domingo, septiembre 12, 2004

Diana (que) Rico y Volver Para Kagarla

(Criticadera de Cine)
Sip, como lo pueden leer en una parte del título de éste post, solo hay que volver atrás para cagarla. No les cuento más, porque perdería todo el sentido y les dañaría la experiencia, pero esa es la premisa en El Efecto Mariposa, que entre otras cosas, es una película sumamente interesante y divertida, así actúe en ella Ashton (Pero si ustedes recuerdan, los actores de humor terminan siendo excelente intérpretes, un ejemplo de ello es Thom Hanks o también Robin Williams... en fin, la lista es eterna, pero como siempre, hay que darle tiempo al tiempo).La fotografía es regular, el guión podría estar mejor hecho y los diálogos podrían haber sido un poco más inteligentes. Lo curioso es una escena que deja mucho que pensar, porque es contradictoria... en fin, que hijuemadres les cuento para que se den cuenta o sino no lo hacen, sucede en la cárcel y gracias a uno de los saltos temporales de Evan...
Igual, la película es entretenida y hasta moraleja se saca, solo hay que volver atrás para terminar de cagarla. Pero lo interesante es imaginar que sería de nuestras vidas i hubiesemos tomado diferentes caminos, otras alternativas, y quizá ser un poco más pacientes y tener un poco de sabiduría para desidir. Total, a la larga nunca lo sabremos.
Respecto a la primera parte del título de este post escrito en la madrugada del sábado (odio los sábados) o amanecer del domingo, quiero expresar mí rotunda fascinación con Diana Rico, la viejita que presenta junto a Bernando Hoyos Ciner Arte de Caracol. ¡Hay mujeres... pobres hombres...! El problema con Cine Arte es el berraco horario... la propaganda debería decir "Vea Ciene Arte de Caracol en su horario familiar de la 1 de la madrugada". Pueda que Diana Rico esté MUY RICA... pero tampoco para que no la monten de esa manera a los adictos al cine...
El viernes presentaron una película un poco diferente a lo que suelen mostrar o presentar... Al principio me comí el cuento de que era un formato diferente, muy irreverente y todas esas cosas simpáticas que dicen de los directores "Raros", pero la verdad, la película no fue más que un hueso... no me la aguanté más de quince minutós (con la esperanza de que mejorar y de paso que llegaran los comerciales para ver a Diana Rico) pero me aburrí y me largué a leer un ratico... como para olvidar (no pude) la porquería de película en un espacio que yo creía sagrado. Pero bueno, la vida sigue, el mal cine pasa y dentro de unos días, estaré frente a mí Tv esperando ver a Diana (que) Rico... y los comentarios inteligentes de Bernardito...