puteria pararse a cambiar manualmente".
>4.- Y cuando la gente te dice "Siempre esta en el ultimo lugar en>el que buscas"... LA CONCHA DE LA PUTA MADRE!!!... si estuvieran en el primero pa'que putas seguiria buscando!!!!??? ...NO HAY DERECHO!!! (No sean tan idotas).
>5.- Cuando te dicen en el cine "¿viste eso?"... NOOOO cabron pedazo de marica! PAGUE la puta entrada PA' VENIR AL CINE A VER EL TECHO...granmarica!!!... (esta clase de inutiles verdaderamente me emputan).
>6.-La gente que te pregunta " ¿te puedo preguntar algo??? ah, maricones de mierda!!? como que no te dan mucha alternativa no?
>7.- Y que me dicen de preguntas estupidas como:
A: Me robaron.
B: ?QUIEN?
A: Se me perdio la billetera.
B: ?DONDE?
A: ?QUE TE PASO?.....? TE CORTASTE EL PELO?
B: No HIJUEPUTA ANIMAL, me lo arrancaron a mordiscos.
A: BOTASTE EL DINERO?..... Y COMO FUE ???
B: Si grandisimo GUEVON, me quede observando como fue que se me cayo la puta plata
A: ESTAS EMBARAZADA?
B: No maricon, me puse esta almohada para ver si me quedaba bien.
A: ?YA LLEGASTE?
B: No IMBECIL!!! , ESTAS VIENDO UN HOLOGRAMA.
A:?TE VOLCASTE?
B: No, malparido, le estoy probando la resistencia al techo del carro.
A: ?TE CAISTE?
B: Nooooo, perra hijueputa, estoy haciendo piruetas para divertir a la gente.. es que tengo vocacion de payaso...
A: (Al que va corriendo), TE DEJO EL BUS?
B: No, MARICON, lo voy arriando.

Y que me dicen cuando uno esta en esos lugares que hablan por si solos...como el estadio de futbol, el cine, un>restaurante o inclusive una biblioteca, no falta el maricón que te dice:
A: ?Que haces aqui?
B: Nada, vine a barrer....BOBO HIJUEPUTAAA !!!


Bien, espero que les haya gustado la mamadera de gallo luego del post pasado en el que me desahogué con respecto al complot en contra de las universidades públicas...

Por favor, no dejemos que ASESINEN a la Universidad Nacional o a las demás Universidades filiales y Regionales

Aclaración: Yo había prometido no volver a rajar del gobierno, pero esto ya es el colmo. Ustedes disculparán las palabrotas, pero es que la situación es realmente vergonzosa, nadie hace nada al respecto y yo ya no me aguanto más.

Me acabo de enterar de una más de las aberraciones de la administración (traición) actual más escalofriantes. Como les parece que piensan volver a la Universidad Nacional o SENA inmenso e inoperante. Es decir, Marco Palacios, el ministro de educación y toda esa parranda de miserables, para fomentar la ignorancia, la falta de debate, evitar las controversias y de paso evitar gente inteligente y preparada que no le haga competencia a las universidades privadas y al mismo tiempo no raje del Estado, pues van a volver a la Universidad Nacional o una institución educativa de garage... si señores... Los miserables están promoviendo que las carreras en vez de durar cinco (5) años, duren cuatro (4) y así volver todo técnico y nada de profesiones y la Nacho, terminaría siendo un instituto piratécnico más.
Pero claro, esta movida, no es más que una respuesta politiquera y de nuevo veintejulierista al agarrón que existe entre los godos, liberales e “independientes” con El Polo Democrático, pues supongo que esa gentuza (me refiero al gobierno y sus secuaces) consideran a la Universidad Nacional un fortín político del Polo Democrático; pero resulta que la cosa no es así de simple como lo ven los caciques...
En realidad, el fortín político del Polo Democrático es el sentido de pertenencia y la independencia de conciencia promovido por la realidad objetiva del diálogo, la diferencia y la educación. Lo que en realidad sucede, es que de la Universidad Nacional y sus filiales o satélites, se gradúa la gente que no se deja meter los dedos en la boca y eso al gobierno obviamente no le ha de gustar para nada...
Si quieren generar educación económica y más veloz, pues fortalezcan el SENA. El SENA es una institución realmente buena, con excelentes docentes y estudiantes serios, pero que por desgracia el gobierno también quiere liquidar. En vez de tener profesores y estudiantes que se la pasen viajando de un lado para otro (de los pueblos a las ciudades) es mejor crear más SENAS en los pueblos, fomentar las empresas pequeñas o unipersonales o microempresas quitando o condonando impuestos a esos nuevos empresarios, y no como están haciendo que es fomentar y crear más impuesto para ir a meter la plata en el pozo sin fondo de la guerra y la muerte. Pero no, lo que hace el gobierno cada vez es peor, más rastrero y amañado, como crear más impuestos (obviamente para ellos quedarse con el fruto del esfuerzo y trabajo de los que de verdad trabajan) a la platica que entra del exterior (en dólares) de los que se tuvieron que ir porque la situación cada vez es peor.
Pero eso si, cada vez que hay un consejo de ministros o de gobierno en TV, todo está perfecto, en éste país de mierda nada malo pasa, nadie muere de hambre ni de ignorancia todo va viento en popa, la economía y el desarrollo socioeconómico son magníficos y vivimos en una nación que es una maravilla de la democracia, dirigida por genios en todos los campos que tienen sentido de pertenencia y altas virtudes de conciencia y sociales....que “trabajan, trabajan y trabajan”....
Maldita sea, que vergüenza tan impresionante, vivimos siendo presas de un estado sauriano y no hay forma de cambiarlo, porque al parecer a nadie le importa.
Es que vivimos chantajeados con el cuentico ese de que ahora si podemos “vive Colombia, viaja por ella”.... ¿Pero a qué costo? Los impuestos cada vez son más para que el que dice que “trabaja, trabaja y trabaja” se gane esa platica o se la de a sus amigos para que él se pueda vengar por la muerte de un familiar. ¿Si sabían que desde que ese mansito subió al poder se gastan 10 millones de dólares más en guerra al mes? PARECE QUE LA CIUDADANÍA (creo que a los idiotas que votan por los mismos les dicen así en las democracias...) SE LE OLVIDÓ LA MASACRE EN CAJAMARCA TOLIMA... Allí masacraron (el ejército) a toda una familia y hasta partieron por la mitad de un tiro de fusil a un bebé de seis meses de nacido; hace como un mes asesinaron a tres profesores simplemente porque se mamaron de vivir escuchando las mismas mentiras y hablaron; la violencia no ha disminuido y es mentira que se está controlando a la guerrilla... la guerrilla cada vez exporta más drogas (pero como tienen de competencia a los paras, pues la cosa es económica y no de principios o de humanidad y por eso ahora son las narcoguerrillas o los carteles de la droga de las FARC y ELN, pero eso si, las AUC son héroes de la patria, según el gobierno) y hasta hay desplazamientos de frentes completos a las ciudades; la delincuencia común aumentó considerablemente y el nivel de pobreza es tan berracamente alto que por eso echaron al man del DANE. En conclusión, cada vez estamos peor, pues la propaganda institucional promovida por el gobierno en los medios de comunicación (sobre todo en la TV y El Tiempo) pero cuando por fin esta porquería de país despierte, va a ser una pesadilla aún más horrorosa que cuando por fin el pueblo alemán se desembarazó de los Nazis o a los Rusos con el comunismo.

45 Minutos

No es que yo tenga algo en contra de los muchachos que juegan en la selección locombia, para nada... pero si me gustaría encontrar una respuesta a la siguiente pregunta: ¿Por qué solo pueden jugar bien 45 minutos?
Con Yezo, que es un experto en la materia, mientras veíamos perder a Chile con Ecuador, llegamos a un conjunto de tristes conclusiones, es decir:
1. A la selección de locombia, lo que le pasa es que le da miedo ganar.
2. El arco rival es mucho más pequeño que el propio.
3. Como a los jugadores parece darles miedo hacer goles (quizá perdemos la costumbre de perder, porque empatar es perder), tienden a pegarle a la pecosa con la cara externa del zapato, para que se vea una comba bien bonita pero no hacer el gol.
4. Totono es medio equipo, así haya pasado por equipos malos antes.
5. Reinaldo Rueda se demora mucho en hacer los cambios.
6. A Andrés Pérez no lo llaman a la selección porque fue de Millonarios (que rosqueros los perros esos de la federación de mafiosos que dirige el fútbol locombiano)
7. Los narradores y comentaristas de fútbol son unos idiotas, HIPÓCRITAS, lambones, chupa medias lame güevas... porque eso si, si el equipo va ganando, ES NUESTRA SELECCIÓN, pero si va perdiendo es la selección de Reinaldo Rueda.
8. ¿Barranquilla? ¿Y por qué carajos no juega la selección en Bogotá, en Medallo o en Cali? ¿Es que nosotros, los que vivimos en el centro de esta mierda de país, no tenemos derecho a ver a los muchachos perder? Ya sé.... NOSOTROS NO SOMOS COLOMBIA... o quizá, lo más posible, es que exista algún trato bajo cuerda para que los hampones que dirigen el fútbol locombiano ganen MUCHO dinero. Si es por estadios grandes... el Campín, el Pascual y el Atanasio son realmente grandes y hasta tienen los hinchas más serios de los equipos más respetados y prestigiosos del país. Que falta de respeto más grande con todos los aficionados que no somos costeños... es el colmo.
9. Los muchachos solo entrenan o hacen prácticas durante 45 minutos; el resto es paseo.
10. El Pibe es amigo de Don Gediondo, así que ya perdió todo el respeto que yo le podía tener.
11. Los árbitros argentinos pitan es para rugby.
12. La nueva camiseta es más fea que las anteriores y trae mala suerte.
13. Al Mundial solo van a ir Argentina, Brasil, Paraguay y Ecuador; el resto de las selecciones son tan malas que no se merecen ir ni a la esquina.
14. Ver o ir a un partido de la selección es como ver una carrera de F1, uno ya sabe lo que va a pasar, así que no tiene gracia.
15. Los comentaristas, narradores e invitados (sobre todo el Chiqui García) son tan insoportables, que es mejor escuchar reJetón en vez de a esa clase de gentuza repugnante. Que pena tan hijueputa saber que el chiqui dirigió alguna vez los destinos de Millos y de la selección...
17. El esquema de juego es tan lento, repetitivo y arcaico que hasta yo me di cuenta.
18 Los 17 puntos anteriores reflejan muy bien lo patética que es Colombia: un partido mediocre de fútbol... lástima que faltó el payazo mayor y sus secuaces, así el circo hubiese sido más entretenido.Mejor no seguir hablando de algo tan estúpido, paupérrimo y hasta vergonzante como la Selección Colombiana de Fútbol, nunca más volver a ver un juego de ese pinche equipito de medio pelo manipulado por intereses ajenos al deporte y más cercanos a la mafia, la prostitución del espíritu y la ruina de la voluntad humana, no perder más el tiempo y más bien dedicarnos hacer cosas más productivas (por lo menos sinceras o divertidas) que sufrir por una nimiedad que no va a lograr más que dejarnos más aburridos que lo que estamos.

-----
De fondo escucho el himno nacional... ¿Será que estoy alucinando o es que el presidente va a hablar otra vez en TV para seguirla cagando....? No... nada puede ser tan malo, solo se trató de un simple partido de fútbol, sin embargo, no sobra agregar... "que pena tan hijueputa...."

viernes, octubre 08, 2004

SMS EMDEN, EL BUQUE CORSARIO

Para Mateo, quien aún no puede leer en español, pero que seguramente me recriminará en el futuro si no le dedico un cuento hoy.
sAM ROca

Una mañana en particular en que de nuevo mí vida (¿A caso a esta agonía perpetua de no poder morir se le puede llamar así?) se suponía debía alistarse para tomar otros rumbos, pues un buque de bandera francesa que nunca abordé me esperaba para zarpar rumbo a la vieja Dongbei Pingyuan (para negociar con un oficial de alto rango del ejército del Imperio del Sol Naciente, la incorporación a mí colección personal de una reliquia peculiar; la verdad, todas las reliquias son sumamente particulares), me desperté viendo aquellos inmensos ojos que todo lo abarcaban y que nada lo daban por sentado. Hacía ya un poco más de tres décadas que no me pasaba, y según recuerdo, la peor de todas fue por allá cuando las extravagancias de Luis XVI llevaron al trono galo de tumbos y trompicones a la guillotina; así que sentí otra vez la fría bestia de la soledad arrastrándose por mi espalda. No tanto por el recuerdo en si, todas las mujeres son y no son ella y todos los hombres no somos más que un reflejo del último con el nos cruzamos. Y también porque recordé que la corte, a pesar de su gravosa petulancia notable del delfín y su séquito, en cierta medida me simpatizaban por su extravagancia de barro (su final se vislumbraba desde el inepto abuelo), ya que gracias a dicho círculo interno ella llegó a mí; Bueno... ¿Y cómo no iba a serlo, si yo formaba parte de aquella cofradía?
De algún modo, la he olvidado tanto (y recordado al mismo tiempo) que se ha ido desdibujando en la distancia de los años hasta convertirse en una fantasmagórica expresión idílica (embriagadora, por cierto) del ideal utópico de lo que nunca fue y lo que es la belleza. Por supuesto, me refiero es a ella, no a la corte; de la segunda ya muy bien ha sido retratada su “realidad” por infinidad de artistas (músicos y pintores), escritores (poetas y novelistas), comediantes (historiadores y filósofos) y hasta un par de circos rusos de baja calaña y pues sería engorro también que yo lo hiciera, pues lo único que me interesa es el recuerdo que tengo de las circunstancias sociales, no de los hechos políticos en particular. Pero esa no fue precisamente la causa de alarma que me inquietó durante una buena temporada; sino porque siempre que sueño con ella, con mí “Ángel caído”, algo, o mejor, más bien un evento fantástico, realmente radical o impensable e inevitable sucede.
La primera vez que soñé con ella, nuestros caminos nunca se habían cruzado por voluntad propia ni por casualidad; no que yo recuerde. Fue una intensa noche de verano, de esas que asan el alma tan lentamente que presuponen un abrebocas del purgatorio mortal que pronto llegará (menos para mí) y que casi nadie puede descifrar pero que está allí, como un terremoto, sacudiendo las entrañas del mundo mismo y sus garrapatas.
Quizá fue que relacioné la bandera del buque con los ojos; no lo sé. Del alma y sus reflejos poco comprendo. Pero como el peso de los acontecimientos me enseñó a escuchar los ecos premonitorios que trae el viento, preferí permanecer en Tsingtao, porque el destino daría una vuelta más, y yo le esperaría. Efectivamente el 29 de junio de ese mismo año fuymos informados del asesinato del Archiduque Fernando de Austria en la sombría ciudad de Sarajevo, e inmediatamente el mapa del mundo sufrió un serio cambio del cual ineludiblemente yo formaba parte.
La guerra con la Triple Alianza (Gran Bretaña, Francia y Rusia) era inevitable, por lo cual, el buen Capitán de Fragata Von Müller, dio la orden de avituallamiento y apronte general. El 4 de agosto siguiente Gran Bretaña se declaró en estado de alarma general y al día siguiente en pié de guerra; la I Guerra Mundial (del modernismo, por supuesto) había estallado y pronto el Kleine Geschützte Kreuzer SMS Emden, construido en Weser, Bremen, como buen lobo hambriento, comenzaba a surcar las olas del pacífico en pos de sus presas.
Curiosamente, en 1910 la nave había sido destinada a Extremo Oriente, formando parte de la escuadra de cruceros con base en el protectorado alemán de Tsingtao, por lo cual, participó junto a buques americanos, japoneses y británicos en la represión de la revuelta de Nankín, en China, pero ahora la situación era diferente y el amigo sería el enemigo.
El mismo día en que la absurda guerra fue declarada, el Emden alcanzó su primera víctima, es decir, el buque de correo Ryazan, que escoltó hasta su base en Tsingtao. Luego, acompañado de un crucero auxiliar del que no recuerdo el nombre (menos de tres horas después salió de la formación por fallos en sus motores y la mala suerte de un comandante herido) y del carbonero Markomannia partí a aguas profundas. Allí comenzó la audaz travesía del barco corsario al servicio del Imperio Austrohúngaro.

Pero los historiadores navales se equivocan, bueno, errar es humano. Verán: Cuando el crucero interceptó y posteriormente capturó al indefenso bote de bandera rusa, el comandante disidió hacer su entrada triunfal a la cubierta enemiga como la habría hecho cualquier ta de los poemas de Byron, con tan mala suerte que un marino de segunda clase, agazapado tras una cofa, al ver al comandante bajando por la barandilla de traslado, se le acercó sigilosamente con un puñal y le asestó múltiples estocadas en el bientre, las cuales, no le asesinaron, pero si le dieron inmediatamente de baja del servicio, así que Von Müller, debió regresar a Tsingtao, y yo, como Condestable hube de tomar el mando del buque así no tuviese la más remota intención de hacerlo, ya que aún guardaba la esperanza de viajar a territorio nipón (ahora enemigo) a realizar el trato que por desgracia de la guerra se había visto aplazado quizá de manera definitiva.
Al nordeste de las islas filipinas, fondeando en Pagan, nos reunimos de nuevo con la Escuadra Alemana destacada en el Pacífico, formada por los cruceros acorazados Scharnhorst y Gneisenau y el también crucero ligeros Nürenberg y con el Emden, además de 5 mercantes auxiliares que servían para el aprovisionamiento. El Comandante en Jefe de la Escuadra era el Conde Vicealmirante Maximilian Johannes von Spee, que izaba orgulloso su insignia en el hasta del Scharnhorst.
Esa misma noche, entre tragos, juerga y la música del receso triunfal después de la significativa y limpia captura, no sé como ni porque, pero le propuse al Conde (Quizá tratando de emular –a mí modo – las hazañas de Drake) que dejase al Emden en libertad estratégica para que la Escuadra pudiese regresar a Alemania y enfrentar a las armadas enemigas defendiendo los mares de la madre patria y así, por cuenta, recursos y riesgo propios, entablaríamos mí tripulación y yo, así una campaña como corsarios atacando al tráfico mercante aliado en el Pacífico Sur y posteriormente en el Indico, para causar la mayor cantidad de daño que fuese posible a las líneas de abastecimientos y tratar de hundir, quemar o capturar el mayor número de buques enemigos. Izaríamos la bandera negra.
Gao Xingjian
La verdad, es que por aquellos días, la Kaiserliche Marine, era la segunda marina más poderosa del mundo y a gran distancia de la tercera; la francesa, por su parte estaba a mucha más de la primera que nosotros, la cual no era otra que la Royal Navy, obviamente británica. Gran Bretaña, tenía por costumbre táctica, en aquellos días, desplegar un verdadero enjambre de naves sobre los siete mares cuyas cifras eran apabullantemente superiores y capaces de sobrepasar a todas las demás marinas europeas unidas. Consciente de la enorme inferioridad numérica, el almirante Alfred von Tirpitz (el héroe que creó de la nada la Kaiserliche Marine, había puesto el mayor énfasis en la superioridad cualitativa de sus naves) y así que en una oportunidad, sabiamente expresó: "Seremos menos –dijo en su marcado acento norteño-, pero seremos los mejores". Y así fue, los acorazados y cruceros de batalla germanos eran menos que los británicos, pero eran muy superiores a sus contrapartes en calidad de construcción, precisión de artillería y capacidad de aguante en combate. Como quedó claramente demostrado en la gigantesca batalla de Jutlandia. Pero esta regla no puedo aplicarse a los Kleine Geschützte Kreuzer, comparados con las contrapartes, eran evidentemente superiores en todo y el Emden, frente a ellos, no era más que un buque de juguete. La verdad, era que a pesar del arrojo, la bravura y la fortaleza intelectual de la Kaiserliche Marine, los cruceros ligeros germanos como el Emden eran mucho más pequeños, lentos, tenían menor autonomía y estaban mucho peor armados que los británicos. Tanto Von Spee como yo, sabíamos que en caso de tener que combatir contra un crucero de la Triple Alianza, el Emden tendría que esperar un auténtico milagro para escapar de la destrucción. Pero siempre fuy y he sido un hombre de resultados y el almirante creía en la imaginación desplegada a toda costa; así que nos dio libertad para atacar por nuestra cuenta el tráfico mercante. La escuadra alemana en Extremo Oriente zarpó de Pagan rumbo al Este cuando el sol despuntó en la madrugada y cuando la tierra desapareció bajo el horizonte y la flota se halló a salvo de miradas indiscretas bajo una tenue niebla en alta mar, en el palo del Scharnhorst alegre y salvajemente se izaron las banderas que formaron un mensaje que después habría sido considerado como histórico (y macabro anuncio designal para otros), pero que para nosotros fue el comienzo de la aventura y al mismo tiempo, el fin de nuestro hermoso buque corsario: "Emden. Destacarse. Buena suerte". Escoltados por los ecos de los vítores lanzados por los camaradas de las demás naves, di la orden de escorar a barlovento, el pequeño crucero viró alejándose de la Escuadra muy lentamente y desde el puente, a través de los binoculares pude observar con cierto recelo y al mismo tiempo orgullo, como las fumarolas de los demás buques, que se perdían en la distancia, mientras trataba de imaginar que la empresa a la que nos estábamos enfrentando, no era un descabellado reflejo de la embriagues transitoria del ron y de aún seguir escuchando en mis oídos El Holandés Errante, sino un simple imposible retórico, como en los que Nelson había salido triunfante. Pero yo no era Nelson, y eso realmente me preocupaba. Claro que nadie podía adivinarlo, pero en breves días, el SMS Emden, le daría a Alemania la más grande victoria naval jamás conseguida hasta entonces por la nación de Richard Wagner, pero que tuvo la insoportable costumbre de empezar las dos guerras más sangrientas del Siglo XX y así mismo, perderlas por exceso de confianza.
Pero, ¿cómo un soldado romano, que en el 123 DC, que se habían integrado a la construcción de las murallas de Adriano para proteger Britania, ahora comandaba un barco evidentemente germano y perteneciente al Imperio Austrohúngaro?
Supongo que se debió a mí entrañable relación con el mar (que viene y va) desde el desastre de la revolución francesa, mí decepción política hacia el viejo continente. Por ello terminé dirigiendo las velas de un pequeño bote de pesca en ultramar que las época malas hacía las veces de barcaza turística en las Filipinas y finalmente, embelesado de nuevo con el servicio, pero en las místicas filas de marina alemana en las cuales llegué a Teniente de Fragata, así no aparezca en ningún listado, pues mí incorporación a ellas fue baste irregular. Claro que tuvo mucho que ver mí visita al puerto de Tsingtao, donde me enamoré de los modernos y poderosos cruceros clase Konigberg y en especial, del TDB Emden y los curiosos colores que habían utilizado para pintar su hermosa superficie. Después, contrariado ante el arribo a Tsingtao de dos buques con la bandera del Reino Unido, me enteré de que casi todas las demás armadas del mundo, también habían optado por la misma costumbre de adornar así sus embarcaciones. Pero ya era tarde, y servía a la marina Alemania con orgullo y disciplina. Pero la mayor razón de todas, fue suponer inútilmente que en alta mar, envuelto en la chaqueta blindada del crucero, me libraría de aquellos enormes ojos que me venían persiguiendo hasta en sueños desde hacía ya un buen par de siglos. Que equivocado estaba. Allí, tras las placas de metal reforzado, los recuerdos hicieron impacto en mí alma, con efectos más devastadores que los nuevos, fantásticos y terroríficos torpedos escupidos por las lanchas de la British Crown y que tarde o encontrarían al Emden. La misión para la cual dementemente me había ofrecido sin medir las consecuencias, fue prácticamente suicida, pero al parecer de la tripulación que tanto amaba las novelas épicas, era una aventura, así que poco o nada les importó cuando yo me dejaba arrastrar por la marea de recuerdos, total, ya éramos famosos, considerados prácticamente héroes y nuestra ruta apenas si comenzaba.
Así que después de dar presa a nuestra segunda presa, fuymos considerados un crucero corsario así ésta no hubiese sido nuestra intención. Pero... ¿Qué es un buque corsario? Una nave corsaria es un buque muy bien armado, veloz, ágil y hasta secreto que ataca el tráfico mercante enemigo. Los corsarios que atacaban las naves españolas por cuenta de la Corona Inglesa eran piratas en el sentido estricto de la palabra. Mercenarios contratados para tal fin, auténticos terroristas de los siete mares cuyas normas de conducta eran el terror, la tortura, el saqueo, la violación y el asesinato. Pero con la erradicación de la piratería en los límites del siglo XIX, las armadas del mundo moderno comprendieron lo beneficioso que resultaba bloquear la llegada de suministros al enemigo por mar atacando su tráfico mercante, pero ahora ya en manos de marinos profesionales, sujetos a estrictas leyes internacionales y no de piratas sanguinarios que en ninguna forma eran o fueron aventureros románticos. Famosas fueron las naves que la pequeña marina de la Confederación Norteamericana consiguió armar como buques corsarios entre 1861-1865 y que hicieron gran daño a las líneas marítimas de abastecimiento de los nordistas. Por lo que dicha experiencia hizo que todas las grandes marinas se replantearan la necesidad de contar con naves apropiadas para actuar como corsarios y naves apropiadas para cazar a los corsarios enemigos y miren como son las casualidades, así nació el crucero.
En las dos guerras mundiales, la inferioridad numérica de la marina alemana impuso las misiones corsarias de buques aislados, bien de guerra o mercantes armados con cañones camuflados para tratar de destruir el tráfico mercante. Así que no resulta extraño saber o haber sido parte de los más maravillosos ejemplos de respeto, cortesía y humanidad de ambas, terribles y absurdas guerras precisamente en esos modernos corsarios que tan poco tenían que ver con aquellos salvajes piratas ingleses de los que tomamos el nombre. A lo largo de ambas guerras mundiales, los marinos alemanes que actuamos en las peligrosísimas (prácticamente suicidas) misiones corsarias pusimos el mayor empeño en ceñirnos al milímetro a los tratados internacionales, así se diga lo contrario, total, el que escribe la historia es quien gana la guerra y nosotros perdimos las dos. Pero ello nos granjeó el sincero agradecimiento de las “víctimas”, tratadas con la mayor cortesía y generosidad posibles que se volcaron en la defensa de nuestros agresores cuando estos fueron investigados tras la guerra por los tribunales de los vencedores. Así, tanto marinos mercantes, como pasajeros civiles como los marinos británicos, nos exculparon siempre de cualquier cargo político, declarando que el trato a los prisioneros fue legalmente correcto e incluso lleno de humanidad. Es muy grato, amable lector, que los marinos alemanes (especialmente en la Segunda Guerra Mundial) no se contagiaran de aquella infame plaga que infectó a otras unidades del ejército del Richt (razón por la cual no me enlisté en sus filas en aquella oportunidad) y que tan especialmente desgarradora resulta. Total, la firmeza del Gran Almirante Erich Raeder mantuvo a la Kriegsmarine alejada de la influencia política nazi y su esfuerzo fue recompensado en el juicio de Nüremberg, solamente al condenarle a cadena perpetua. Mientras, repugnantes criminales de guerra fueron llevados a EEUU, Gran Bretaña o la misma URSS y tratados como refugiados políticos sólo porque contaban con cierto bagaje de conocimientos técnicos (“científicos”) valiosos que los vencedores querían aprovechar. Como siempre, aquí los únicos que perdieron fueron los millones de víctimas de la barbarie.
Cuando solicité permiso para actuar como corsario sabía a lo que me exponía. La propia naturaleza de una misión impone sigilo y aislamiento. El Emden sólo podría tomar contacto con las naves alemanas de abastecimiento que Von Spee destacara para aprovisionarnos del valioso carbón y con las naves mercantes que capturásemos cumpliendo escrupulosamente los tratados internacionales, nos encargaríamos de buscar, avistar, detener, registrar y, en caso de ser de un país aliado o llevar en sus bodegas contrabando de guerra, disponer de él legalmente como presa de guerra, pudiendo hundirlo o apresarlo y al mismo tiempo, aprovisionándonos de sus propios recursos. Eso si, nos dejaban las escuadras de Británica, Japonesa, Francesa o Rusia, que ya nos buscaban para destruirnos y debíamos tener cuidado.
Así, el 13 de setiembre la tripulación del Emden detuvo y hundió al buque británico Killin y al día siguiente hundió al Diplomat, de la misma bandera. En la semana siguiente detuvimos y liberamos a dos buques italianos (país neutral, de momento), el Loredano y el Dándolo, cuyos capitanes (para sorpresa nuestra) eran hermanos. Dado que estas liberaciones sin duda revelarían la presencia de nuestro buque, ordené alejarnos de la zona y dirigirnos hacia el sub-continente indio, con el objeto de atacar por sorpresa los depósitos e instalaciones de Burmah Oil Company en el bullicioso puerto de Madras. A pesar de estar bien custodiados y de las buenas fortificaciones defensivas, el 22 de setiembre, eso de media noche, con la enorme masa del EMDEN conseguimos acercarse hasta la costa, amparados en la oscuridad de la noche y la estrategia vital de que solo brinda la sorpresa, e iniciar el infierno. Disparando 125 salvas de los pequeños cañones de 105 milímetros, ocasionamos incendios, pero por desgraciadamente también propiciaron la muerte de algunos civiles (afortunadamente solo tres) y la de un cadete británico de un buque (del que nunca dijeron el nombre y que yo aún tengo la duda de que existiera) fondeado en el puerto. Éstas fueron las primeras víctimas mortales provocadas por nosotros, la corsaria tripulación del Emden, pero ya habíamos capturado y hundido barcos por un total de 33.000 toneladas y ese record nadie lo pudo superar ni cincuenta años después con un solo navío.
Para el Almirantazgo británico el pequeño crucero corsario se transformó en una cuestión prioritaria, pues... ¡El Emden había conseguido paralizar todo el comercio naval de la India con el viejo mundo!. No sólo se trataba de una situación fundamental estratégica, sino una cuestión en la que el poderoso imperio Británico se jugaba su prestigio, y movilizó a todos sus efectivos en la caza del escurridizo corsario alemán. Pero tal movilización no surtió efecto porque hábil habíamos puesto proa al mar de Arabia, escapando del enjambre de naves que lo buscaban sin tregua. Allí el Emden, entre el 25 y 27 de setiembre, interceptó otros 8 vapores, entre ellos recuerdo el carbonero BURESK, que al mando de Julius Lauterbach, fue el legendario testigo oficial de presas de nuestro buque, y así mismo, tal carbonero sustituyó al Markomannia, mientras éste se dirigía a un puerto neutral para cargar provisiones y enviar el correo a Alemania y a Von Müller. Así que disidí poner rumbo a Diego García para aprovisionarnos y efectuar algunas reparaciones menores. En estado de alerta, arribamos cautelosamente a la paradisíaca isla donde, para sorpresa nuestra, fuymos recibidos por los británicos y franceses con grandes muestras de alegría... La conclusión era muy simple ante semejante hecho: ¡En Diego García no había radio! Y por ello aún no había llegado la noticia de la guerra con el Richt. Evidentemente ninguno de nosotros o de nuestros insignes capturados (aún contábamos con algunos a bordo) les sacamos de su ignorancia y tras descansar la fatiga acumulada y ser reabastecidos, partimos saludados por aquellos que eran nuestros enemigos, aunque ellos no lo supieran. Reemprendida la empresa destructora, el 15 de octubre capturamos sin mucho esfuerzo en la mañana al vapor CLAN GRANT y en la noche a una draga de 500 toneladas. El 18 detuvimos el vapor español Fernando Poo, dejándole partir honrosamente tras hacer las oportunas comprobaciones de su carga y bandera. En la semana siguiente, hundimos otras tres naves y detuvimos a otra para transferir a todos las tripulaciones capturadas, que para nuestro asombro, no querían transbordar o desembarcar para seguir con nosotros en la aventurera travesía corsaria. Recuerdo que uno de ellos hasta pidió cargar su motocicleta y una hermosa dama irlandesa de la que no recuerdo el nombre, pero que se me pareció mucho a mí ángel caído, pidió que guardásemos en nuestra bodega un enorme piano de cola blanco que ella debía dar de regalo de cumpleaños a su hija que le esperaba en Penang. Razón por la cual, decidí atacar aquél puerto y de paso, desembarazarme del dichoso aparato musical que ya se había transformado en un verdadero problema pues el resto de la tripulación no hacía más que obligar a la hermosa dama a tocar hasta altas horas de la noche y la indisciplina estaba empezando a reinar ante las miradas furtivas de las acompañantes de cámara, la dama misma y nuestro personal. Así que en la madrugada del 28 de octubre, descargamos en el puerto al pino y sus concubinas musicales mientras el resto de nuestra flota (ocho buques carboneros y de vituallas) nos esperaban a unas cuantas millas náuticas de la costa, bajo la oscuridad reinante y la niebla.
Pero si lo olvidaba, en Penang había fondeados cuatro naves de guerra Británicas y para cercarnos con disimulo, decidí disfrazar la cubierta y al bote mismo como mejor se me ocurrió, es decir, volviéndolo un carguero de la British Crown. Así fabricamos una cuarta torreta de escape de gases y los cañones fueron escondidos bajo enormes cajas que hicieron las veces de compartimientos para carga de cubierta y hasta para un falso puente. Todo ello lo construimos con tela y madera extraída del resto de los buques capturados y hasta con ayuda de nuestros prisioneros, que alegremente colaboraron al sentirse parte fundamental del engaño. Cuando rusos y franceses descubrieron por los estruendos de los torpedos y los cañonazos nuestra presencia destructora, ya era demasiado tarde; el Zemciug iba ya a pique, el Mousquet estaba en llamas seriamente amenazado por la destrucción inminente y nosotros mar adentro, muy lejos del rostro del enemigo y dejando a las hermosas damas atrás, razón por la cual no sabíamos si festejar alegremente nuestra victoria o retroceder arriesgadamente por ellas.
El 1 de noviembre cuando el trompeta llamó al cambio de guardia, declaré día festivo en cubierta. Según las cuentas, llevábamos 30 mil millas náuticas recorridas sin una sola baja, tres meses de permanencia en el mar y quien sabe cuantas toneladas enemigas hundidas.
Entre tanto, en la lejana Europa y en las islas del Japón, los periódicos hacían montañas de dinero con nuestras aventuras. En dichos pasquines se contaba la bravura e ingenio del comandante Von Müller (los idiotas nunca se enteraron del cambio de capitán; mejor) y la caballerosidad extrema de los marinos que servían en el Emden. Pero el almirantazgo aliado estaba seriamente preocupado, pues luego de atacar buque tras buque en medio de los mares supuestamente protegidos por enormes grupos de escuadras, atacar industrias y posteriormente puertos defendidos y hundir naves de guerra estacionadas allí, el Emden ni siquiera había podido ser alcanzado si quiera por la bala de fusil.
Mí segundo, el teniente Hellmuth von Mücke, me propuso en la fiesta de las 30 mil millas, atacar el puerto de Direction Island, que era una estación de comunicaciones entre las islas de Cocos y el continente Australiano. Por lo cual, tomamos rumbo a la estación y por sorpresa desembarcamos con 50 hombres más, mientras Von Mücke se quedaba al mando del buque, nosotros haríamos pillaje como verdaderos corsarios. Por desgracia, nos demoramos demasiado en el tramo del buque a la playa y la estación alcanzó a transmitir al Crucero Australiano Sidney, “El Emden está aquí”.
Desde la playa, ya rompiendo los cables e incendiando la estación, divisé a simple vista en el horizonte una enorme torre de humo que se acercaba veloz en post del Emden. Pedí prestados los binoculares al ayudante de máquinas Rilke los suyo ¿Sería alguna de las naves de suministros de nuestra flota corsaria? No, no podía serlo, ellos no se acercaban tanto a las costas y tampoco eran tan grandes o veloces, con evidente estupor comprendí que debía tratarse de un buque de guerra y no precisamente de bandera amiga, por las llamas que sobresalían de las bocas de sus enormes cañones de 150 milímetros y apuntaban directamente a nuestro buque.
Errar es humano. Meses después en territorio germano, me enteré de lo que había sucedido: confiado por el informe de los radiotelegrafistas, Von Mücke había supuesto una ventaja de unas cientos de millas de distancia entre el Sidney y el Emden, distancia y tiempo que consideró adecuados para la operación sorpresa de aquella mañana y por ello no fuy informado del suceso y tampoco él pudo escapar con el buque hacia aguas menos hostiles.
Müke tomó la decisión de enfrentar al crucero a pesar de la notoria disparidad de cargas y no escapar, no había otra alternativa; yo lo hubiese hecho. Así que el Emden, a las 09:40 abrió fuego contra el veloz enemigo hiriendo su sistema direccional de fuego de torpedos, más no así los poderosos cañones. Un gran logro, si tenemos en cuenta la poca experiencia de mí segundo y lo arriesgado de la empresa. Las 11:15 una bala alcanzó las calderas sin mayor remedio para el nuevo capitán del pequeño crucero, que encallar en el arrecife cercano de North Keeling donde el buque cansadamente embarrancó. Las dos banderas, tanto la alemana como la negra que nos identificaba como un buque corsario, fueron incineradas con rapidez para evitar que el enemigo las tomase como trofeos.
De los 361 tripulantes en el Emden, 134 murieron en su combate final y 44 fueron heridos, incluido el propio vonMücke, que fue confundido automáticamente por los australianos con von Müller por su asombroso parecido y porque nadie de la tripulación del Emden se atrevió a abrir su boca y sacarles de la confusión respecto a la real identidad del capitán del navío destruido.
Pero si el almirantazgo británico creía que la aventura del Emden había terminado, pues se equivocaba, yo no iba a quedarme con mis marinos sentado en la playa a que nos hicieran prisioneros. No lo hice. Robamos una pequeña goleta de 97 toneladas perteneciente a la estación de comunicaciones y en ella atravesamos el furioso océano Indico después de sortear varias tormentas, un par de brotes de escorbuto (que de nuevo me trasladaron a la época en que disidí no volver a Europa por el vil asesinato de mí ángel) en la tripulación y finalmente llegamos a Arabia. Una vez en tierra firme, recorrimos un abrasador camino de dos mil kilómetros de desierto y tribus nómadas de que nos hostigaron durante toda la travesía del mar dorado hasta que arribamos bastante disminuidos a una estación de paso turca donde fuymos escoltados hasta Alejandría y de allí repatriados a Alemania.
Hacía ya dos siglos que yo no pisaba los escombros del Imperio de Cesar. Mí sorpresa fue mayúscula al ver su avance y al mismo tiempo destrucción.
Según me contaron luego en un bar a las afueras de Kiel algunos sobrevivientes al hundimiento del Emden y que fueron capturados por los australianos, Von Müke aprovechó el descontento en la prisión india a la que fue conducido con el resto de su tripulación, allí armó una revuelta de los nativos en contra de los ingleses y escapó también rumbo a Alemania. Yo nunca más lo volví a ver. Curioso es saber que ya nadie recuerda al primer corsario moderno ni a su tripulación, y yo hasta ahora no he vuelto a soñar con mí ángel, no sé porque...
-----
De fondo escucho a Wagner... que suena tan bien.