jueves, septiembre 02, 2004

La clave para entender el éxito de las novelas de televisión o Hermenéutica televisiva para dummies

Hace unos días, me pregunté lo suele preguntarse la gente que no es capaz de aguantarse un minuto de un programa de Tv cualquiera en el horario triple A o Prime Time... ¿Y por qué carajos estoy mirando esto? ¿Qué es lo que cautiva tanto de la Tv?
Así quepara salir de las dudas, me armé de valor (solo un poquito, sigo siendo un cobarde sin remedio) y me dije “Sam, vas a ser valiente y a tener un poquito de paciencia... No todo en la Tv debe ser TAN malo como para que todo el mundo la vea”.
Pero primero tenía que prepararme física y mentalmente, así que leí un buen rato algo de Kant, luego me comí un pedazo inmenso de torta casera y cuando me sentí preparado, me dirigí al campo de batalla, pero no sin armas, claro. Me serví una jarrada inmensa de agua (Por las náuseas, claro), alisté un paquete de cigarrillos (para soportar el aburrimiento), desempolvé mí viejo cuaderno de notas, le saqué punta a un lápiz y finalmente saqué al perro de la habitación para evitarle la contaminación al pobre animalito que no tiene la culpa de mis experimentos...
El tiempo de espera fue brutal, la ansiedad me devoraba, los cigarrillos se me iban acabando y cuando el reloj marcó las ocho en punto, debí realizar un esfuerzo sobre humano para salir del National Geographic directo a alguno de los canales nacionales más vistos, es decir, RCN o Caracol; pero lo hice y éste es el informe. Pero como dice mí abuela, “cortico, pero sustancioso”.
Analizar una a una las series habría sido imposible, sin recursos, tiempo o disposición no lo hace ni Job. Pero si descubrí que no existe una diferencia muy grande entre los novelones colombianos, Laura en América, las series de Roberto Gómez Bolaños (El Chavo, el Chapulín Colorado... etc.) los Simpsons, o alguna serie por el estilo. Verán, la cosa es tan simple, que por eso es que uno no se la pilla sino al ratico o cuando ya es muy tarde. La verdad, todo consiste en la utilización, maquillaje y comercialización de la miseria.
Me explico:
Si lo aparente es lo que nos tiende a engañar, entonces primero quitemos ese velo. Las super mamasitas que salen en las novelas, si ustedes se fijan bien, solo son un disfraz en el que se envuelve un personaje contradictorio. El ejemplo más palpable de todos es Betty la fea, quien luego de ser una “viejita” poco atractiva para a convertirse en una super mamasita ejecutiva y poderosa, pero eso si, olvidamos de dónde venía, quién era y cuales habían sido sus errores y le dimos el bautismo del perdedor para salvarla; en consecuencia, terminó siendo lo mismo que sus antagonistas.
Con Café y Gaviota nos pasó exactamente lo mismo; alabamos el mundo de miseria del cual salió la pobre muchacha que finalmente termina cumpliendo el sueño de casarse con un ricachón déspota que si no fuera porque ella es atractiva, nada pasa. ¿Y las feas que no tienen la oportunidad de ser bonitas nunca o que seguirán siendo pobres eternamente? Por ello éxito una novela de esa índole.
El Chavo del 8 es otro ejemplo simpático: el niño abanado, olvidado de la sociedad y que vive de milagro, con su sueño de comer una torta de jamón; curioso, pero no es imposible para un niño común y corriente de cualquier clase social en cualquier rincón de Latino América, sentirse identificado don él y adoptar su comportamiento sumiso o resignado ante la actitud de los que en realidad tienen el poder económico o de control social.
Lo mismo ocurre en estos momentos con una novela de bastante audiencia llamada “Amor a la plancha”, es exactamente lo mismo, solo que ahora el Chavo del 8 tiene curvas, unos añitos más y una hermanita en vez de su Chilindrina, pero ahora como las cosas y los seres “evolucionan” le consiguieron un amorsito, que viene a ser el mismo Sebastián de café con perfume de mujer, solo que periodista y no cafetero.
Con Pedro el escamoso sucede algo muy similar, pero en versión masculina. El tipo es un don nadie, que a punta de mentiras, trampas, mostrar músculos y nada de trabajo duro consigue lo que siempre desea, es decir el cliché del pelafustán: una harem de viejitas tetonas, un auto deportivo y plata hasta para sonarse los mocos, sin mucho esfuerzo y siendo MUY colombiano, porque eso si, se recalca una y otra vez, que la nobleza de ser colombiano, está representada en él y su ingenio par salir adelante. Y si nos fijamos bien, nada apartado de la realidad es, pues los narcotraficantes y los politiqueros, son una versión real de Pedro el escamoso, solo que son menos crueles, porque total, ellos matan de otra manera y no aniquilan a punta de marasmo intelectual.
Padres e hijos es otro excelente ejemplo de lo ruin que es la Tv y grave problema que suscita. Si, es verdad, hay niñas muy bonitas o manes pintas en el programa, pero ese es el gancho inicial, luego, todo viene a ser lo mismo, solo que con un toque sexual que deja mucho que pensar. No creo que exista con una carga sexual tan alta a tan bajo horario para toda la familia y sobre todo, para quienes está dirigido el dicho programa, es decir, para los adolescentes. Allí los triángulos amorosos se terminan convirtiendo en cuadriláteros poli funcionales donde no me extrañaría que se incluyera la zoofilia como último recurso.
Hace unos años, el espacio ocupado por esta clase de personajes o programas, era reservado para series un poco más caseras y de contenido verbal más folclórico, pero a la larga, con Don Chinche y Dejémonos de Vainas, la cosa era igualita; Don Chinche era el Pedro el escamoso del momento y Dejémonos de Vainas, la génesis de Padres e hijos.
Pero todo este sistema televisivo solo tiene un propósito y muy simple, por cierto: EDUCAR
Si amigos, es fruto de una política sistemática y descara, no más. Es un mero ejemplo de lo que es una política de estado referente a la forma en que debemos los ciudadanos comportarnos y a su vez, un reflejo de lo que tanto nos agrada porque no conocemos otra cosa. Pero no se preocupen, en la Tv internacional o de otras naciones ocurre lo mismo.
La cosa es muy simple: a los estados y en especial a las administraciones emanadas de la hija bastarda de la libertad, o sea la democracia, les conviene que la gente común y corriente se regodeé en su miseria, la eleve al nivel de cualidad y finalmente la glorifique, porque entonces querremos ser como esos seres ficticios que ya empiezan a tomar forma dentro de la realidad y así ser manipulados más simplemente.
Para que no haya quien piense diferente, para eso se cuenta con los noticieros y los periódicos o sino, con la música; por ello el fenómeno cultural que hasta ayer no entendía y que se vio reflejado en los MTV VW del 2004; allá también quieren que la gente sea ignorantes, ahogados en su miseria y que se la enaltezca dentro de la ilegalidad, para así también dar otras herramientas a los poderosos para actuar.
Claro que a veces podemos engañarnos, pero no será para siempre; un ejemplo de ello fue The X Files y su propaganda antiestatal y de complot por todos lados. Pero si ustedes se fijan bien, Mulder no viene a ser otra cosa que un Chavo del 8 pero gringo que descubre un plan alienígena para dominar el planeta... ¿Quiénes son los alienígenas? Seguro que es una metáfora que se fue desfigurando hasta el punto de pasar por comunistas primero, luego por la maquinaria industrial ajena y finalmente por cualquier cosa menos el elemento esencia y así, asumir como mártires o mecías a un plano gandul y a su novia la “escéptica”.
Hace unos días, por ejemplo, vi a Pedro el escamoso gritando en Tv mientras iba siendo perseguido por un par de sujetos armados “No me mate, soy colombiano...” Igual lo iban a matar así fue hijo del papa, lo cual nos indica que por ser colombianos debemos correr, no enfrentar la realidad de los factores armados y de paso, rendirnos ante una realidad que nos quiere aniquilar y que solamente a punta de trampas podemos sobrellevar, cosa que la reacción tomada por Pedro.Así las cosas, seguiremos en un mundo machista, desequilibrado social y políticamente por que nos encanta ver eso en los modos y medios que nos educan; la niña pobre siempre soñará con ser salvada por el príncipe azul proveniente del club social, el tramposo e inepto serán nuestros mecías (El Chapulín Colorado y Pedro Escamoso) y nos dejaremos amilanar por un rostro o músculos atractivos y nada de ceso, porque ese es el mundo que para nosotros han diseñado y nosotros aceptado.