miércoles, septiembre 29, 2004

TELECOM = COLOMBIA TELECOMUNICACIONES O ROBOCOM DESCARADO

Hoy me llegaron las facturas del mes (pero partida en medio mes como si fuera por el mes completo) por las dos líneas telefónicas que hay en esta casa donde vivo... y miren lo curioso, las arandelas (robo sistemático e injustificado) es tan brutal que da es risa ya, porque si uno alega, nadie le responde en medio de tanta burocracia y largas que le dan a uno.
Como tengo familia lejitos, me dio por llamar cuando había las dichosas promociones y resulta que nos sacaron de ellas sin razón aparente y ahora nos cobran tarifa completa y sin explicación de la razón por la cual nos sacaron de los dichosos combos.
Si uno llama a la dichosa línea de atención al cliente para preguntar qué carajos es lo que pasa con las líneas o las facturas, nadie serio le responde a uno y lo mandan de un lado para otro hasta que uno se mama de tanta conchudéz idiota de empleados de segunda mano que no tienen ni responsabilidad administrativa de sus cargos o en la resolución de los problemas; así que uno termina haciendo una cola brutalmente larga en la seccional de la maldita empresa de medio pelo, para que le hagan lo mismo que ya le dijeron por teléfono y a la final no haya nada que hacer y toca pagar la factura como ellos dicen porque uno es de por si y ante ellos, un tramposo he hizo las llamadas en la forma que ellos dicen, aunque uno puede probar que no es verdad. Claro que nunca se toman el trabajo de buscar en las bases de datos o en los registros, porque obviamente los manipularon ya para joderlo a uno y ellos poderse quedar con la plata que tanto esfuerzo le cuenta a uno conseguir y que ellos gozan robando.
A excepción de un par de amigos que tengo trabajando en esa empresa de mierda, no puedo dar buena fe de los funcionarios que en ella laboran o de la gestión de la misma; es realmente desconsolador que una situación así suceda y no se pueda hacer nada, porque nadie responde. Mucho menos acudir a la superservicios, que es quizá aún más torcida que ROBOCOM, o ir a la procuraduría o la fiscalía a denunciar a los torcidos esos, porque la verdad, en las dos anteriores entidades lo son más. Así que ni modo.
Y después los sindicatos preguntan porque diablos es que uno como ciudadano normal nunca los apoya y hasta hace fuerza para que la empresa sea vendida o privatizada; el problema es que ya lo hicieron y la bendita empresa cada vez está peor y las vacas sagradas que la dirigen siguen campantes y engordando sus billeteras sin tregua ni respiro contra nosotros los pobres usuarios, que somos los que en realidad chupamos en toda esta porquería de corrupción que nunca terminará. En fin, ojalá quiebre esa porquería de empresa y se reviente por algún lado la cadena de corrupción que en ella hay para saber a donde es que fue a parar nuestro dinero, así nunca podamos recuperarlo y los que hicieron las trampas sigan tan libres como el viento, porque nosotros, los afectados no podemos juzgarlos a ellos y los que pueden, son más corruptos que el mismo ladrón o asesino.

------
Me acaban de informar que existe un problema en el cambio de facturación y que por ello es el problema; la verdad, me da lo mismo. No es la primera vez que nos pasa, así que igual se ganan el madrazo por golfos (as)

martes, septiembre 28, 2004

Leonardo también me llamaba Quetzalcóatl-Ehécatl

Creo que perdí por primera vez la cordura por allá hace más de mil novecientos y punta de años; cuando me volví inmortal. Más bien cuando descubrí que lo era y por fin comprendí que no se trataba de una simple casualidad idílica con el destino o una broma macabra de mí imaginación. Traté infructuosamente quitarme la vida a puñaladas, flechas, lanzas, venenos y hasta saltando de increíbles monumentos y montañas; pero me fue imposible.
La segunda, cuando el bote turco de mercaderías bajó mí propiedad y que surcaba las olas del Mediterráneo entre la península de Alejandría y Messina perdió su corta y pequeña vela y fuimos a parar en medio de una tormenta de pleno al mar océano Atlántico y así, el sol, el salitre y el hambre (rara vez la he sentido) hicieron el resto; obviamente el único sobreviviente fuy yo. Las corrientes y vientos me llevaron lejos, muy lejos. Luego de cien lunas de travesía a la deriva dejé de contar el tiempo y no volví a saber de mí hasta que por fin, aquél bajel destrozado varó en tierras de gentes desconocidas que consumían delicados brebajes con los que sus monjes aseguraban podían hablar con los dioses que le había ordenado al pueblo entero construir la más grandiosa ciudad inmortal (en cierto sentido me sentí burlado) adornada con inmensas pirámides escalonadas en medio de la jungla (Creo que ahora le dicen a ese territorio México, pero no sé por qué). Rodeada de lagos, canales y cultivos de un extraño grano amarillo al que veneraban más que al sol mismo la ciudad fue grandiosa y creo que sobre sus ruinas se levanta hoy otra urbe. En un arranque de desesperación salí yo del Templo Mayor aún en una de sus tantas modificaciones, rumbo a la costa, donde con la ayuda de varios lugareños (supongo que mis ayudantes en el Templo) construí un inmenso bote que ellos insistieron en ayudarme a conducir de vuelta a mí hogar a pesar de que les expliqué los terribles suplicios y el riesgo de la aventura sin par. Pero me fue imposible persuadirlos, pues ellos me consideraban hijo directo de Huitzilopochtli, pues les había enseñado algunas de las rutinas que eran naturales a las filas romanas en las que alguna vez milité y que a la ciudad le fueron muy útiles en un par de guerras de las que ya olvidé el nombre pero que efectivamente sirvieron para cimentar políticamente la ciudad y en las que yo comandé las tropas que posteriormente tomarían el dominio de toda la región y extenderían la fama y poderío de la ciudad estado mucho más allá de los límites de la nuestra ingenua imaginación de guerreros del sol.
Ya de nuevo en Europa en compañía de uno de mis ayudantes que por fortuna había sobrevivido a la horrorosa travesía de regreso, tuve la suerte de conocer a un pintor y (¿Y por qué no?) naturalista que todo el mundo llamaba Leonardo, en el taller del industrioso maestro Andrea del Verrocchio. Con el chico discutimos de infinidad de temas, pero el que más recuerdo es la de la abrumadora importancia del azul ultramar y la posibilidad de una vida más allá de la muerte y el curioso efecto de embriagues y locura temporal que causaban en mí los diversos venenos todas las clases que compraba yo para tratar de acabar infructuosamente con mí existencia recalcitrante y efímera. Hoy dicen cientos de cosas de aquél despelucado muchacho florentino que sabía muy bien como ser él; pero yo solo recuerdo que era un buen hombre.
Unos años más tarde, me enteré entristecido junto al lecho de muerte de mí ayudante (en las afueras de Roma), que la magnífica ciudad de roca viva y magia en el aire que yo había ayudado a edificar había sido destruida por un bárbaro español en una noche de furia y pasión enferma de oro.

lunes, septiembre 27, 2004

Coraje Azul

Poco a poco, la pasión por la camiseta hace que el gigante dormido salga del marasmo. En contra de toda predicción lógica, los héroes son aquellos que están en el lugar y el momento indicados y los que a la final, son aquellos que le han puesto el pecho a los desafíos y tragedias.

Entonces, desde las cenizas, cuando ya no se cree que existiese un camino más válido que la inexistencia misma, el alma del hacedor de la historia renace, triunfante en el aguante, para seguir dejando su huella en los folios arrugados del tiempo.
Al fin el clamor de los fieles será recompensado en la desgracia y pronto seremos club, y como socios, deberemos luchar por el bien común del gigante azul, pero por desgracia aún tendremos que batallar contra aquellos que desde las mismas entrañas del héroe ha querido eliminarle como un virus. Yo solo pido a los amigos de Millonarios que nos unamos y que así seamos pocos (en cuando a acciones) nos hagamos escuchar y respetar por primera vez y que seamos realmente el primer club de fútbol de Colombia. Por favor, comuníquense con http://dalemillos.com/ (La voz del hincha)

domingo, septiembre 26, 2004

No duele, ¿o si?

Reflexionar no es tan doloroso como uno hubiese tenido la suerte de imaginar; el problema es la reacción del otro en la eterna causalidad de los efectos... quizá porque ese otro o los terceros, no comprenden que uno lo hace por si mismo y no por ellos o el afectado. Lo fregado es quitarse el sentido pertenencia con el sentido común de lo que siempre se ha sido, que se cree es la vida o el simplemente ser en el no ser y la reacción igual o balanceada del otro con respecto a lo que ya no es, porque el pasado está allá atrás y hoy sólo preocupa el continuo presente.
Como pocos se toman en el tipo para razonar en si, por si y en el otro (alteridad) por ello nunca nadie alcanzará el deber democrático; dolerá ser, pero seguirá siendo igual, porque a la colectividad no le interesó y como estar no serán más que eufemismo recalcitrante de estar. Ser cínico es el quid, ojos que no ven corazón que no siente... ¿O no? Mil ejemplos se darán y ninguno será válido y (todos dentro de la prudencia) pertinente.
La broma es estar sin serlo, alentar el motor porque es la razón de existencia propia y eliminar el yo, que ya no es más que un reflejo paupérrimo de ser, porque la pluralidad está para servir como ciencia y paliativo de lo que ya nunca será. Igual, el individuo seguirá con la convicción de que es, pero ha cedido su ser al estar y el estar a otro ser (es allí donde el negocio es fruto de la fe, del Edipo y del Nunca Jamás) que no tiene la más remota idea de lo que es la alrteridad. Así, ser cínico no será un excelente negocio sino la alternativa más lógica, la burocracia un hilo más, la ineptitud el reflejo de lo vivido y la miseria el resultado de la acción en obra del deseo de vender y consumir lo que el futuro no traerá y el sacrificio del poeta que no pudo soportar la falta de aire. Ya que lo más acertado sería no perder a ganar; perder tendría razón y empatar sería otra forma dicotómica de aceptar la matemática que ya nunca más tendrá un efecto mayor a una cuenta metal de unos cuando centavos y la parcimonia de estar sin ser más que un Blus Brother, el vagabundo que nadie mira o el pintor de camiseta o al cantante de bar que nadie escucha ni lo hará jamás. Por lo cual, cualquier justificación será inocua; y todo lo anterior quedará reducido a simplemente material para reciclar y el tendencioso que tuvo el atrevimiento de escribirlo en uno más de allá atrás, sin pasado, presente o un futuro inexistente. Pensar ya habrá perdido toda validez, porque... ¿A quién le importa? A nadie; y así, no habrá algo más hermoso que el no día.

viernes, septiembre 24, 2004

La Feria de la Chancleta

Hoy a eso de las tres y pico de la tarde, se apareció en mí oficina un tipo bien extraño:

Pelo parado (Como los partyman...)
Camiseta de los Transformers... (De los malos creo... yo no veía eso ni a palo y eso que siempre he amado la ciencia ficción, pero la maldita canciosita era tan desagradable que nunca me permitió ver el programa)
Tenis Puma (pero de los viejitos, de esos que utilizábamos a principios de la década de los noventa para jugar tenis en canchas de prado)
Un morral azul y kaki (creo que de Totto)
Collar de marrocos colgados al cuello. (La verdad, la primera vez que vi un marroco pensé que era una fruna)
Manillas rockeras
Caminadito de galán de Unicentro
Y con una sonrisa de oreja a oreja...
¿Quién puede ser un personaje tan peculiar?

Pues nada más ni nada menos que mí viejo amigo don Jim M... que vino a no dejarme leer en toda la tarde ni escribir ni mierda... y a invitarme a jugar fútbol de PS2... Bueno, la verdad, el que propuso que nos largáramos a jugar fuy yo...
Al principio, me ganó (como siempre) porque solo juego en consolas cuando el mansito aparece y porque ya tengo los dedos entumidos de tanto darle a las teclas del pc... El caso es que me pegó una revolcada salvaje, porque siempre se me olvida algo cada vez que juego y esta vez fue simplemente que se me olvidó que los mamarrachitos pueden correr.... y además, cuando tiraban al arco, lo hacían era con pases largos.... Mejor dicho, estaba jodido.
Pero ya para el segundo partido las cosas cambiaron; me acordé de como es que siempre he jugado, de mis tres delanteros y del volante único de creación, de hacer pases al vacío, de CORRER, de hacer pases cruzados, de CORRER por los bordes llevando la pelota par luego hacer centros de rebote, de poner a Roberto Carlos de delantero estrella y por supuesto, de DAR PATA VENTIADA...
Es que yo aprendí de Pimentel, del Cenizo Nunes y de Leonel Álvarez... lo siento y como tengo arranques de tortuga ninja, pues terminé ganando el segundo y tercer partido... luego el hombre volvió y me dio sopa y seco... porque él recordó la forma en que juego y me neutralizó todo... en fin.
Me hice un sombrerito (¿Cómo lo hice?... ni idea...) metí un buen par de buenos goles y no me dejé hacer uno solo de tiro libre (los que más duelen con los cuchariados o donde cuelgan al arquero, para los que no saben de fútbol digital) y le di pata ventiada a tebes (noten los errores en el nombre del bostero ese) pero me sacaron un par de rojas, así que las victorias que tuve, fueron eróticas... perdón, heroicas...
Del metro sexual comprobé que hasta en vídeo juegos es pésimo (beckham) y pura publicidad, descubrí que Saviola corre como loca con diarrea (no lo alcanza nadie), también que Crespo solo mete goles de oportunismo, que Ronaldo con la pelota y a dos pasos (de los de él, claro) del área es un peligro el berraco o prácticamente un gol seguro, volví a recordar Roberto Carlos es un BERRACO y por eso es mí delantero estrella, que a Dida todos los goles se los hacen rastreros, que Ronaldinho es medio equipo, recordé el cuento de “a la yugular del pié” y que los demás botones del control sirven para algo más que adorno... ah recordé muy bien las razones por las cuales nunca compré un aparato de esos, AFORTUNADAMANTE.

jueves, septiembre 23, 2004

Mamá... ¿Dónde están los juguetes?

Ya vamos llegando a octubre y empiezan a aparecer los primeros brotes de la peste roja, dorada y nevada... ¡Maldita sea, señores comerciantes!!! FALTAN TRES (3) MESES... no es que yo me crea el Greensh o algo por estilo, ni más faltaba... pero es el colmo. AQUÍ EN EL TRÓPICO SOLO CAE NIEVE EN LOS NEVADOS... POR ESO SON NEVADOS...
Por todas partes ya están vendiendo arbolitos, bolas brillantes de colores (que lobada), muñequitos de esos de colgar (de felpa, papel, cartón, plástico y hasta de metales he visto) y hasta hay avisos de promociones para aquellos que se adelanten a la navidad...
Tras de que los villancicos son realmente insoportables (solo falta que salga uno en ritmo de reJetón o champuta) y claro, me va a tocar aguatar voladores (normalmente incendiarios), globos de papel que huelen a mierda mientras se queman y culicagados corriendo por todos lados con espejos y chispitas mariposa tratando de bajarlos, las borracheras insoportables de mis vecinos hasta las cuatro de la mañana celebrando que se hicieron un buen tumbe al gobierno este año y con el equipo a todo taco porque la policía es amiga de ellos (como raro la policía colaborando con el orden), la llamada o visita sorpresa de alguna tía bisabuela que desde hace un año ni aparecía y preciso viene a joder en la peor época del año y a quejarse de que no tiene un peso y resulta que este año pació por todo el mundo, compró carro nuevo (que estrelló por pendeja y buñuela); mis primos borrachos llamando a joder (ya no lo hacen tanto como antes y es un descanso, pero igual no dejan de ser una parranda de alcohólicos) y a invitar a fiestas mamadas de idioteces, viejas horrorosas o en su defecto comparables con la belleza de Iguita; el estrés de mí perro por tanta “explosión”; las sonrisas y alegrías falsas hipócritas de las esposas de mis vecinos que en todo el año ni se dignaron saludarme porque según ellas soy un mechudo mugriento, marihuanero, anarquista, vago degenerado que quien sabe que carajos se la pasa haciendo pegado a esos libros peligrosos (A ver señoras, Descartes, Sartre, Pope, Shakespeare, Eco, Aristóteles, Condorito, Yates, Hegel, Lacatos e infinidad sabios que me la paso leyendo, no son el hijo de Hitler...), ah, y por supuesto, soportar las miradas recriminatorias de los vecinos evangélicos que no me bajan de satánico... porque eso si, los mansitos regresan en navidad solamente a saludar a la mamá que vive solita.... ¿No se supone que los evangélicos no creen en eso? De todos modos yo ya estoy condenado... jajajaja
Que desgracia, no ha llegado aún octubre y yo ya estoy realmente preocupado por la inminente llegada de la navidad... igual, será prepararme para convertirme en una máquina traga buñuelos (que macera con natilla) con tiempo y aceptar poner cara de ponqué al que me salude alegre... y ser uno más de ellos, porque la navidad es la época en que todos los seres humanos de occidente que son medio o algo católicos, se vuelven aún más falsos que de costumbre y necesitan de la adulación y de la “paz” que el otro proporciona... porque eso si, NADIE EN REALIDAD HACE UNA OBRA BENÉFICA EN DICIEMBRE... ni es realmente honesto... porque diciembre es una época de borrachos, de gastar el dinero en pólvora y de paso, en regalos para lamberle a otros...
------
De fondo, no escuchó música, sino a mí perro agarrado a “madrazos” con una lagartija que se entró por el garege... será ir a que ella no lo mate...

miércoles, septiembre 22, 2004

Entrando a N Y

- Nadie puede abarcar en un solo recuerdo todo su pasado – Dijo el muchacho ojeroso de piel tostada y barba rala muy negra. Parecía que no respiraba pues su pecho nunca se agitó después de las amenazas legales y hasta físicas que había sufrido. Luego prosiguió al momento de medir el efecto de sus palabras en los atentos escuchas, en los podía y no podía ver, pero que sabía le seguían atentos – Ni encerrarlo en palabras.
- No sea ridículo – Le increpó el oficial de policía mientras se inclinaba sobre la mesa de interrogatorios y observaba con náuseas al sospechoso, esposado a la silla metálica. Pegando un fuerte puño a la mesa y derramando la taza de café gritó: – ¿Cómo es posible que no sepa quién es usted? Es ridículo... ¡Maldita sea. Debe recordar algo...!
- Si claro, muchas cosas. Pero ninguna que a usted le interese.
- Sorpréndame... – Susurró el hombre de traje económico pero bien colocado al oído del detenido como si escupiera cisco en llamas por la boca.
- No me creería
- Pruébeme...
- ¿Sabe usted qué es la agonía? – La voz del joven parecía hueca, casi cavernosa, pero nadie lo notó, ni siquiera la psicóloga que observaba detrás de un enorme ventanal polarizado y que tomaba atenta nota de cada suceso, acto o palabra del supuesto criminal. - ¿Sabía usted, oficial, que la agonía es la esencia de las almas? Por supuesto, para quien tiene una.
- No muy bien, pero más o menos creo que se refiere a la “agonía” que usted le hizo sufrir a esos inocentes que asesinó o va a asesinar por nada – Repuso el agente del FBI colaborando con la nueva actitud del detenido mientras iba acomodándose sobre la mesa, presintiendo una pronta confesión un informe escrito corto. Había olvidado el café derramado, así que cuando sintió la humedad entre sus pantalones adentrándose directo hacia su piel, pegó un brinco y enfurecido miró con furia al muchacho que le observaba muy calmo.

Furioso, el agente especial sacudió su pantalón pero ya era tarde, la mancha de cafeína no la quitaría ni el mejor de los blanqueadores, no en esa hermosa clase de paño que se acababa de estropear. Decepcionado por su olvido, ocupó la silla al otro lado de la mesa, frente al chico con rostro de piedra y como para disimular el error dijo...

- Decía usted – Hizo una pausa y tratando de imitar ese extraño acento de todas y ninguna parte, dijo en un estilo de teatro callejero – “...agonía”
- Si; agonía.
- Explíqueme por favor, no le comprendo.
- No podría hacerlo si quisiera – Contestó el detenido mientras cerraba los ojos en una clara mueca de cansancio. – Tendría que vivir lo que yo he vivo para hacerlo...
- Si no me explica sus razones nunca las comprenderé – Repuso sin disimular su ira el oficial, que ya estaba realmente cansado de no poder hacer nada, pues desde hacía ya dos largas horas de esperaba, no llegaba la confirmación sobre terrorismo que debía enviar la NSA para él poder actuar. Ofuscando ante la parcimonia de la agencia hermana disidió actuar, así después el fiscal tuviera problemas, serían de otro y él habría atrapado un terrorista, sería un héroe. - ¿Ha matado usted a alguien en suelo Americano?
- Si – Respondió el muchacho sin inmutarse. Lo cual evidentemente alegró a los que seguían el interrogatorio.
- ¿En dónde? – Animoso preguntó el agente que ya no cabía en sus manchados pantalones de la felicidad. Según él, había agarrado a un terrorista, y ya lo tenía confesando; pronto ascendería, de eso estaba seguro. - ¿Cuántos? ¿Cuándo?
- Usted disculpará, pero no lo recuerdo muy bien. Ha pasado demasiado tiempo desde aquello... siglos.
- ¿No lleva una cuenta de los objetivos?
- ¿Objetivos?
- Blancos, elementos eliminados, acciones ejecutadas...
- Le comprendo, pero mí situación es diferente.
- Entonces contratos... ¿Trabaja a sueldo?
- ¿A sueldo?
- ¿Asesina usted por dinero o ideología?
- Ninguna de las dos...
- ¿Entonces por qué lo hizo? – Preguntó mostrando su desespero en el tono de voz ya desesperado el agente especial designado en el Newark para casos de terrorismo.
- Por necesidad... – Respondió secamente el muchacho, como si se refiriera a cualquier cosa, menos a una situación humana y no le importasen las consecuencias de sus palabras. Pero según podía comprender el agente, el chico no había mentido en ningún momento, simplemente contestaba a las preguntas de una manera muy extraña, pero con los radiales era así, según recordaba él los textos y clases en buró. Luego hubo un silencio intensamente largo, quizá de unos dos o tres minutos en los que ninguno de los dos dijo ni hizo nada, midiendo al otro; el muchacho, sopesando su estado y el agente, eligiendo y eliminando mentalmente preguntas y la forma en que debía hacerlas.

En esas estaban los dos, cuando la puerta de la pequeña sala de interrogatorios se abrió de par en par y por ella ingresó la psicóloga (también agente del FBI) que había estado los últimos segundos hablando por su teléfono celular, el cual pasó al agente especial Edwards, quien algo desconcertado aceptó la intromisión intuyendo problemas. Charlie Edwards escuchó resignado según se tradujo en la expresión de su rostro traslúcido y a lo último de la conversación simplemente dijo, “Si, señor”, mientras colgaba el teléfono que devolvió a su compañera.
- Puede irse señor Ashaverus – Dijo el agente mientras guardaba un manojo de documentos que efectivamente designaban a aquél hombre frente a él como un inmigrante ilegal, que a plenas luces y el entrenamiento que él había recibido por la agencia, buscaba algo que no era simplemente diversión en Norte América. Cuando el muchacho recogió su maleta a la salida de banda rotatoria y caminaba ya por los pasillos del aéreo puerto rumbo a la salida para taxis, los dos agentes, seriamente preocupados lo observaban por los cuatro monitores de vigilancia que no le habían perdido de vista. De pronto la psicóloga dijo casi en voz en off - ¿Qué tiene que ver el Vicepresidente con un sujeto así? ¿Para qué dejarlo ir?
- No puedo imaginarlo – Mientras el joven abordaba uno de los cientos de taxis Edwards concluyó – Ve y pregúntale tu...

Dulces condenas

De pronto Juan muere de paro cardiaco a los treinta y tantos años mientras apura un trago de whisky, y como cínico que se respete, va derecho a la boca del infierno por decisión propia, donde lo espera su amigo Satanás quien está un poco enredado con una pelea de gatas a la entrada de sus dominios. Cuando ellas ven a Juan, se alebrestan aún más y mientras se tironean de los cabellos, la una grita “Juan es mío, yo soy la esposa; le di una vida entera y dos hijos”, la otra le responde “No, Juan es mío, yo soy la amante; le di alegrías y placeres”.
En esas, Sata se voltea al ver el rostro compungido de aquella pobre alma y le dice con voz cansada:

- Juan, amigo, vete para el cielo, ya has sufrido lo suficiente.

lunes, septiembre 20, 2004

Pelea de gatas

Él Dice...


"Señor Chávez, le juro que fueron sus socios los FARC los que le mataron los soldaditos y a la civil venezolanos.... por Chucho que si"

Así Que El Otro Mansito Responde


No... No... Señor Uribe, aquí desde Aló presidente, le cuento que fueron sus amigos Paracos los que asesinaron a mis compatriotas...



¿QUIÉN DIRÁ LA VERDAD? Nunca lo sabremos... pero el juego retórico está bien interesante y solo se verá reflejado en las urnas. Esta nueva pelea está como para alquilar balcón... y yo que pensaba que las peleas de gatas solo se daba en las calles o en los vurlesques.... jajajjaaja

----
Posteado mientras escuchaba de fondo a Charlie Gracía... Chipi Chipi...

domingo, septiembre 19, 2004

Lo juro... (con los dedos cruzados, claro)

Sip, no vuelvo a rajar de Uribe. El hombresito es tan consecuente en su actuar que no vale la pena hacerlo; así que él raja de si, por si mismo. Y yo que pensaba que el DANE solo servía para sostener las mentiras del gobierno, ahora resulta que es un arma de doble filo.... jejejejjeje
¿Si se han fijado en la extraña guerra jurídica y de medios que entraron el cartel de Cali y el gobierno desde la salida deshonrosa de super-hiper-mega-archi ministro Londoño?
Curioso... ¿Si o qué?
A drogas la rebaja están que la cierran, Londoño da pataleos de ahogado y ahora, para subir la imágen del mansito que dirige ésta loca república, ahora le dio por cagarse la programasión (bien mala por cierto) del domingo solo para decir que él está muy bravo con los paras...
Ojo señor presidente, de los amigos no se raja en público.

Llamadas que matan

Como ya habrán podido descubrir, soy malísimo con aquello de las fechas especiales, lo cual abarca cumpleaños, festivos y por supuesto, el día del amor y la amistad. Así que como siempre olvidé escribir a aquellos que importan y a los que no también (de pronto se ofenden y uno nunca sabe que va a pasar en la vida), pero una persona muy especial si se acordó de la fecha y sobre todo, de mí... cosa muy rara, pero a veces sucede.
El es que el teléfono repicó como loco a las 10:00 PM de hoy, contestó mí padre y finalmente hablé. La voz no la conocía, es más no recuerdo haberla escuchado nunca en mí vida (pero la he escuchado, claro. Pero como tengo memoria de pájaro, pues siempre la embarro) pero como la señora al otro lado del teléfono se presentó, pues la cosa cambió y del asombro pasé al miedo. Si es que soy de un paranoico salvaje.
Era la mamá de una amiga (al parecer la única que tengo y ojalá, les confieso, fuera algo más, pero la vida es una chanda) y entonces pensé “Le pasó algo a XX... juemadre, ahora si me quedé solo en Locombia”... pero una milésima de segundo más tarde recapitulé y pensé algo aún peor “Ahora si se enfermó...PEOR debe estar clavada en un hospital, entubada y rodeada de una mano de gente y máquinas desconocidas. Pobrecita, debe estar muerta del susto y yo aquí sin poder hacer algo... MALDITA SEA...”
La sensación de impotencia es una de las peores cosas que le pueden pasar a uno en la vida; pero que el sentimiento “cucaracha estripada que se la llevan las hormigas a su madriguera y aún está pataleando (Este complejo sentimiento es algo así como depresión, solo que aumentada un poquito)”. Luego pensé, “con tanta joda que pasa en XXXXXX, seguro le pasó algo, maldita ciudad de mierda, cuando uno cree que está bien, tenga, algo pasa...”
En esas estaba cuando la señora empezó a hablar y me dijo que acaba de hablar con la hija y que me enviaba muchos abrazos y besos, y me deseaba un MUY FELIZ DÍA DEL AMOR Y LA AMISTAD (Ahí yo pensé “¿Como así, es hoy?... ¡Carajo... mucha bola!”).
Hace rato no me pasaba algo así, y eso que soy un despistado (como ya se dieron cuenta), así que me voy a enviar una tarjeta electrónica. Pásenla rico, no se asusten por llamadas imprevistas y disfruten de los sustos que a veces son chistosos y traen algo bueno.

Mientras escucho a Café Tacuba, publico esta pendejada cursi. Imaginen nada más que canción es y se juagan de la risa a más no poder

sábado, septiembre 18, 2004

Nerón soy yo (Editado)

And shake the yoke of inauspicious stars. From this worldweary flesh
W. Shakespeare.

Cuando me alejaba sobre mí montura árabe, la ciudad escupía llamas a los cielos como un ánfora en hecatombe, la sinfonía de la muerte irrumpía entre las siete colinas y las almas se derretían sucumbiendo al destino que les correspondía. Ya historiadores (que ciegos) se pusieron de acuerdo, pero algunos filósofos dicen que no fue Nerón quien dio la orden solo por cambiarle el rostro a la monstruosa urbe, otros dicen que en medio de la demencia comunal, muros, techos, monumentos, casas, edificios, palacios, plazas, parques, calles y gentes cedieron por si solos a los deseos poéticos y abrasadores del destino indescifrable; pero en realidad fue un simple soldado quien tomó la decisión, fue él quien dirigió las nobles tropas del imperio hasta la barriada periférica que hedía a miseria e ignorancia, él distribuyó las antorchas y alimentó con aceites el trapo y la madera para que ardieran para siempre en las memorias de occidente. Sólo un ser tan despreciable como él pudo ser quien dejó libres las primeras flamas que tanto amaba el tirano encerrar en palabras que luego, como las llamas también se llevaría el viento. No fue Cesar quien deseaba escuchar los versos, su poesía era mediocre y sus cantos obtusos pues su ingenio era nulo. Nadie lo recuerda, pero el que finalmente convenció a Nerón en una simple apuesta de honor vílico fue un simple soldado, según lo afirman algunas tablillas halladas en la costa de Alejandría por allá en el año 1690 por un monje Dominico. Pero ya ni el nombre las piedras carbonizadas recuerda su existencia efímera y candente. Lo sé muy bien, es casi imposible probarlo porque las tabillas fueron robadas del museo de Berlín en la avanzada Barba Roja a Berlín (por la ocupación Bolchevique) a mediados de la década de los cuarenta del siglo pasado. ¿Qué cómo lo sé? Ah, pues muy fácil, mientras la ciudad también ardía (hermosos momentos), el ladrón que bajo el uniforme del ejército rojo se coló por una de las ventanas rotas de lujoso bunker atiborrado de arte ajeno donde otro inepto tirano guardaba sus juguetes y tesoros era yo, y también porque yo, era y soy Vinicio; el soldado romano y fui la antorcha de Nerón.

Samuel Roca

viernes, septiembre 17, 2004

Efraín y la muchacha de la minifalda negra

Agradecimientos
La verdad, soy muy malo para dar las gracias, pero gracias a don “Jim Morrison” por convencerme de escribir fantasía; aquí va el primer cuentico de una serie que pienso hacer respecto del mismo personaje.


Una noche cualquiera de sábado, de esas que pasarían desapercibidas si no fuese porque algo raro realmente pasó, Efraín se enfundó los guantes de vinilo imitación lagarto se fue cantando el último tema de champeta que había escuchado en la radio y se dirigió muy orondo al garage, le pegó una juagada con la bayetilla a la carrocería de su nave, alistó los CD de vallenatos que más le gustaban y los casettes de reguetón que el compadre Chucho le había regalado de su último viaje a la costa, se peinó mientras se miraba en el retrovisor y salió a las calles muy contento a hacer lo único que sabía hacer en su vida para conseguir el pan diario, es decir, conducir su chevy-taxi engallado.
A eso de las ocho de la noche, por los lados del barrio El Jardín, (para los que no conocen Ibagué, hablamos de un punto bien al sur de la ciudad, pero tampoco tan afuera o muy lejos) cerca de los moteles baratos, una nena muy agradable le hizo la primera parada de la noche. ¿Cómo podía dejarla pasar? Imposible, la nena estaba buena, y por el solo gusto de verla, la llevaba hasta donde fuera, y gratis.
Pero la verdad, no es que estuviera muy buena que digamos, pero como él tenía el masato en la cabeza y puestas las botas sexys, la idea fue más poderosa que la razón. Cuando ella se subió, Efraín, por el rabillo del ojo le vio las piernas sobresaliendo por la minifalda negra, luego elevó sus ojos y no los pudo despegar ni por un instante del ombligo con pirsing más sensual que él había creido ver en toda su vida. Así que cuando ella le indicó el destino final del recorrido, Efraín ni la escuchó, simplemente arrancó, con un ojo en la carretera y otro en el espejo, tratando de guardarse en su memoria los rasgos de aquél rostro tan angelical.
Un poco apenado, pero buscando la manera de entrar en conversación con la muchacha, cuando ya iban por los lados del éxito, Efraín le preguntó a la señorita para dónde era que se dirigía, y ella, con una hermosa sonrisa en los labios, le repitió que para la terminal de transportes.
- ¿Va usted de viaje? – Preguntó de una Efra.
- Si y no – Respondió dulcemente la muchacha con lágrimas en los ojos.

Según Efraín, no había mayor oportunidad en la vida para conquistar una mujer que cuando estaba triste o despechada, así que arremetió con todas las fuerzas de l artillería de Don Juan que él conocía.
Así que empezó a preguntar cómo se llamaba ella después de él presentarse, le preguntó a qué se dedicaba y finalmente, le preguntó, porque notó un extraño acento en la voz de la muchacha, de dónde era... a todas las preguntas la pasajero respondió amablemente y hasta con toques de coquetería que no pasaron desapercibidos para Efraín. Así que cuando ya iban frente a la Clínica de los Seguros Sociales, en plena curva, Efra le preguntó si ella lloraba por su novio... ella respondió que si, que lo acababa de descubrir en Karibana (quizá el motel de medio pelo más famoso de la ciudad) con otra, y que por eso se iba de la ciudad, para nunca más volver... Ella le contó a groso modo los asuntos y el dilema amoroso. El taxista escuchó muy atento, tomando nota mental de cada uno de los detalles que podría necesitar luego.
En el semáforo de la 42 con 5ª, Efraín decidió lanzarse a fondo y le propuso a su hermosa pasajera que le respondiera de la misma manera en que la había tratado su novio, le insinuó que no fuera ingenua, que los cuernos se limaban con más cuernos, pero en cráneos ajenos. Medio en broma, medio en serio, mientras volvía a arrancar el auto y él cambiaba de disco hacia uno más pertinente y alegre, no el “osito dormilón”, le propuso a la muchacha que él podía servir de ayuda para solucionar el problema, expresando muy seriamente lo interesado que estaba en colaborarle y su amplia experiencia en infidelidades. Efraín le contó en menos de tres segundo que había sido abandonado por su esposa hacía penas unos tres meses y que para vengarse, él había seducido a una de las vecinas y luego la había abandonado para así causarle daño a la mujer que señaló como maldita y causante de sus desgracias. La pasajero le miró con ojos de asombro, luego con incredulidad y finalmente como solo lo hacen aquellos que están dispuestos todo y que a la final, lo único que buscan es cómplices.
Según dedujo Efraín unos minutos atrás cuando ella le respondí las primeras preguntas que él le hizo, la muchacha iba “volada” para Armenia y no conocía casi nada de la ciudad donde estaban (Ibagué, por si se les ha olvidado), así que para alargar la conversación, él, dándosela de vivo, empezó a dar vueltas y más vueltas por los alrededores y a tomar rutas que más bien los alejaban del terminal de transportes antes que acercarlos.
De tanta vuelta en vuelta, terminaron frente a un estanco 24 horas, por lo cual, Efraín le preguntó a la muchacha si ésta tenía afán, a lo cual ella repuso que solo un poquito (cosa que al taxista le pareció más bien un “no, para nada”)que no se preocupara. Así que pitó animado, por la reja de la puerta del estanco se asomó un negrito despelucado, ojeroso y medio borracho; Efraín gritó desde el taxi que le llevara una paca de pocholas en lata, de las buenas. El muchacho se escondió en las profundidades del local comercial y cuando estaba abriendo la puerta para hacer la entrega del pedido, la muchacha se inclinó sobre la silla del conductor y acariciando muy sensualmente el cuello del taxista, le susurró al oído.
- Guaro chino... más bien mándese un franco de guaro. – Gritó Efraín entusiasmado.

Efraín estaba ya quedándose bizco cuando vio por el retrovisor que la muchacha le picaba el ojo mientras ingería agua ardiente directamente de la botella como si se tratara de jugo de mango y entre sorbo y sorbo comenzaba a cantar las alegres y disonantes tonadas de reguetón que los parlantes vomitaban con toda la fuerza que era posible.
Cuando ya iba la botella por la mitad, la muchacha parecía “prendida”, él se ponía cada vez más caliente y la conversación pasó de azul cielo a rojo intenso, ella le propuso al insidioso taxista que cerca a la terminal de transportes había varios hoteles, que hicieran una paradita por allá y para confirmarlo, se le acercó a Efraín a la mansalva, lo atenazó con los brazos y empezó a besarle en el cuello. Sin decir una sola palabra, el taxista enfiló hacia la terminal volándose semáforos, pares y todas las direccionales, la cuestión era urgente.
Como él tenía promoción para aparcar el auto en la gasolinera junto a la terminal, cuando entró al lote de parqueo, la muchacha ya estaba en la silla junto a él, agachada sobre su regazo y proporcionándole sexo oral. Hasta ese momento, él nunca la había mirado de frente, así fue que por ello cuando ella lo miró directamente a los ojos, Efraín pudo notar que de los ojos de la muchacha salían rayitos rejos intensos, como el fuego mismo; notó como las uñas de la muchacha se ennegrecían y se alargaban como garras; la minifalda se transformó en una gran batola negra sucia y raída y los hermosos cabellos castaños en negros crespos enredados y por los que caminaban alegremente piojos, liendres y cualquier cantidad de bichos que ni él mismo con tanta experiencia en su rarocosómetro sabía describir.
Con el auto quieto, la música a todo volumen, los tragos en la cabeza y sintiendo tocar las puertas del cielo, no daba crédito a lo que sus ojos estaban totalmente seguros de ver, por ello sacudió la cabeza con fuerza, cerró los ojos y agarró entre sus manos el rostro de la muchacha para elevarlo y cuando imaginó que ella lo estaba mirando, él abrió los ojos. No se había equivocado.
Entre patadas, puños y gritos de auxilio, Efraín empujó a la muchacha debajo de la consola de mandos, ella se refugió entre la guantera, el suelo y la puerta del pasajero delantero gritando maldiciones y vulgaridades por el atrevimiento del amante enfadado.
Al momentico la gente llegó corriendo y rodearon la plaza de combate, y nos colegas ayudaron a sacar al asustado conductor del vehículo mientras éste se abrochaba la bragueta de los pantalones.
Mecánicos, expertos conductores de borradores (buses enormes de esos que atraviesan el país de cavo a rabo), colegas y hasta la señora de los tintos se acercaron para ayudar a sacar a la bruja del auto. A palazos, chirritos de agua bendita (siempre, en el gremio de los transportadores, alguien carga agua bendita por si acaso, pero los demás solo se enteran cuando es realmente urgente o muy tarde, pero éste no era el caso) barillazos y madrazos al fin pudieron sacar la bruja del escondite.A saltos que parecían vuelos cortos, la vieron perderse entre los dejados de alrededor, cuando la siguieron para darle muerte, descubrieron que ella había saltado sobre un prostíbulo a las espaldas del lote-parqueadero-gasolinera. Allí, en medio del barullo, la juerga, borrachos y salsa vieja, ninguno pudo dar con la ladrona de almas, pero alguien (nunca se supo quien con exactitud) afirmó que vio salir de la mano a un borracho y a una muchacha vestida de negro y perderse con rumbo desconocido en medio del parque frente al prostíbulo.

Soy lo que ves

Me arrastró de nuevo en la voluntad,
después de mucho volar y volar como cometa sin cuerda.
Supongo que no lo soñé.
Antes de dar contra el suelo,
cerré los ojos con fuerza y hasta recé.
Pero la muerte,
como panacea balsámica al silencio no llegó.
Así que al rato del totazo,
me quité la tierra seca de los zapatos,
dejé que las gotas de sangre como lágrimas rodaron por mí rostro embarrado,
donde quedaron enterrados mis recuerdos,
sacudí mí alma como para aflojarle la miseria que aún le quedaba pegada en los rincones,
donde tiene apuntalados los botones y me la metí en un bolsillo.
Me puse de pié y recordé que podía abrir los ojos,
no había más que hacer, la luz de las estrellas quemó mí esperanza,
ya era de noche, pero que más da...
Sigo siendo lo que ves.

jueves, septiembre 16, 2004

ADVERTENCIA

Es en serio, esta página es una cochinada para adultos, así que disfrútala si eres un nene

Ontología de la pasión

Un beso, no es más que desenfrenadamente devorar a mordiscos el alma de la mujer amada...

martes, septiembre 14, 2004

Intenciones Criminales

Como tengo la costumbre de dormir en el día y trasnochar escribiendo o leyendo, la noche de el domingo estaba un poco cansado por tantos ires y venires, me descubrí viendo otra película (como raro...) pero me aburrí en comerciales y me puse a subir y bajar de canales a ver que carajos encontraba. Y oh sorpresa, en el canal caracol estaban pasando un programa que se llama “hablando claro”, que de claro no tiene mucho por la ambigüedad de los visitantes al “foro” y el acertado olfato periodístico del presentador.
Me quedé viéndolo porque no podía dormir y de paso porque la charla estaba hasta interesante (por primera vez en mucho tiempo) y hablaban sobre algo que últimamente he me ha preocupado bastante y de lo cual hasta he reflexionado en otros post anteriores a este, es decir, que la gente no comprende el contenido de los medios de comunicación ni su finalidad. Un señor llamado Ignacio Ramonet que por el acento alcancé a imaginar que era español, explicaba la necesidad de alfabetizar respecto de los medios. Cosa que no me pareció salida de la realidad o muy novedosa, sino más bien honesta, pues el señor parecía ser periodista por la propiedad con que hablaba de la influencia de los medios y de la prensa escrita (sobre todo) en la sociedad y para que un periodista vaya y diga la verdad, explicadita y todo, pues es algo bien complicado.
No tengo nada en contra del oficio de ser periodista (total, lo puede realizar cualquiera y la democracia es un ideal que debemos respetar) el problema es como se hace y cual es la finalidad del oficio.
Pero casi me orino de la risa cuando el señor Ramonet dijo que los noticieros de Tv no informan, no son programas periodísticos sino más bien un show que va subiendo de nivel dramático y humorístico con cada instante de su presentación o transmisión según sea la sección (creo que ese señor no sabe aún que un noticiero de los canales privados en Colombia y al medio día, dura en promedio una hora).
Siendo sincero, admito que casi me desbarato de la risa porque ya lo había pensado, pero como no soy famoso, no tengo plata ni poder alguno, pues no me había atrevido a decirlo en público o publicarlo directamente en éste “medio”. Por primera vez en mucho tiempo no me sentí solo (bueno, intelectualmente hablando) y por ello es que publico éste post.
Y por supuesto que me dejaron pensando fue las situaciones en que se presentó el programa y las conclusiones a las que se llegó por parte de los panelistas. Resulta que el bendito programa es o empieza prácticamente a las doce de la noche (si es que cumplen con los horarios) pero lo más simpático, es que el presentador cada vez que trataba de hacer hincapié en la buena voluntad de los medios (defendiendo a sus patrones, claro) el tiro le salía por la culata: Solo voy a dar un ejemplo, pero que termina siendo el más patético de todos y por eso lo recuerdo. Resulta que el señor presentador alegaba que los medios si servían para dar voces de alarma a la comunidad en general, y expresó su gratitud con CNN por mostrar al mundo las torturas en Irak, pero resulta que el señor Ramonet le recordó al dichoso periodista (nos contó a los que no sabíamos, claro) que la ABC y la NBC ya sabían de ello (de las torturas y tenían hasta más fotos) desde mucho tiempo antes que CNN y que se habían callado por simple solidaridad estatal. La excusa que dieron fue no entregarle razones al enemigo para luchar... pero como siempre, la cagaron en el juicio de valor en política externa que hicieron y fue peor.
Epa... ya me acordé... con otro ejemplo que el presentador trató de usar le fue aún peor, es decir, el de los curas violadores y la corrupción sexual de la iglesia católica, así que el señor Ramonet le contestó con una pregunta, pero sin sarcasmos ni nada por el estilo: “¿Y usted por qué cree que los medios se interesan en algo como eso?” Como el presentador no pudo responder, respondió el mismo Ramonet “porque todo lo que sea sexo o religión es lo que más vende; y el sexo es parte fundamental del dramatismo de los medios y la religión un problema moral. La combinación perfecta.”
Por otra parte se discutió (solo entre un antropólogo que no recuerdo el nombre y el señor Ramonet) el gran problema que existe también con los medios impresos y la gravísima situación de contar las noticias de forma segmentada. De los periódicos y revistas, dijeron que se vendían pero por el gancho que con ellas se entrega, es decir, el cebo es un juguete (llámesele como quiera, DVD, libro, CD, diccionario, enciclopedia, etc.) y que ya la gente no quiere leer, pues mientras un paisano normalito se gasta 30 minutos leyendo una página de un diario, en ese mismo tiempo se ve un telenoticiero y por ello se consume información fragmentada que está muy alejada de la realidad o que en su defecto, no se contextualiza y por ello es mal interpretada o cumple su función de mal informar o lo que a mal traiga con ella. Pero la verdad, eso no es lo grave, sino que nadie hace nada por que lo contrario suceda y es cuando nos preguntamos si no existe alguna finalidad oculta tras tamaña arbitrariedad; lo cierto es que más fácil quedarse con la impresión de una imagen porque es simbólica y como suponemos que una imagen dice más que mil palabras, pues terminamos engañados, por culpa, marasmo intelectual y deseo propios. Claro, todo esto sucede por una simple razón, los gobiernos o administraciones, totalmente ciegos a lo que sucede, porque obviamente les conviene; recordemos lo que dijo alguna vez Miguel Mateos: “un pueblo cayado es un pueblo dominado”.
Y para colmo de males, como el vínculo entre el televidente y el noticiero es mediático, pues todo se facilita, ya ni que pensar puede el pobre espectador y si intenta hacerlo, para distraerlo le ponen una viejita tetona al frente y si es mujer, le colocan un peludo bien plantado o que por lo menos se vea caballero, para que el sexo, de nuevo prime ante la razón.
Con la radio sucede algo similar, solo que en ella también entran en juego otros factores como la imaginación y la escucha, por ello las emisoras recurren siempre al mismo tipo de presentaciones con bombos y platillos, trompetas y guitarras estridente para llamar la atención y siempre terminar hablando de sexología (con psicóloga que no tiene la más remota idea de lo que es el sexo o la vida y que solo persigue vender alguna chuchería como una crema mágica para adelgazar, una pepa para mejorar la producción sexual y que ellos dicen ser la panacea más allá de la seriedad del Viagra o finalmente, libros de brujería para ganarse la lotería ) o de educación infantil porque las que escuchan la radio son las amas de casa que se dejan convencer fácilmente de cualquier pendejada que suene bonita, porque para que, no nos digamos mentiras, ellas son muy nobles y consideran que sus hijos merecen una mejor educación, el problema es que como ellas también fueron educadas para consumir medios de comunicación mediocres, manipuladores y obtusos que no miran al futuro, pues le creen a cualquier Juan Gosaín o Lucía Nader.Desgraciadamente a nadie con poder de decisión o cambio le interesa que los medios digan o hagan cosas coherentes, que de verdad informen y no mal eduque, ni siquiera en el primer mundo donde se supone existe la libertad de prensa y la democracia, porque ellos tienen su New York Times, El País o Le Time. Así que yo les aconsejo que cuando vean o escuchen una noticia lo hagan como lo hacen los buenos abogados, es decir, bajo beneficio de inventario, porque lo más posible es que les estén hablando pajita, se la estén creyendo como verdad estilo dogma y ustedes ni cuenta se hallan dado, como le suele ocurrir todos los días a éste humilde servidor, que solo mira los noticieros para ver los goles de la jornada, así sean trampiados y remafiosos.

lunes, septiembre 13, 2004

El Circo, los payasos y los porristos...

El Circo y sus criaturas...

Como no tengo la sana costumbre de ir a los estadios porque Millos vive en Bogotá y yo en Ibagué, me toca resignarme a ver los partidos de la forma aburrida y económica, es decir, por Tv. Pero ayer no fue así.
Imagínese que como venía el Pasto (Proveniente de la ciudad con más iglesias per cápita en el país y donde comen cuis –No, que pena, no como congéneres-) y como tengo amigos de esa hermosa región del planeta, pues fuy “de mil amores, pues...”.
Me enfundé en una camiseta blanca como para ser neutral, metí varias botellas (plásticas, claro) de agua y soda al morral, un libro por si me aburría, el radio y me largué para el estadio.
Como llegué temprano, me acomodé donde me dio la gana, encendí un cigarrillo y me update en chistes y chismes... sobre jugadores y política local.
Debo explicar antes algo... ir a occidental es una perdedera de tiempo, nadie se manda una BUENA vulgaridad, nadie se tira bolsas de agua y tampoco se puede fumar tranquilo porque siempre hay alguna vieja remilgada jodiendo la vida o algún maricón que no sabe donde es que esta. Así que por eso es mejor ir a las tribunas calientes, donde va la gente normalita, mis amados borrachos de estadio (con cerveza aguada, claro), los traga chuzo, el que se come las uñas y las despampanantes gordas con sombrero de bobo de la selección Colombia de fútbol, la camiseta de cualquier otro equipo menos de alguno que esté jugando o de Juan Pablo Montoya, los jines apretados para lucir los conejos y los crespos alborotados porque está de relax.
Porque pa´ que pero a las “gomelitas” es mejor no llevarlas al estadio o sino, hay que meterse con ella a occidental y la verdad, pues que me las envuelvan, con ellas no se puede decir groserías a diestra y siniestra (porque tienen una moral rígida pero solo para eso), no se puede fumar tranquilo porque el estrés del partido lo está devorando a uno; ellas van solo a rajar de lo malo que es el equipo de uno y no dejan poner cuidado porque siempre tiene algún “comentario inteligente que hacer” o simplemente, lo miran a uno feo porque está comiendo mazorca grasienta y empanizada por ritual (seamos sinceros, el cine tiene las palomitas de maíz, los teatros de ópera, obras de teatro o música las cajitas de mentas y los descongestionantes para evitar estornudos y la carraspera, los centros comerciales las pizzas y las hamburguesas, los edificios de instituciones públicas las empanaditas y el chicharrón carnudo, los hospitales la gelatina de colores, los paseos de río el sancocho, las escaladas y caminatas el susodicho sándwich, el tarrito de arequipe y el pedacito de panela, las montadas en bicicleta el banano pecoso y el tarro de Gatorade, los aviones el jugo de caja, la comida de microondas y el ESTADIO... EL ESTADIO TIENE LA VENERADA MAZORCA AZADA), porque el que va al estadio y no se jarta una mazorca tiene mucho huevo. ¿Quien se mete a una iglesia y se escucha TODA una misa debe tragarse una hostia, o no?
Bien, el caso es que después de que la mazorca ya está adentro, uno hace la paz con el vecino del equipo contrario, pero solo hasta que el pito suena... porque o sino, tenga, como la piedra lanzada por una catapulta vengadora un naranjazo le ha de caer a uno en la cabeza que lanzó algún fanático de unas cuantas filas arriba o lado.
Es que existen diferencias muy grandes entre el aficionado, el hincha y el fanático, pues al circo que llamamos estadio de fútbol va de todo un poquito y es toda una mezcla tan pareja de lo que es la sociedad que muy fácil distinguir quien es quien.
El aficionado es un tipo muy tranquilo que va de paisano, él va al estadio de vez en cuando, se ríe, grita, salta, aplaude todos los goles (hasta los del rival) y se siente satisfecho solo por pasar un rato de esparcimiento al aire libre viendo deporte. Él aficionado solo va a divertirse, si su equipo gana o pierde, igual la pasó bien.
El hincha es ese que va al estadio cada vez que puede o tiene plata (porque en las entradas son muy caras en cualquier parte del mundo y no le alcanza para un abono) o si la mujer y los hijos lo dejan. El hincha no deja que nadie le toque la camiseta y hasta reza para que a su equipo le vaya bien, y su mayor placer es que la boleta la pague una excelente jugada así no haya un gol. El hincha sufre con cada movimiento, se manda su madrazo cuando ve al equipo impotente o amilanado y espera que su equipo no pierda. Respeta a los jugadores de su equipo y les perdona los errores, ya que para él son seres humanos y merecen el cariño y respeto que él le profesa a un hermano.
El fanático ya es una clase más evolucionada del hincha; él es combativo por naturaleza, odia al otro equipo y a los hinchas opuestos, su camiseta es la religión que profesa, es el que le tira cualquier cosa a los jueces y los jugadores, es que el piensa que la diferencia entre “negro bacán y negro hijueputa es un gol”; él es el que está más pendiente de lo que sucede en la gradería que en el campo de juego, pues cada miércoles en la noche y los domingo en la tarde, comulga con el escudo que es en lo único que cree, sus alabanzas son las barras cantadas a voz en pecho y su hostia es un gol, no importa como sino que sea del equipo que él sigue. El fanático odia a los “polochos”, que son el mayor símbolo de represión en el estadio después del árbitro porque se juega según el fanático, en contra de ellos también. El fanático no y NUNCA olvida y cuando actúa es realmente peligroso.
Claro que antes de que salgan los artistas de la pelota, salen cantando y bailando las peladitas de minifalda y pompones con una sonrisa en los labios así esté cayendo un aguacero el macho o el sol tueste la piel, o sea las porristas. Ellas son niñas muy bonitas, desde lejos se ven hasta simpáticas (desde la tribuna, claro) y tienen muchas agallas para pararse frente a una mano de caníbales mostrando los calzones y salir gritando maricadas y con orgullo... ¡Eso es coraje! Ellas son las reinas de la cancha faltando cinco minutos para que el árbitro de inicio al juego y en los quince minutos de descanso, pero en los noventa minutos nadie las mira, nadie recuerda que existen, pero vuelven a la visual de los asistentes al estadio solo si un balón por casualidad va y le pega a alguna de ellas. Y la gracia se transforma en mofa.
Pero claro que hay otra clase de seres que también van al estadio y que me causan cierta curiosidad morbosa, he de admitirlo. A mí, que me envuelvan a los que se disfrazan de mascotas o de porristos... La verdad, no sé si esta simpática y conspicua criatura me genera náuseas, admiración, repulsión absoluta, todas las cosas al tiempo o ninguna de las anteriores. No es que tenga algo en contra de los verdaderos “hinchas”, pero eso ya aquél extremo es patético. Si el equipo gana, como en un ritual, la mascota es alabada y si el equipo pierde es tildado de “bulto de sal”, y aquella marca será perpetua. La mascota es un man disfrazado, que se cuelga una mano de pendejadas al cuello y al cuerpo, que baila, que aguanta naranjazos, madrazos, burlas, aplausos y la mirada inquisitiva de sus hijos. Él, trabaja de gratis o por muy poquito y entra gratis al estadio y por ello es feliz.
Pero los porristos... esos si que son una especie bien particular. De ellos prefiero no hablar mucho porque la verdad, me dan asco. Si, la necesidad es una cosa fregada, pero tampoco... Señores, la dignidad existe, no es una fantasía o la invención retórica de algún poeta.
Claro que lo más raro que pasó ayer, fue la entrada a la cancha de baya pidiendo por la paz en Colombia. Yo pensé que se trataba de algo bien diferente, como de unos hinchas piedros o algún avivato que se quería robar el balón, que el senador estaba hambriento de más plata y que estaba proponiendo una teletón profondos personales o que se iba a empelotar alguna viejita frente a las cámaras de tv (Esa era mí esperanza, pero no vivimos en Barcelona). Pero lo que resultó ser una interrupción, para mí, es quizá el único gesto voluntad que le he visto al fútbol, solo espero que los directivos (payasos mafiosos) tanto de los equipos como de la federación (estos son más mafiosos) sean honestos por primera vez en sus vidas y también ellos rectifiquen su actuar y que aquella pancarta no sea más que un simple bostezo veintejuliero como los que suele ocurrir en los estadios siempre que se hacercan las elecciones.
Volviendo al tema, el único problema fue a la salida; vida triste, parar un taxi desocupado es casi un milagro... pero bueno, menos mal me puse a esperar junto a un puestico de mazorcas... pero terminé tomándome una cerveza como para pasar el aburrimiento y reflexionar un poco sobre la payasada de la pancarta.

domingo, septiembre 12, 2004

Diana (que) Rico y Volver Para Kagarla

(Criticadera de Cine)
Sip, como lo pueden leer en una parte del título de éste post, solo hay que volver atrás para cagarla. No les cuento más, porque perdería todo el sentido y les dañaría la experiencia, pero esa es la premisa en El Efecto Mariposa, que entre otras cosas, es una película sumamente interesante y divertida, así actúe en ella Ashton (Pero si ustedes recuerdan, los actores de humor terminan siendo excelente intérpretes, un ejemplo de ello es Thom Hanks o también Robin Williams... en fin, la lista es eterna, pero como siempre, hay que darle tiempo al tiempo).La fotografía es regular, el guión podría estar mejor hecho y los diálogos podrían haber sido un poco más inteligentes. Lo curioso es una escena que deja mucho que pensar, porque es contradictoria... en fin, que hijuemadres les cuento para que se den cuenta o sino no lo hacen, sucede en la cárcel y gracias a uno de los saltos temporales de Evan...
Igual, la película es entretenida y hasta moraleja se saca, solo hay que volver atrás para terminar de cagarla. Pero lo interesante es imaginar que sería de nuestras vidas i hubiesemos tomado diferentes caminos, otras alternativas, y quizá ser un poco más pacientes y tener un poco de sabiduría para desidir. Total, a la larga nunca lo sabremos.
Respecto a la primera parte del título de este post escrito en la madrugada del sábado (odio los sábados) o amanecer del domingo, quiero expresar mí rotunda fascinación con Diana Rico, la viejita que presenta junto a Bernando Hoyos Ciner Arte de Caracol. ¡Hay mujeres... pobres hombres...! El problema con Cine Arte es el berraco horario... la propaganda debería decir "Vea Ciene Arte de Caracol en su horario familiar de la 1 de la madrugada". Pueda que Diana Rico esté MUY RICA... pero tampoco para que no la monten de esa manera a los adictos al cine...
El viernes presentaron una película un poco diferente a lo que suelen mostrar o presentar... Al principio me comí el cuento de que era un formato diferente, muy irreverente y todas esas cosas simpáticas que dicen de los directores "Raros", pero la verdad, la película no fue más que un hueso... no me la aguanté más de quince minutós (con la esperanza de que mejorar y de paso que llegaran los comerciales para ver a Diana Rico) pero me aburrí y me largué a leer un ratico... como para olvidar (no pude) la porquería de película en un espacio que yo creía sagrado. Pero bueno, la vida sigue, el mal cine pasa y dentro de unos días, estaré frente a mí Tv esperando ver a Diana (que) Rico... y los comentarios inteligentes de Bernardito...

sábado, septiembre 11, 2004

El sábado huele a mierda

Garfield tiene los lunes, los The Cure tienen los días anteriores al viernes y yo los sábados... que mierda. Y supongo que el resto de la humanidad que no trabaja, odia los domingos.
Pero en mí vida no existe algo más repugnante que un sábado... no existe forma humana de que cambien, porque lo he intentado... en serio, pero nada pasa.
Me la paso toda la semana enchuchado estudiando, leyendo o tratando escribir algo que suene coherente así se vea tan soso y feo como siempre, y el sábado es mí esperanza, y preciso, tenga... una vil cochinada.
Más o menos esta es una sinapsis del programa:
Levantarme muy tempranito porque hay que darle la comida al perro o sino, se muere de hambre el pobre (¿Será que no puede dejar de madrugar un día a la semana, ah?).
Bañarme con agua fría porque ya se acabaron la poquita que había en el calentador y que es un chorrito porque en este pueblo el agua es una chanda.
Luego corra a buscar un medio de irme a la universidad, porque el transporte es una cosa fregada y la champeta ya me tiene cardiaco.
En la universidad, luego sufrir porque el profe no llegó o porque no hay libros, así que corra para la biblioteca que ya la van a cerrar porque este es un país de no lectores y porque como toda institución que se respete en el tercer mundo, es una burocracia la berraca y entonces las bibliotecas cierran el sábado muy a las 12:00 Meridiano.
Luego... haga más vueltas antes de llegar a la casa. Supermercados, la ida a la farmacia por si acaso y todas esas pendejadas...
Almorzar frío y solo.
Llamar a los amigos para ver si hay algún plan y mirar el fondo de ahorros de la semana, para ver si alcanza para una cerveza...
Aguantarse las mentiras y jodas de los demás...
Luego torear el mal genio del resto y finalmente, ir a alquilar una película porque no hay nada más que hacer... todos salieron falsos y para colmo, la película termina siendo mala porque uno nunca encuentra la que quiere ver.
Rogar para que el despertador no se apague con tanta ida de la luz y pueda levantarme el domingo en la madrugada a ver como se le funde el motor, se le estalla una llanta o simplemente joden a Juan.

Puta vida... odio los sábados.

Las ironías de la vida Blogger...

Cuando posteaba cosas políticas, entraba una mano de gente y ahora que solo pego historias o chistes... casi nadie... será seguir rajando de todo...

jueves, septiembre 09, 2004

Criticadera de Cine

Max y Vincent
Es curioso, ayer me vi Colateral y no salí aburrido... pensé que se iba a tratar de una simple película más, de esas para pasar el rato y listo. Pero no, resultó todo lo contrario. La historia es interesante; los personajes están muy bien armados y los diálogos son inteligentes; los actores pues bueno, Tom Cruice (el hijo de Celia Cruz) actúa bien al principio, pero luego su carácter se va diluyendo y el protagonismo se lo roba definitivamente el papel del taxista. Lástima con Cruice, suele pasarle lo mismo, como le ocurrió en Nacido el 4 de Julio.
Yo sé de cine lo mismo que de maternidad de gallinas (solo veo películas), pero tengo la sensación de que el actor que hace del taxista por lo menos lo van a nominar a un Globo de Oro en la próxima entrega o sino, el mansito clasifica a un Oscar.

Guillermo del Toro y su hijo Hellboy...
Aunque casi nadie me crea (es que ya le conté a una amiga y se burló de mí por esa clase de película), del bicho rojo solo diré que es una película divertida donde al protagonista le ponen apodos de muy alto nivel. Ah, para finalizar, el bicho pescado es un personaje genial y lástima que se desaprovechen mucho los papeles secundarios como el Nazi (medio androide), la novia inmortal de Raspu, y la misma Liz. Pero miren lo curioso, no pude dejar de pensar en La bella y la bestia... ¿Será que vi otro refrito?

Si el mundo votara...

Si el mundo votara, ganaría Kerry
Jim LobeIPS, septiembre 2004.

Washington.
- Si la ciudadanía mundial votara en las elecciones de noviembre en Estados Unidos, el candidato opositor John F. Kerry derrotaría por gran margen al presidente George W. Bush, según la última encuesta conocida al respecto.
El Programa sobre Actitudes en Política Internacional (PIPA) de la Universidad de Maryland y la firma GlobeScan Incorporated, que controló 35.000 entrevistas en 35 países, informaron este miércoles que Kerry era preferido por un promedio de 46 por ciento de los encuestados, y Bush, por 20 por ciento. El margen era mayor entre los entrevistados de los aliados tradicionales de Estados Unidos en Europa occidental.
"Sólo uno de cada cinco quieren la reelección de Bush", dijo el director ejecutivo de PIPA, Steven Kull. "Aunque no es tan conocido, Kerry ganaría cómodamente si la población del mundo eligiera al presidente de Estados Unidos."
Bush obtuvo mayorías claras entre los encuestados de apenas tres de los 35 países: Filipinas, Nigeria y Polonia. En Tailandia, su ventaja fue inferior al margen de error de la encuesta. Kerry logró mayorías en 30 países. Estos son Alemania, Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, China, Colombia, España, Francia, Ghana, Gran Bretaña, Holanda, Indonesia, Italia, Japón, Kazajstán, Kenia, México, Noruega, Perú, República Checa, República Dominicana, Rusia, Sudáfrica, Suecia, Tanzania, Turquía, Uruguay, Venezuela y Zimbabue.
En dos países asiáticos, la ventaja de uno u otro era inferior al margen de error de entre 2,3 y cinco por ciento, lo que se denomina "empate técnico". En India, Kerry logró 34 por ciento de las preferencias y Bush, 33 por ciento. En Tailandia, la ventaja fue para Bush, por 33 a 30 por ciento.
Kerry resulta muy favorecido en la mayoría de los países que colaboraron con fuerzas militares en la ocupación de Irak. En esos países, los entrevistados también dijeron que su percepción sobre la política exterior estadounidense había empeorado durante el gobierno de Bush. Entre esos países figuran España, Gran Bretaña, Holanda, Italia, Japón, Kazajstán, Noruega, República Checa y República Dominicana. Las excepciones fueron Filipinas y Polonia.
Cincuenta y siete por ciento de los entrevistados filipinos dijeron preferir a Bush, y un porcentaje similar dijo creer que la política exterior estadounidense había mejorado durante su mandato. Fue el único país analizado en que el presidente obtuvo una mayoría absoluta, según el sondeo. Pero la encuesta fue realizada poco antes de que la presidenta filipina Gloria Macapagal Arroyo retirara las tropas de Irak a raíz de las demandas de insurgentes que habían tomado a un camionero filipino de rehén.
En Polonia, donde una modesta mayoría de 31 a 26 por ciento de los entrevistados prefirió a Bush sobre Kerry, 41 por ciento opinaron, sin embargo, que la política exterior estadounidense empeoró en el transcurso del actual periodo. Solo 15 por ciento dijeron lo contrario.
La mayoría absoluta o relativa de los encuestados en 31 de los 35 países dijeron que el desempeño internacional de Bush había sido peor que el de sus predecesores. Globalmente, 53 por ciento de los entrevistados en todos los países coincidieron con esa posición. Solo 19 por ciento dijeron que había mejorado.
Las mayorías de los que tienen una visión crítica de la política exterior de Bush son especialmente fuertes en Europa occidental y América Latina, con una gama que va de dos tercios a 80 por ciento. "Quizás lo que deba hacer pensar más a los estadounidenses es la fuerza que tienen los críticos en los países que aportaron tropas para Irak", indicó el presidente de GlobeScan, Doug Miller.
GlobeScan trabaja fundamentalmente para clientes del sector privado, la mayoría corporaciones multinacionales.
Los resultados de la encuesta pueden ser relevantes en la campaña, pues Bush y Kerry convirtieron la política exterior, el papel de Estados Unidos en el mundo e Irak en puntos centrales de sus plataformas. Kerry ha sostenido que el unilateralismo aplicado por Bush en su "guerra contra el terrorismo" molestó necesariamente a los aliados de Washington y a la opinión pública mundial con consecuencias potencialmente desastrosas.
El candidato opositor se basó para esas afirmaciones sobre encuestas anteriores, fundamentalmente las realizadas por el Proyecto de Actitudes Globales Pew. Esos sondeos mostraron que el porcentaje de extranjeros favorables a Estados Unidos cayó abruptamente en los últimos cuatro años, en particular en Europa y en el mundo islámico.
Tales conclusiones salen reforzadas en la encuesta de PIPA y GlobalScan, que entrevistó a entre 500 y 1.500 personas en cada uno de los países.
En otra encuesta a 800 personas en Estados Unidos realizada entre el 3 y el 7 de septiembre, PIPA detectó que el público estaba dividido en torno de su percepción sobre el desempeño de Bush.
Para 25 por ciento de los entrevistados, "el público de todo el mundo" estaría a favor de Bush, mientras 35 por ciento consideraron que preferiría a Kerry. Para 40 por ciento, las opiniones estarían divididas mitad y mitad.
Un tercio de los encuestados afirmaron que se preocuparían "mucho" si "más gente en todo el mundo dice sentirse peor hacia Estados Unidos", y 27 por ciento indicaron que se sentirían "algo preocupados" en ese caso, 22 por ciento "un poco preocupados" y 18 por ciento, "nada preocupados".
De todos modos, casi tres cuartos de los encuestados dijeron que las preferencias de la población mundial no influiría en su voto. En la mayoría de los casos, las entrevistas de GlobeScan fueron personales, si bien en algunos países se realizaron por teléfono. En 11 países pobres --Brasil, China, Filipinas, India, Indonesia, Perú, República Dominicana, Sudáfrica, Tailandia, Turquía y Venezuela-- el estudio se restringió a las áreas urbanas.
Globalmente, un tercio de los encuestados no expresaron opinión sobre su preferencia entre Bush y Kerry. Entre los tradicionales aliados de Washington en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), el favoritismo de Kerry sobre Bush fue fuerte. El mayor margen de preferencia se registró en Noruega: 74 a siete por ciento.
En Alemania, la proporción a favor de Kerry fue de 74 a 10 por ciento; en Francia, de 65 a cinco por ciento; en Holanda, de 63 a seis; en Italia, de 58 a 14; en España, de 45 a siete, y en Gran Bretaña, de 47 a 16. En Canadá, Kerry fue favorecido por 61 por ciento frente a 16 por ciento de Bush, y en Japón, por 43 a 23 por ciento. En la tradicionalmente neutral Suecia, la relación fue de 58 a 10 por ciento.
En Europa central -a la que los defensores de la invasión a Irak denominan "la nueva Europa" pro el apoyo que recibieron allí-, el panorama fue más complejo. Los encuestados polacos ofrecieron a Bush una leve mayoría, pero los checos se asemejaron a sus vecinos de Europa occidental, con 42 por ciento a favor de Kerry frente a 18 por ciento de preferencias por el actual presidente.
Aún más compleja fue la situación en Asia, aunque una mayoría de 52 a 12 por ciento dijeron elegir a Kerry, y 57 por ciento de los indonesios hicieron la misma opción frente a 34 por ciento que prefirieron a Bush. Una mayoría de los encuestados filipinos optaron por Bush, mientras en India y Tailandia se registró un empate técnico.
Kerry obtuvo una gran mayoría en los nueve países latinoamericanos analizados. En dos casos, obtuvo una mayoría absoluta de las respuestas favorables: 57 a 14 por ciento en Brasil y 51 a 38 por ciento en República Dominicana.
El sondeo arrojó mayorías relativas para el candidato demócrata en Venezuela (48 a 22 por ciento), Colombia (47 a 26), Argentina (43 a seis), México (38 a 18), Uruguay (37 a cinco) y Bolivia (25 a 16).
En Africa, Bush logró ventaja en Nigeria, donde lo prefirieron 33 por ciento de los entrevistados ante 27 por ciento que optaron por Kerry. Pero en los restantes cinco países africanos Kerry ganó: Kenia (58 a 25), Ghana (48 a 24), Tanzania (44 a 30), Sudáfrica (43 a 29) y Zimbabue (28 a seis).
En Eurasia central, los entrevistados no mostraron gran entusiasmo por uno ni por otro. En Rusia, Kerry fue preferido por 20 a 10 por ciento, en Turquía, por 40 a 25, y en Kazajstán, por 40 a 12.

Análisis cortico.
Lástima que a muchos no le guste escuchar ni saber de las razones del otro; ponerse en los zapatos ajenos no parece ser una imposibilidad antropológica sino más bien dependiente de la física de partículas... Es frustrante saber que una nación se deja engañar por la maquinaria, pero lo realmente desgarrados, es comprender que a esa nación le embelece la madre de las bestias, es decir, la guerra.

Matemática simple

Una noche muy corta de tragos, sudor y silencios mortales, me dijo una voz que nunca olvidaré: “No me ames”.Ahora entiendo sus razones.

miércoles, septiembre 08, 2004

Crónica: Que no le pase a usted, señor ingeniero

Alfredo siempre había sido un tipo muy normalito, o por lo menos, eso era lo que él creía, porque no le pasaba nada raro o salido de contexto. No era ni muy alto ni muy bajo, ni gordo o flaco, tampoco inteligente o bruto, él estaba en ese rango social y cultural en que suelen estar la mayor parte de los seres humanos y aún así, hay espacio para considerarse especial. En la universidad nunca había sido el primero, pero tampoco se había tirado más que unas materias de cuando en cuando y hasta se había sacado una vez un par de cincos en asignaturas bien complicadas y ya se estaba empezando a creer el cuento de que él era su propio héroe; novias... había tenido una que él consideraba seria y que había llevado a su casa a presentarle a sus padres, pero la relación no duró más de un mes y pico, también había tenido dos o tres aventuras por semestre, así que mojaba la tripa con cerveza cuando no había otra opción. Amigos, contaba con tres de mucha confianza y tenía la esperanza de fueran más. Así que era un tipo como cualquiera, y él lo sabía y estaba tan orgulloso de ello que ni cuenta se daba, y a veces, en la calle cuando pasaba junto a algún conocido y éste no le notaba ni por nada, él se sentía poderoso, porque era el hombre invisible e iba donde le viniera en gana sin ser notado o llamar la atención, pero cuando estaba borracho, las cosas eran a otro nivel y la tortuga ninja que habitaba en él, a veces hacía sus apariciones magistrales.
Pero no siempre la vida había sido así de tranquila, ahora estaba en serios problemas; por la dedicación nocturna a su bar, la quiebra repentina del mismo por malos manejos, la alegría típica de la ineptitud y el abuso sistemático de un amigo muy querido, estaba prácticamente en la ruina, en la universidad iba perdiendo el semestre y lo más posible sería que le expulsaran y para colmo de males, en la casa estaban que lo echaban porque nunca aparecía y si lo hacía, era para pedir dinero o borracho. Su padre, un ingeniero mecánico por profesión y perro por decisión, ya estaba mamado de tener que subvencionar las parrandas del chico, las quiebras obtusas y su madre, una ingenua mujer sumisa, estaba empezando a perder los estribos. Hacía ya dos años que era lo mismo y Alfredo no parecía reaccionar.
Claro que no todo era tan malo, por lo menos esos era lo que él creía. Gracias a la compañía de Angélica, la soledad, los errores y las frustraciones eran tolerables; ella lo amaba, de eso estaba seguro. Con Laura (la novia seria) había planeado casarse el año anterior, por allá a finales de enero, pero las finanzas no habían sido las esperadas ni la fidelidad tampoco; Laura le había puesto los cuernos con Care-chancla en una fiesta de final de semestre, luego con Estaban Delgado en año nuevo y finalmente con una antigua aventura de él mismo frente a sus narices y sin ser invitado a la fiesta (que fue lo más traumático para él). Total, a Alfredo no le quedaba más que aceptar la compañía de Angélica, esperando que no le fuera a ser infiel con uno de los amigos que hasta ahora le quedaban, con la abuela Sonia que estaba medio loca o la tía Julia que casi estaba seguro era lesbiana. Angélica por su parte, lo quería, a su modo muy particular, alucinante y empalagoso, pero lo hacía y él estaba contento. Pero gracias a ello, se había quedado sin uno de sus amigos (no tanto por la quiebra del bar forzada por uno de ellos) que antes había sido la pareja oficial de ella, pero así era la vida, daba muchas vueltas y esta vez, la ruleta loca le favorecía a él.
Claro que quien es de buenas en el amor, tiende a no serlo en el juego o en la salud, cuando el memorando de la universidad llegó a la casa esa mañana en que él se suponía debía estar en clases, fue recibido por su padre, quien por casualidad del destino había parado en la casa el fin de semana y Alfredo no se había ni enterado. Ah, nuestro amigo no estaba en clases, como se habrá de suponer, estaba en Melgar, en uno de los hoteles de medio pelo junto a la carretera divirtiéndose de lo lindo con su flamante novia rubia y gastándose el dinero que debía haber sido utilizado para realizar unos cursos de diseño que él debía haber visto al principio de la carrera, pero que por estar bebiendo y jugando pimpón no había tomado.
Cuando llegó a casa en la noche, el escándalo fue brutal; hasta la abuela loca le gritó, su madre le tiró la ropa a la cara para que la metiera donde pudiera y su padre, ni le prestó atención cuando él trató de negociar las cosas. Pero ya era muy tarde, de la universidad le avisaban al chico que su petición para iniciar la segunda fase de la carrera sería frenada hasta que no terminara la totalidad del ciclo tecnológico, que según sus padres, él había terminado hacía ya dos largos semestres donde lo había visto muy poco los fines de semana y en las noches.
Arrimado, arruinado fue a dar con sus trapos, dos o tres libros, un cuaderno viejo y las ilusiones rotas a la casa de su tía la lesbiana, quien muy contenta le recibió, pero ella también impuso condiciones: no era mayor cosa, pero Alfredo tuvo que aprender a cocinar, trapiar, tender su cama, lavar ropa a mano y hasta hacer masajes si quería tener donde dormir y algo para comer mientras conseguía un trabajo.
Aunque las predicciones no le favorecieran, Angélica no le dejó, antes le colaboró como pudo y hasta lo colocó en el taller mecánico de su viejo; a la final, Alfredo había estudiado unos cuantos semestres de ingeniería mecánica y sabía armar y desbaratar un motor. ¿O no?
La verdad era que no, el muchacho a duras penas sabía lo que era un piñón, para él, las correas se utilizaban para amarrar los pantalones que él no tenía y de termodinámica sabía que era algo muy parecido a filosofía hidráulica, pero nada más. Si se preguntan cómo fue que el chico pudo llegar hasta cuarto semestre, pues tendremos que admitir que la vida, las universidades y los profesores a veces ni lo comprenden, pero sucede y él era un buen ejemplo de ello.
Sin pena ni gloria salió de la universidad, primero porque no tuvo forma de pagar cursos remediales para nivelarse y porque ella misma lo suspendía durante un semestre. Bueno, eso fue lo que le comentó a sus amigos, quienes apesadumbrados, pero hartos del comportamiento del muchacho, le dieron apoyo, confianza y hasta le consiguieron un par de entrevistas de trabajo en mejores sitios que no fueran el taller del suegro.
Por un tiempo, nadie supo nada de Alfredo, quizá debieron pasar casi unos seis meses hasta que al fin apareció; se veía cansado, algo flaco, con unas ojeras tan largas y pesadas que de solo mirarlas daba sueño, despelucado y fumando como lavandera mueca. Por ningún lado apareció Angélica que parecía una calcomanía pegada a él, pero ninguno de los estudiantes de último semestre de ingeniería se atrevió a preguntar algo, pues suponían que algo estaba pasando y si él no lo decía, era mejor callar.
Esa noche que por casualidad se encontraron todos en un cafesito del centro de la ciudad, Alfredo les comentó que estaba sin trabajo y aseguró que vender seguros de vida y planes de salud no era lo de él, que era un ingeniero y que a como diera lugar, muy pronto lo sería. Ninguno volvió a hablar de la profesión durante el resto de la larga noche de cervezas en la que como siempre (hasta en los buenos tiempos) Alfredo no gastó ni un merlaco ni para pagar las decenas de cigarrillos que se fumó o la canasta de cervezas que se bebió solito.
Dos o tres fines de semana después, la historia fue la misma y así volvió a pasar un par de veces más pero esta vez apareció acompañado de Angélica, hasta que Alfredo no volvió a encontrar a nadie que le respondiera sus llamadas o que apareciera por casualidad en los sitios de siempre donde se encontraba con sus “parceros”...
No pasó mucho tiempo hasta que un día (casi un año y ya todos estaban graduados), Luis F el más ruidoso y borracho del grupo, contestó el teléfono de su casa y escuchó la voz de Alfredo al otro lado; pedía urgente que le diera el número de uno de los chicos que había estudiado Derecho en la época que ellos habían estado en la universidad. Luis F, para salir del paso le dio el número pero antes de colgar le preguntó para que era que necesitaba hablar con el doctor “Locha”(forma en que tenían apodado al abogado desde que se conocieron), pero Alfredo contestó que deseaba cobrar una platica que no le habían pagado en la empresa donde trabaja y que necesita ayuda legal. Después de despedirse y prometerse mutuamente que se reunirían muy pronto como en los viejos tiempos, colgaron y ninguno volvió a saber del otro sino hasta un año larguito después, pero por el periódico.
Angélica, según presumían los muchachos del grupo, era tan o más bandida que las zorras con las que solía disfrutar de unos tragos o matorrales a Alfredo, por lo cual, en más de una oportunidad le habían hecho comentarios al respecto, pero la cosa había sido para problemas así que normalmente era mejor no hablar de temas “susceptibles”.
El diario de la pequeña ciudad publicó un domingo la extraña historia de la monita y el empresario de modelos que más o menos decía así en la siguiente síntesis que les presento. “Hoy fueron condenados a siete años de prisión el señor Fulanito De Tal prominente político de la región y dueño de la empresa de modelos “El Palmar” y Angélica xx a cinco y medio por secuestro con finalidades de abuso carnal violento, corrupción y utilización de drogas psicotrópicas en menor de edad (12, 13 y 14 años respectivamente). Los dos criminales fueron capturados en flagrancia en un prestigioso motel a las afueras de la ciudad por parte del Cuerpo Técnico Judicial en colaboración con una de las niñas desaparecidas.”
De Alfredo, sus viejos compañeros de estudio no volvieron a saber sino hasta hace muy poco, cuando uno de ellos, que es ahora docente de la misma universidad donde se conocieron, se lo encontró en la ventanilla de matrículas para cursos libres y él le contó a Luis F, del conspicuo encuentro, a lo cual, el muchacho respondió con una pregunta
- ¿Y el hijueputa ese dijo cuando me va a pagar toda la plata que me debe? –

martes, septiembre 07, 2004

Dicho y Hecho...

SE PUTIÓ ANDINET...

Dragón Rojo

Un compadre me acaba de enviar esta pinturita... ¿A qué Hannibal les recuerda?




lunes, septiembre 06, 2004

El Decreto de Luchito

Imaginemos por un momento que nuestro muy querido y respetado Concejal embolador por alguna razón como esas que le llevó hasta donde está, de pronto lo vuelve alcalde de Bogotá, DC. Entonces, se acercan las elecciones presidenciales para reelegir a Uribe... así, sería más o menos Ley por esos días...

DECRETO No. 0001

El Alcalde de Bogotá, hijo legítimo de esta parroquia del demonio, en uso de sus atribuciones legales y viendo que ya están a puntico de llegar elecciones pa´ escoger de nuevo el palco de Golivar,

DECRETA...

Artículo 1. En desde goy, y andespués de que tuelmundo almuerce, arsolotivamente prohibido salir a gritar “arribas” y “abajos” y a despiedrar los parques, huecos y el Transmilleno que están agún reparando.

Artículo 2. Igualísticamente quedan prohibidos los gritos corrosivos, injuliosos, polnográficos gü imprecaciones contra la maternidad de los candidatos o del señor Alcalde.

Artículo 3. Ningún hijueputa podrá conspirar, atentar o irrespetar la Emocracia Soberana o la Circuncisión Nacional pa´ elegir al presidente protegida por la Constitución Nacional de Colombia y que también arropa a Bogotá.

Artículo 4. Naiden podrá tirar piedra por más estudiante de la Nacional que sea, de la Distrital o cualquier otro recinto educativo; ni emborracharse con coteles Mosletof, porque la gasolina está cara, no se paga sobre taza y pa´ colmo, los tornillos, pueden ser utilizaos pa´ otra cosa.

Palágrafo. Ni tampoco para los ñeros se da permiso de jumar basuco o chirusa en calles, parques o debajo de puentes públicos gü en estaciones de Transmilleno. Pero solo por este fin de semana.

Artículo 5. El copartícipe que le de muerte repentina agotro combogotano que no sea de su misma coparticipancia gü que tenga opinión política contrairia, será condenao también a pagar el entierro y demás obras nupciales de la sepultación del occiso además de enguandocao por asesino.

Palágrafo. Naides podrá cargar rivolver, puñales, bazucas, escopetas, metralletas, machetes o armas de fuego por el estilo.

Artículo 6. Asina, quedan prohibidos carteles, gransfitis, jetografías, campartas, y cualquier maricada radial o teleguisiva en las City Causulas que atente contra las respetadas integridades de las señoras mamases de los candidatos o del mismo señor Alcalde.

Artículo 7. Los volantes o propagandas serán volantizados o propangandizados a los mayores de edá y que puedan leer, da de a cagones o viejitos, eso es veintejulierisomo y va en contra del Código Eletoral.

Artículo 8. Los esposos, mozos, arrejuntaos, novios gü parejas no podrán agarrarse a trompadas ni tratarse de pícaros, ratas vendidas gü similares, pues ellos no son senaores, candidatos a presidente gü concejales.

Artículo 9. Tulemundo tiene libertá de opinión.

Palágrafo: Todo el que no esté diacuerdo con el presente Decreto, irá a opinar con toda libertad a la Picota.

Dado en Bogotá. DC, a la hora del desayuno.


El Alcalde putativo,
Luchito.


(Léiganse abajo los sellos y las firmas respeitivas de legalidad pa´ que después no entutelen por todo.)

Bush en el Vaticano



SIN PALABRAS...

domingo, septiembre 05, 2004

Sublimes intenciones



Como hoy fue día de fútbol en Sur América, aquí les pego un ejemplito del tipo de fútbol que se jugó

HORROROZCOPO DE LA HERMANA GERTRUDIS



Aries: Esos cuernos retorcidos no son gratis... tú novia debe estar tirando con el vecino.

Tauro: A ver mi querido amigo semoviente, esa astuta mirada de vaca es la culpable de los cuernos y de que te bailen en el ruedo, las flores que te echan no son de cariño, sino de entierro.

Géminis: Los deseos sexuales con tú herma no son sanos... y no, no se trata de un complejo de Edipo. Busca ayuda profesional, en un burlesque.

Cáncer: ¡Maldita sea ! deja de fumar que ya pareces puta presa

Leo: los piojos que se escurren por tu melena están asquerosos ... ¿Dónde andabas? Fíjate donde metes la cabeza.

Virgo: ¡No eres virgen... deja de decir mentiras! Y cuando tus novios quieran llevarse los jabones de los baños de los moteles no te emputes, es un simple subvenir.

Libra: Si, estas gorda, como un balón, y la culpa es tu novio que tiene un chimbo egordador

Escorpión: No puedes disfrazar con un condón el aguijón, eres una chanda, más bien límalo con cuidadito.

Sagitario: Que lo chupes, lo mames y lo prestes no te convierte en la mujer orquesta.

Capricornio: El carnicero de la esquina te mira últimamente con deseo, quizá quiere que le afiles el cuchillo.

Acuario: sabes muy bien que tirar en los jacuzzi no es saludable, por la manguera también se suben bichos... así que juiciosito a bruñir la chapa en una hamaca.

Piscis: Los clavados son para las piscinas, no para hacerlos desde los armarios y haciendo pose de avioneta.

Para Juliana

du bist das hübscheste Mädchen, das ich gesehen habe
Pero no me crees...

sábado, septiembre 04, 2004

Figo y el Nevado


Soy la Anarquía

Vagabundeando por Internet me encontré este poema, no sé a quien pertenece... espero les guste.

Nací con la primera revuelta insumisa, inquieta, desgreñada Me construí a mi misma desnuda, bella, irreverente. Desde mis huesos inermes partió la primera blasfemia hacia el creador... Me negué a ser sometida, dirigida, apadrinada. Me transformé en apóstata fui acusada de irreligión. Fui condenada, pero mis alas eran de fénix, y en raudo abandoné las hogueras y atravesé los océanos... Vi yugos por dondequiera, calambres y hambre, parlamentos y lamentos, aprendí la desesperación. Cavé con las uñas una trinchera de sueños y me embriagué con esa pandilla de niños locos, poetas náufragos allá en España del treinta y seis... Miré a la izquierda, miré a la derecha y vi rostros sucios ocultos tras limpios uniformes vertiendo la sangre de los pueblos en nombre de la justicia, la dialéctica y otras empalagosas quintaesencias... Y tomé la rabia Y la afilé y lancé truenos contra los tronos, enemiga de los gobiernos, enemiga de las patrias, enemiga del dolor. Abrazo al mundo, vivo y no ruego, amo y resisto sus tiranías.
Soy la Anarquia!!!

viernes, septiembre 03, 2004

Cazando Mariposas (Cuarta parte)

Como vivía a tan solo unas calles, cuando Miguelito llegó jadeante al lugar de la captura (porque extrañamente se creyó con jurisdicción); había un bulto de huesos, mugre y trapos revolviéndose en el asfalto, gimiendo del dolor e implorando piedad.
La policía aún no había arribado aún y solo estaban en el lugar de los hechos Miguelito en medio del torrencial aguacero que se acababa de desgajar de los cielos rotos de la ciudad, el celador del edificio donde vivía la víctima y que apuntaba hacia el suelo con su enorme y vetusta escopeta como salida de la guerra de los mil días, uno de los técnicos que había colaborado en el levantamiento del cadáver al medio día, el padre de la niña y ni una de las cientos de cabezas desde las ventanas aledañas que no quería perderse la paliza al asesino e indiscutible violador de la infante (“Cosa curiosa -se dijo mentalmente Miguel – mientras miraba los alrededores- no hay sapos...raro”)
Ahora, Miguel se enteraba por los fríos comentarios espasmódicos que hacía al victimario mientras le pateaba una y otra vez el padre de la niña de que se presumía una violación según el estudio de medicina legal.
¿Tan rápido dieron su concepto? Se volvió a preguntar Miguelito, conocía muy bien al furioso hombre, ya que era prácticamente su jefe directo el cual aún no se había percatado de la presencia de su subalterno en el enceguecido frenesí de la venganza.
Miguel, de pronto escuchó susurros a lo lejos, un muchacho, se quizá unos quince años, observaba aterrado desde la entrada del edificio de apartamentos abrazado a una mujer en bata que lloraba desconsolada.
El hombre, en un esfuerzo sobrehumano, se puso de rodillas y avanzó hacia el separador de la pequeña avenida que atravesaba el barrio residencial, pero de un patadón fue a dar con sus huesos contra el sardinel y la sangre que emanó de su cabeza se mezcló con la lluvia y el barro.

- Negro hijueputa... – Le decía una y otra vez con la mayor de las calmas el fiscal delegado al indigente mientras se acomodaba para seguir asestando puntapiés para los cuales no podía defenderse, pues Miguel imaginó que lo único que deseaba era no ahogarse entre el barro y el agua.
- Doctor, tiene que apurarse – Dijo el técnico mientras apagaba un radio envuelto en plástico y que posteriormente guardó en uno de los bolsillos de su chaqueta del CTI. hizo una pausa en la que habló tapándose la boca y solo le escuchar su interlocutor a travez el del radio y luego dijo - Mierda. La policía ya viene...

Miguel, que estaba junto a su jefe y entre el celador, fue disparado hacia atrás por el fuerte brazo de la ley y desde el suelo, sumido en la impotencia del espectador silente observó como aquél hombre respetable, que tanto había admirado por su rectitud a prueba de corrupción, tomaba la escopeta del celador, se devolvía en dirección al indigente que se arrastraba para escapar en dirección a un enorme lote baldío, y sin chistar una sola palabra, oprimió dos veces el gatillo y el eco de las explosiones se confundió con los rayos que caían sobre la iglesia a unas cuantas calles de allí. Los perdigones destrozaron la parte trasera de la cabeza del bulto y los ecos se perdieron en la profundidad de la tumultuosa noche. Los dos fiscales se miraron mutuamente durante un par de segundos en silencio, sin saber que decir o como articular palabras. Mientras tanto, el técnico se acercó con disimulo, recogió las cápsulas, y la escopeta que ahora reposaba en el suelo, metió todo en una bolsa negra como las de basura y se metió en el edificio sin si quiera prestar atención al rostro atónito del muchacho y a las lágrimas vivas de la mujer. A lo lejos, las sirenas de las patrullas se escuchaban como el grito de apareamiento de un ave prehistórica que se acerca y no se ve, porque el laberinto se iba cercado y lebando sus muros en torno a los dos abogados.

Confesiones de un surfer cualquiera

No sé si ustedes han tenido una historia de navegación como la mía... pero más o menos les contaré para que se rían un ratico.
Recién llegó Internet a Colombia y a mí ciudad, yo entraba por la conexión de la universidad en la que estudiaba y terminaba pagando unas cuentas de teléfono brutales... así que cuando a Telecom le dio por iniciar labores, fuy de los primeros en caer de cabeza con ellos, pero el servicio de atención al cliente era tan malo, que era mejor buscar soluciones por uno mismo.
Con ellos no duré mucho y me pasé a Expressnet que me ofrecía bellezas por una módica cantidad, pero resultó ser un fraude completo y nunca me devolvieron la plata que no me gasté en conexión con ellos y tampoco resolvieron el problema, según supongo, deben estar peor. Por ellos casi pierdo un viaje, dos materias en la universidad que solamente pidiéndole canoa a los profes pude salvar y de paso, la salud mental pues no sabía nada de mí familia en el extranjero y eso si que me emberracó.
Lugo fuy a dar a Coldecom o lo que antes era Multyphone, pero en menos de dos meneses estaba tan aburrido que volví a Telecom porque no es que Multy fuera mala, ni siquiera llegaban a un calificativo tan amable... eran pésimos y el servicio de correo era desastroso, pero como la monstruosa empresa de telecomunicaciones de Colombia estaba en reestructuración, la conexión con ellos resultó un desastre en la migración. ¿Cómo pretenden centralizar todo el control si se supone que la eficiencia se logra por zonas? Que camello tan impresionante cancelar una cuenta definitivamente con ellos... como si le hicieran a uno un favor...
Bueno, el caso es que me largué y ahora estoy con Andinet, que según hasta ahora veo, va como bien, a pesar de la oscilación continua de la conexión, pero como nada es perfecto, pues qué le vamos a hacer... y la atención al cliente es seria.
Pero ayer me llegó un mail de la empresa diciendo que se asociaron con Coldecom, y eso me dejó pensando...
La verdad, la conexión más costosa que existe en mí ciudad es la de Andinet, y si se van a poner como las otras empresas, creo que me va a tocar nunca volver a conectarme y más bien quedarme quieto y volver a la época de la máquina de escribir y Adpostal.
Por ello, planteo la posibilidad de crear una asociación de usuarios del servicio de Internet en Colombia. Sé que en España existen varias de ellas, pero si ustedes saben de alguna que nos proteja, por favor informen o sugieran algo; porque el abuso suele ser exagerado a pesar de que se paga y normalmente las empresas que prestan el servicio siempre se lavan las manos de antemano... o sino, lean los contratos que se firman con ellos.
Es realmente desalentador leer que no podemos hacer nada de forma legal para defendernos porque no sabemos ni como pelear contra ellos.

PREGUNTA DE ÚLTIMO MOMENTO

¿QUÉ ES MEJOR, SER BRUTO O IGNORANTE?

Cuando vengas a verme

Como la vida suele ser un ritual de casualidades y banalidades, me tocó organizar la habitación porque ya no sabía por donde era que se iba de la ventana a la cama y debajo de un arrume de libros que no sabía que estaban detrás de la biblioteca junto al Pc, me topé con una cajita plástica con unas extrañas fotos de un tipo narizón con peinados rarísimos... así que como la curiosidad mató al gato, pues la miré con cuidado y vaya sorpresa la que me llevé cuando desempolvé la portada... era nada más y menos que un disco de don Miguel Mateos que yo creía perdido para siempre desde la época en que me dio por tener un bar.
El disco me hizo recordé las tertulias de piano, guitarra, cigarrillos, cerveza y muchas otras cosas más que nunca les contaré...
Bueno, aquí les pego la letra de una de las canciones que más me gusta del disco que como el hiji pródigo, volvió por necesidad y no por milagro.
Ustedes disculpen que no les pegué otra letra más, pero resulta que la otra canción del man que me gusta no la encontré, si la tienen, por favor envíenla, se llama Desnudame.

Cuando vengas a verme

Cuando vengas hoy a verme
Me devuelvasroto el corazón
verás pintada en rojo las paredes
y en el baño una bomba molotov...
Esperar y esperarpara nunca tener nada
nena, nena el primer mundo no anda bien
tener un trabajo y una cerveza asegurada
y las manos limpias para tocarte el alma...

Hoy cuando vengas
Hoy cuando vengas
Hoy cuando vengas....
Hoy cuando vengas a verme

Hoy cuando vengas a verme...
Y con la noche arrodillada
volaremos sobre le guerra
hasta el ghetto y su violenta madrugada
arrojando panes de oro y msica...
Volverá, volverá a estar la ternura a estar de nuestro lado
y haremos el amor desnudos sobre vidrios rotos
"un pueblo callado es un pueblo dominado"
recurdamelo cuando diga que te amo... te amo...
Hoy cuando vengas
Hoy cuando vengas a verme... verme...
Hoy cuando vengas....
Hoy cuando vengas a verme...
Hoy cuando vengas...