viernes, agosto 27, 2004

Otra lista negra

Me disculparán las personas con inclinaciones anárquicas, pero no concibo al desorden y al descontrol, como un modo de revolución; tampoco, los factores armados, son un medio válido para lograr el desarrollo de los pueblos.... tengo unas cositas que decir antes de postear la siguiente parte del cuento que comencé ayer... pero primero voy con una preguntica:
¿Quién les dijo a ustedes que tenían el derecho a hacer y deshacer sin respetar los derechos del otro? O.... como preguntaría alguna vez el Fausto de Gethe: “¿Verdugo, quién te ha dado el poder?”
Hoy me enteré de que existe una nueva lista negra en contra de aquellos que se expresan en contra de la injusticia, las arbitrariedades y el abuso de poder. Entre los amenazados en la dichosa lista de la mano negra, van desde Carlos Gaviria hasta Angelino Garzón pasando por Antanas...
La verdad, se habían demorado en amenazar a personas que en realidad se preocupan por la sociedad civil, que son abiertos partidarios de la convivencia, el respeto y el intelecto ajeno, pero ellos, como muchos otros colombianos, no pueden soportar que el país del Sagrado Corazón de Jesús siga por el camino que va y por ello los quieren matar.
Que vergüenza tan macha han de sentir en estos momentos los ideólogos de derecha (la verdad en Colombia no hay ni izquierda ni derecha, sino una mano de ignorantes que no tienen la más remota idea de donde es que militan, sino es en organizaciones criminales, unas narcotraficantes bajo el manto del socialismo marxiano y los otros, como narcotraficantes también, pero salidos de la cuna del ejército) al ver que sus contra partes políticas, son más amados y respetados, pero por ser lo que son y no unos asesinos alzados en armas y que de paso se divierten secuestrando y financian sus actividades gracias a envenenar a los demás con drogas alucinógenas. Claro que si un tipo es capaz de amenazar a otro porque simplemente piensa necesario y de paso le dice que lo va a matar, pues amigos míos.... pierde toda ideología, toda política y nunca estuvo de acuerdo a alguna filosofía, sino al servicio del poder económico y la ignorancia.
Por favor, acuérdense que la Ética Pública no es solo para empleados estatales, sino para todo aquél que convive en una sociedad amparada por una constitución política donde se ratifican los derechos individuales y grupales.Ah... y si aún siguen con la dogmática idea de que van a cambiar el mundo, mejor piensen en cambiar ustedes y en respetar al vecino. Por favor comprendan que con más muertes no ganamos nada más que miseria y atraso.

Un apunte más que se me pasaba.... ¿Ahora es delito ir de escalada a los nevados? Por favor, yo quiero ver en la Constitución y el Código Penal colombianos donde es que se castiga con la pena capital semejante ofensa, al que viola esta ley que obviamente viola todos los tratados y consensos universales de Derechos Humanos.