sábado, julio 17, 2004

Segunda parte de Invasor

Primero arrasaron con las ciudades de las planicies interiores y los pueblos mineros de las montañas; en todos los rincones de los continentes atacaron, incluso hasta donde creíamos que no había gente viviendo allí porque estaba muy lejos de algún punto civilizado, o porque suponíamos que era muy frío o muy caliente para albergar vida útil o solo se veía mar por todas partes y ni una plaza de tierra.
Luego, aquellos visitantes del averno prosiguieron la masacre atacando uno que otro puerto de las naciones más adelantadas y sus poderosas armadas que habíamos presupuestado como indestructibles y aliadas en otras épocas, pero no terminaron siendo más que vetustos botes que como si fueran de papel, se incendiaron con el primer disparo. No creo que las embarcaciones hayan sido destruidas porque significasen una amenaza inminente o una resistencia escalonada de guerra contra los invasores, sino que fueron destruidos para que no pudiéramos escapar en ellos hacia cualquier otro lugar.
No comprendo muy bien la razón por la cual destruyeron ciudades y pueblos ricos, pero supongo que fue para eliminar todo brote de insurgencia donde había algún tipo de población que se negara a seguir sus órdenes infernales, por tratarse de cunas de pensamientos dispares.
Pero no pudieron acabar con todo o con todos, un ejemplo de ello somos mí cuadrilla y yo, que nos salvamos como casi todos los sobrevivientes del primer ataque, casi por un milagro. Bueno, en realidad, todos nos salvamos por aparte, y por la gracia poética del azar que es masoquista, y con el paso de los días que siguieron a la aparición de las tropas ajenas en los territorios bombardeados (así llaman ellos al ataque de las bolas de fuego), nos fuimos encontrando entre las ruinas humeantes de lo que fue el puerto de Xnodya, la capital política e imperial de lo que antes fue mí orgullosa patria. No tardé mucho tiempo en darme cuenta de nuestra apremiante situación y en la necesidad inminente de formar alguna clase alianza con los que afortunadamente seguimos vivos en la ciudad, para seguir viviendo y si podía, tratar de alguna manera de devolver el golpe.
En menos de un mes, formamos un grupo más o menos compacto de resistencia, dirigido (curiosamente) por un expanadero muy viejo pero excesivamente sabio al que todos ahora le decimos jefe y que todos y cada uno de los días desde que estamos reunidos, nos instruye en lo que él llama inteligencia militar, lo que yo pienso que es sabotaje y lo que mis compañeros de lucha llaman combate. Nos hemos instalado en la humilde granja del viejo, en la desembocadura del río Cleba, a cuarenta plazas de las murallas externas de la ciudad destruida, pero prácticamente estamos en las narices del enemigo, pues ellos han construido varios edificios (muy rápido por cierto) administrativos y creo que también silos de alimentos, en los legendarios y Sagrados Jardines de lo que fuera la casa de recreo del Emperador.
¡Por los Dioses, si lo olvidaba! ¡El Emperador y su corte!
Oh, si, según recuerdo, a esa hora en que vi por primera vez las inmensas bolas de fuego abatiendo la ciudad desde las alturas, como lluvia maldita, yo estaba repasando para el examen más importante de mí vida, pues ya como estudiante avanzado y con mis notas, podía optar para oficial-escriba de juzgado en los tribunales Imperiales. Había estado estudiando desde tres días antes sin poder conciliar el sueño, ante la preocupación de fallar y ver mí futuro frustrado como un vil litigante como la mayoría de los constructores de la ley, pero yo, quería una carrera oficial, participar en la Cámara de los Comunes y por supuesto, porque no podía concentrarme muy bien gracias al infernal ruido de las bandas musicales y ríos de borrachos bailando y cantando por todas partes en el carnaval de final del verano y que es al mismo tiempo, la fiesta de cumpleaños del Emperador. En aquellos hermosos e ingenuos días de estudios, vivía en una de las residencias para estudiantes masculinos en las afueras del barrio universitario, más precisamente en la Calle Farol número 39-40, en un encantador edificio de cinco pisos que había sido hasta dos décadas atrás una fortificación militar pero que había sido comprado por un Duque muy rico y poderoso del que no recuerdo el nombre y que había vivido allí hasta el suicidio de su esposa y para no perder del todo la propiedad, la había convertido en un agradable emplazamiento para estudiantes y docentes acomodados, donde no era barata la mensualidad por la magnífica vista desde la colina que dominaba parte del centro de la ciudad y desde donde se podía observar casi todos los detalles traseros del exquisito Palacio Imperial y además, también se podía ver con claridad El Puerto de Los Adioses y sus inmensos navíos de guerra y comercio y la colosal estructura de las seis torres puntiagudas encerradas en la también imponente y delicada muralla de cristal de roca que era la Cofradía de los Pecadores, el mayor centro religioso conocido del planeta. Allí desde donde se tenía la mejor vista del mundo, en aquel pequeño reducto de la civilización, viví mis años de estadía en Xnodya, después de llegar de mí provincia natal en las montañas; encerrado en el diminuto ático de uno de los apartamentos y que me había sido subarrendado en una triquiñuela para evitar contratos y gastos excesivos por parte de un amable profesor de bellas artes que me tenía en estima no sé porque, disfruté de la vida más que nunca y al mismo tiempo, disfruté del sufrimiento de ser un rostro anónimo en una comunidad que no espera nada de nadie ni de nada.
Fue al atardecer, cuando hice una pausa para tomar un poco de aire y aspirar mí pipa de marinero, y que según recuerdo, cuando estaba encendiendo la cazoleta, mis ojos no pudieron apartarse de semejante espectáculo. Recuerdo que alcancé a imaginar que el Emperador, como era un hombre de risas y fiestas, había decidido jugarle una broma a la ciudad o que simplemente, para celebrar su quincuagésimo aniversario en el poder, había mandado a construir los fuegos artificiales más sorprendentes del mundo, pero no. Vi la primera gota furtiva de fuego proveniente desde el oriente (desde la mar) cerniéndose sobre nuestras cabezas como el anuncio de lo inevitable. El Palacio Imperial, obviamente fue el primer blanco, en él perecieron todos los consejeros, los capitanes de alto rango y hasta los cónsules de las naciones vecinas que habían venido a rendir sus respetos al ser más poderoso sobre la superficie, cosa que evidentemente fue la razón de sus muertes. Del Estado hasta ese momento conocido no quedó nada, ni siquiera las cenizas, porque el castillo voló en minúsculos fragmentos inapreciables al ojo común por toda la ciudad en una nube de polvo y muerte que duró en caer varias horas. Después vi horrorizado como sucedía lo mismo a la Cofradía y unos segundos después a los magníficos puertos, fruto de nuestro orgullo y riqueza terrenal, mientras por todas partes sobrevolaban unas extrañísimas y ruidosas aves brillantes de inmenso tamaño que nunca había tenido la oportunidad de ver ni siquiera en mis más fantásticos sueños; escupiendo fuego y muerte de sus enormes alas plateadas dominando tanto los cielos como el terreno, mientras Xnodya pasó del cielo al infierno, en menos de un instante, en que el mundo que se quemó hace apenas unos meses, pero que parece tan lejano y ajeno como ninguno.Total, la política externa del Imperio había cambiado mucho en los últimos dos siglos y en especial con la dinastía de los tres Emperadores de la casta de los Eklendah, ya nadie dentro de nuestras extensas y riquísimas fronteras que abarcaban casi dos continentes entre islas, desiertos, tierras eternamente blancas, montañas verdes, planicies inconmensurables, y pueblos de los cuales no sabíamos ni como se llamaban, recordábamos a ciencia cierta lo que había sido el surgimiento de nuestra patria, es decir, la guerra; así que tuvimos que aprender rápido, a ser de nuevo, un pueblo guerrero.

6 Comments:

Anonymous Anónimo said...

El cuento esta interesante. Parece el argumento de algo mas grande, o un pedacito del argumento de algo más grande. Me hizo acordar de algo...

17 de julio de 2004, 10:10 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

El cuento esta interesante. Parece el argumento de algo mas grande, o un pedacito del argumento de algo más grande. Me hizo acordar de algo...


SIGUE SIENDO DIFICIL ESCRIIBR COMENTARIOS AQUI. EN EL MIO TAMBIEN JEJEJE

17 de julio de 2004, 10:10 p. m.  
Blogger oakleyses said...

gucci handbags, polo ralph lauren, louis vuitton outlet, polo ralph lauren outlet online, longchamp outlet, oakley sunglasses, polo outlet, nike free, louis vuitton outlet, prada handbags, kate spade outlet, prada outlet, ugg boots, christian louboutin, air max, tiffany and co, louboutin pas cher, louis vuitton, cheap oakley sunglasses, christian louboutin shoes, replica watches, replica watches, louis vuitton outlet, ray ban sunglasses, longchamp outlet, ugg boots, nike outlet, nike roshe, christian louboutin outlet, nike air max, tiffany jewelry, jordan pas cher, longchamp outlet, ray ban sunglasses, louis vuitton, longchamp pas cher, nike free run, jordan shoes, chanel handbags, michael kors pas cher, nike air max, ray ban sunglasses, uggs on sale, christian louboutin uk, oakley sunglasses, sac longchamp pas cher, oakley sunglasses, tory burch outlet, oakley sunglasses wholesale

14 de agosto de 2016, 8:51 p. m.  
Blogger oakleyses said...

uggs outlet, michael kors outlet online, vans pas cher, converse pas cher, mulberry uk, ray ban uk, michael kors outlet, michael kors outlet online, nike free uk, sac vanessa bruno, coach outlet store online, replica handbags, michael kors, hollister pas cher, nike roshe run uk, polo lacoste, ray ban pas cher, michael kors outlet online, north face uk, oakley pas cher, nike air max, burberry outlet, true religion outlet, michael kors, north face, nike tn, lululemon canada, nike air max uk, nike air max uk, coach outlet, timberland pas cher, uggs outlet, michael kors outlet online, burberry handbags, hogan outlet, true religion outlet, true religion outlet, true religion jeans, ralph lauren uk, new balance, sac hermes, nike air force, michael kors outlet, guess pas cher, kate spade, nike blazer pas cher, hollister uk, abercrombie and fitch uk, michael kors outlet

14 de agosto de 2016, 8:54 p. m.  
Blogger oakleyses said...

ray ban, louboutin, nike roshe run, abercrombie and fitch, lancel, valentino shoes, reebok outlet, mont blanc pens, ralph lauren, nike trainers uk, bottega veneta, new balance shoes, nike air max, soccer shoes, beats by dre, mcm handbags, celine handbags, vans outlet, nike air max, p90x workout, chi flat iron, oakley, hollister, north face outlet, herve leger, longchamp uk, north face outlet, hollister, vans, instyler, timberland boots, hollister clothing, jimmy choo outlet, soccer jerseys, iphone cases, hermes belt, insanity workout, gucci, mac cosmetics, baseball bats, babyliss, nike huaraches, ghd hair, nfl jerseys, converse, wedding dresses, asics running shoes, converse outlet, lululemon, ferragamo shoes

14 de agosto de 2016, 8:57 p. m.  
Blogger oakleyses said...

moncler, links of london, juicy couture outlet, louis vuitton, montre pas cher, karen millen uk, ugg uk, moncler, supra shoes, canada goose, ugg,ugg australia,ugg italia, canada goose outlet, ugg pas cher, louis vuitton, canada goose, thomas sabo, moncler, canada goose outlet, pandora charms, coach outlet, canada goose uk, ugg, replica watches, pandora jewelry, hollister, canada goose outlet, swarovski crystal, canada goose jackets, moncler, pandora uk, moncler uk, moncler outlet, canada goose, juicy couture outlet, ugg,uggs,uggs canada, louis vuitton, doudoune moncler, marc jacobs, pandora jewelry, wedding dresses, louis vuitton, louis vuitton, swarovski, toms shoes, moncler outlet

14 de agosto de 2016, 9:03 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home