martes, agosto 10, 2004

El ejercicio de Fumar Pipa

Fumo pipa porque es un ritual;
Llenar la cazoleta de madera con la mezcla perfecta entre tabaco y miel virgen,
De la mano propia, del alma misma del mortero en reposo al alma de la madera
Y la dulce pasión del fuego.

Fumo pipa porque ya no lo hace nadie;
Vivir la tradición no es recordar, es nunca olvidar,
Ayer, hoy y mañana en los recobecos de mí mente se clarifica el humo.

Fumo pipa porque ya no tengo otro instante para estar con migo,
De la mano de las volutas, el viento arrastra la esperanza, a la que nada pido ya,
El horizonte se suaviza y la lluvia cae,
lenta.

Fumo pipa, porque se me acabaron los cigarrillos y me da pereza salir, tengo mucho que hacer...