viernes, septiembre 24, 2004

La Feria de la Chancleta

Hoy a eso de las tres y pico de la tarde, se apareció en mí oficina un tipo bien extraño:

Pelo parado (Como los partyman...)
Camiseta de los Transformers... (De los malos creo... yo no veía eso ni a palo y eso que siempre he amado la ciencia ficción, pero la maldita canciosita era tan desagradable que nunca me permitió ver el programa)
Tenis Puma (pero de los viejitos, de esos que utilizábamos a principios de la década de los noventa para jugar tenis en canchas de prado)
Un morral azul y kaki (creo que de Totto)
Collar de marrocos colgados al cuello. (La verdad, la primera vez que vi un marroco pensé que era una fruna)
Manillas rockeras
Caminadito de galán de Unicentro
Y con una sonrisa de oreja a oreja...
¿Quién puede ser un personaje tan peculiar?

Pues nada más ni nada menos que mí viejo amigo don Jim M... que vino a no dejarme leer en toda la tarde ni escribir ni mierda... y a invitarme a jugar fútbol de PS2... Bueno, la verdad, el que propuso que nos largáramos a jugar fuy yo...
Al principio, me ganó (como siempre) porque solo juego en consolas cuando el mansito aparece y porque ya tengo los dedos entumidos de tanto darle a las teclas del pc... El caso es que me pegó una revolcada salvaje, porque siempre se me olvida algo cada vez que juego y esta vez fue simplemente que se me olvidó que los mamarrachitos pueden correr.... y además, cuando tiraban al arco, lo hacían era con pases largos.... Mejor dicho, estaba jodido.
Pero ya para el segundo partido las cosas cambiaron; me acordé de como es que siempre he jugado, de mis tres delanteros y del volante único de creación, de hacer pases al vacío, de CORRER, de hacer pases cruzados, de CORRER por los bordes llevando la pelota par luego hacer centros de rebote, de poner a Roberto Carlos de delantero estrella y por supuesto, de DAR PATA VENTIADA...
Es que yo aprendí de Pimentel, del Cenizo Nunes y de Leonel Álvarez... lo siento y como tengo arranques de tortuga ninja, pues terminé ganando el segundo y tercer partido... luego el hombre volvió y me dio sopa y seco... porque él recordó la forma en que juego y me neutralizó todo... en fin.
Me hice un sombrerito (¿Cómo lo hice?... ni idea...) metí un buen par de buenos goles y no me dejé hacer uno solo de tiro libre (los que más duelen con los cuchariados o donde cuelgan al arquero, para los que no saben de fútbol digital) y le di pata ventiada a tebes (noten los errores en el nombre del bostero ese) pero me sacaron un par de rojas, así que las victorias que tuve, fueron eróticas... perdón, heroicas...
Del metro sexual comprobé que hasta en vídeo juegos es pésimo (beckham) y pura publicidad, descubrí que Saviola corre como loca con diarrea (no lo alcanza nadie), también que Crespo solo mete goles de oportunismo, que Ronaldo con la pelota y a dos pasos (de los de él, claro) del área es un peligro el berraco o prácticamente un gol seguro, volví a recordar Roberto Carlos es un BERRACO y por eso es mí delantero estrella, que a Dida todos los goles se los hacen rastreros, que Ronaldinho es medio equipo, recordé el cuento de “a la yugular del pié” y que los demás botones del control sirven para algo más que adorno... ah recordé muy bien las razones por las cuales nunca compré un aparato de esos, AFORTUNADAMANTE.