viernes, julio 30, 2004

Desde el dolor a la felicidad

La esperanza es lo último que se pierde, así se pierda la vida en ella

Mí soledad y yo

 Harto de mí soledad, parece que me estoy enamorando de ella... quién lo diría... mí soledad y yo.

miércoles, julio 28, 2004

¿'Farenheit 9/11' o unos cuantos grados más?

Mucho se ha hablado de 'Farenheit 9/11'... y bastante la expectativa; será esperar el viernes y  que en nuestras salas se dígnen a pasarla así sea mochada o en tres meses a lo sumo, poder verla en nuestras casitas desde el prodigioso DVD:
¿Publisidad morbosa y política pagada? ¿Revanchismo amarillista a la censura? ¿Pataleos de un cineasta? o... finalmente, ¿trozos de una verdad incierta que nos asusta descubrir?
Vaya uno a saber... y como dijo el ciego, "amanecerá y veremos".

Amores y cobardes

La cobardía es asunto de los seres humanos , no de los amantes; los amores cobardes no llegan a amores... ni a historias, se quedan ahí... en sueños donde ni en el recuerdo se pueden salvar.

Joseph Conrad dijo un día:

Incluso ahora, habiéndome también vuelto la espalda al mar, alumbro estas pokas páginas kon la esperanza de enkontrar en un valle interior la kallada bienvenida de alguien paciente dispuesto a escuchar.

 

John Kerry, por fin responde

BOGOTA (Reuters) - El candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, John Kerry, y el compañero de fórmula, John Edwards, solicitaron al presidente de Colombia, Alvaro Uribe, acatar las recomendaciones de la ONU para solucionar la problemática de derechos humanos del país. La petición, que podría esbozar un cambio en las relaciones entre los gobiernos de Washington y Bogotá si Kerry gana las elecciones de noviembre, fue hecha a través de una carta dirigida a Uribe por 21 senadores estadounidenses --además de los candidatos-- y cuyo contenido se conoció el miércoles. Aunque los demócratas han apoyado a Colombia en la lucha contra el narcotráfico, los grupos armados ilegales y el "terrorismo," el tema de los derechos humanos podría tener más relevancia en la agenda bilateral y condicionar la cooperación militar si triunfa Kerry, dijeron analistas. "Permanecemos profundamente preocupados por los continuos niveles de violencia dirigidos hacia la población civil. Existen reportes sobre el aumento de las violaciones, tales como asesinatos extrajudiciales y desapariciones forzadas atribuidas directamente a las fuerzas de seguridad colombianas," dijo la misiva. El alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Colombia, Michael Frunling, afirmó en marzo que el gobierno implementó parcialmente recomendaciones para mejorar su crítica situación de derechos humanos e ignoró por completo otras. El mismo informe denunció un aumento de los nexos entre los funcionarios públicos, incluidos miembros de las Fuerzas Armadas, con los escuadrones paramilitares de ultraderecha, grupos armados ilegales que combaten a la guerrilla izquierdista y a sus supuestos colaboradores. CORTAR NEXOS ENTRE EJERCITO Y PARAMILITARES "La más urgente de las recomendaciones del alto comisionado de las Naciones Unidas para los derechos humanos es cortar los lazos entre el ejército y las fuerzas paramilitares envueltas en abusos, suspendiendo, investigando y persiguiendo vigorosamente a oficiales relacionados con este tipo de colaboraciones," precisó la carta. Hasta ahora, sólo la Unión Europea había presionado públicamente a Colombia para acatar las recomendaciones de la ONU en el tema de los derechos humanos. El vicepresidente colombiano, Francisco Santos, dijo que la carta será respondida y confió en que no se produzca un cambio radical en las relaciones Bogotá-Washington en un eventual triunfo demócrata. "Es una carta muy importante, que tiene puntos valiosos. Nosotros vamos a responder," afirmó. Colombia, exportador de petróleo, carbón, café, flores y esmeraldas, afronta un conflicto interno de cuatro décadas que deja miles de muertos al año. Washington es el principal aliado de Colombia en la lucha contra el tráfico de drogas y los grupos armados que se financian de ese delito. Desde el 2000 Estados Unidos ha entregado a Bogotá más de 2.300 millones de dólares en entrenamiento y equipo militar. Kerry, Edwards y los 21 senadores también pidieron al gobierno de Uribe luchar contra la impunidad, al tiempo que reconocieron sus esfuerzos, que han permitido reducir los asesinatos, las masacres, los secuestros y los ataques terroristas. "Esperamos que usted incremente la atención de su gobierno hacia las otras recomendaciones relacionadas con la lucha contra la impunidad que aún se mantiene," señalaron. Uribe impulsa una agresiva campaña militar para derrotar a la guerrilla, que incluye el aumento del gasto bélico, del numero de efectivos del ejército y de la policía y facultades excepcionales a los militares para realizar detenciones, allanamientos e interceptar comunicaciones sin orden judicial. La ONU se opone a esas facultades y ha advertido que pueden provocar un incremento en los atropellos y abusos por parte de los militares. ------- Análisis de Samuel Roca: Si bien Norte América es uno de los mayores infractores de derechos humanos en el mundo, como lo quedó demostrado con la invasión a Iraq, no sobra anotar que es una posición meramente política y petrolera de los republicanos; sin embargo, cada vez que llega al poder un presidente Demócrata en los estados Unidos, la perspectiva mundial cambia de forma radical y al parecer, para bien. Como sea, espero que el gobierno colombiano responda de forma seria, coherente y consecuente la misiva del futuro presidente de los Estados Unidos de América, porque si sigue Bush, las cosas se van a complicar aún más y que la carta, sea respondida por alguien inteligente, con preparación y que sepa escribir en inglés, no por el vicepresidente Pernito Santos, Stalin Uribe o Sabas Lambón de la Vega o en su defecto, el EX-hiper-archi-mega superministro. Moraleja al comunicado Demócrata: Total, sirve dedicarse a escribirle mails a todo el mundo a ver si alguien responde y lo hace de forma seria, así sea después de haber enviado más de 20 mails. ASÍ QUE ESCRÍBANLE A TODOS, HÁGANSE ESCUCHAR O POR LO MENOS LEER... PARA ESO ES QUE SIRVE INTERNET -.

Invasor, tercera parte (Final)

 
Hace unos días, después de una de nuestras tantas incursiones fracasadas sobre el enemigo, lo supe muy bien cuando vi al comandante panadero llorando sobre los cuerpos calcinados de algunos compañeros, éstos son tiempos difíciles, los viejos perduran en las sombras y los jóvenes mueren en los campos; así duraremos muy poco, necesitamos urgentemente de ayuda externa, no sobreviviremos un par de generaciones.
Claro que hemos podido aprender algo de su extraño lenguaje y sus actitudes, de sus propias armas que algunas veces nos han servido para combatirlos, pero no siempre son efectivas, porque esas cosas saben dónde están y así nos encuentran más rápido, pero vamos aprendiendo como pelear y quizá algunos se salven si se esconden en las montañas donde no hay sino piedras, viento, nieve y lama.
En las ciudades antes hermosas, brillantes, centro de nuestra cultura y vidas, ya es imposible caminar por sus caminos destrozados, pues una llovizna pesada y perpetua se ha posado sobre ella como el velo del destino que quema la piel y el viento, cuando hace, arde en los ojos como fuego; todo huele a muerte y no hay nada que comer, ni siquiera si eres alguien de fe.
¡Si no he hablado de los vendidos!
Yo no creía que los hubiera o por lo menos, no de esa clase tan despreciable como la que descubrimos por casualidad, pero es la verdad. Sucede que como siempre, dos veces por semana, a eso de las horas de la madrugada, cuando los soles aún no están en su cúspide, los bichos esos duermen apaciblemente en sus hermosas madrigueras de metal oscuro y transparente; así que nosotros aprovechamos y vamos a ver cómo están... Es decir, sabemos que la mayoría están dormidos a esa hora, pero lo que nos interesa es enterarnos en cierta medida de sus progresos y ello lo hacemos cuando asomamos nuestras cabezas para mirar a través de los espectaculares e impresionantes muros brillantes y al mismo tiempo transparentes que protegen lo que ellos llaman “salas de comando”. Allí hay mapas, cosa que podemos distinguir y al así mismo, copiar y saber dónde han avanzado más y dónde no lo han podido hacer mucho, pero éstos últimos reductos son casi nulos.
Versha, mí compañero de incursiones y experto en edificios y mapas, fue el primero en notar varias anomalías en dichos manuscritos colgados de las paredes oscuras y así lo informó al panadero, quién, sin dudarlo, me envió en la siguiente misión de espionaje, pues supuso que yo sería de ayuda, así fuera tan solo para tomar notas. Pero no se equivocaba, pues mí ayuda fue de gran utilidad, ya que sé distinguir muy bien los emplazamientos de los edificios del imperio y sus bases y de paso, comprendo un poco de esa extraña escritura, pero sólo por lógica, es hasta simple. Descubrimos que muchos de los templos del norte y los monasterios no han sido si quiera tocados y que más bien son resguardados por algunos efectivos de las tropas invasoras. También notamos que ningún otro templo grande diferente y tan representativo como símbolo para nuestra sociedad que la de los pecadores, había sido destruido y la peculiaridad no dejó de ser extraña, pero palpable. Por cual nos dimos a la tarea de ir de templo en templo revisando la situación, cosa realmente complicada por lo resguardados que estaban y porque son muy distantes los unos de los otros. Y fue así como llegamos a escuchar una conversación lo más de interesante entre el Maestro Culh y uno de los bichos y en nuestro idioma. En ella se traslucía lo que tanto habíamos pensado pero que nos resistíamos a aceptar: nuestra fe había sido nuestra ruina y para complicar aún más las cosas, ellos habían sido los culpables de la invasión. Al parecer y según nos dijo entre súplicas vacías y llantos desesperados, después de tres largos días (la verdad fue hasta que nos cansamos y casi lo molimos a golpes) de torturas el traicionero Maestro, la comunidad de los Sacrificados del Amanecer y a la que él pertenecía, había encontrado un muy singular aparato, muy cerca de las ruinas de la vieja ciudad de Ekeda en dirección al sur, distante casi ochocientos estadios de la nuestra y perdida entre las montañas negras. El despojo de paisano no supo explicarse bien con respecto al hallazgo de los monjes, ya que adujo solo saber de fe y esperanza y que nosotros nos equivocábamos al maltratarle y torturarle como a un vil farsante, cosa que evidentemente no era verdad, ya que sabíamos por muy buenas fuentes que cierta cantidad de trabajo se realizaba dentro de los sótanos de la catedral que él presidía. Dijo que el aparato había sido encontrado hacía ya un buen tiempo y que la comunidad se había gastado hasta el último de sus bienes tratando de comprender el artefacto, cosa que efectivamente pasó, pues gracias a ello, los bichos llegaron. Finalmente, después de medio día de estar pidiendo piedad, la concedimos y su cuerpo inerte fue arrojado a la entrada de su templo, como lo que era: basura.Así comenzamos una nueva escalada, una más consecuente y coherente, infiltrándonos en cuanta asociación de la fe imaginábamos había algo que esconder o donde nos informaban los campesinos que allí se veía algún movimiento de tropas enemigas. Poco a poco vamos comprendiendo la naturaleza despótica y salvaje de aquellos verdugos venidos de muy lejos, así que por ello escribo y envío este mensaje urgente en uno de los tantos aparatos de comunicación que ellos utilizan a quién pueda ayudarnos. Ellos se dicen a si mismos humanos, no sé aún muy bien lo que significa esa palabra, pero sé que es algo muy malo.

lunes, julio 26, 2004

Cuestión de Ruedas

Desde hace unos días vengo con la idea de comprar un carrito, un pichirilo o una cosa que se mueva y que me lleve a donde me de la gana, pero escogerlo ha sido todo un problema con este maldito cuento de la inflación, los interesas de los bancos que son realmente mortales, las peculiares subidas cada dos meses del precio de la gasolina y de paso, saber en realidad que cacharrito es el que necesito... porque para un tipo como yo, no todo automóvil es útil, ya que contando también a mí perro ya está lleno el cupo de pasajeros posibles.
En Colombia no es que haya mucha variedad de la cual escoger la mejor oferta, pero de pronto si podemos hacer algunas reflexiones acerca del tema, así suenen medio banales, pero un carrito es un CARRO y en el momento de girar el cheque, hay que pensarlo bien o por lo menos dos veces, para no ir a arrepentirse uno después o salga más caro el caldo que los huevos.
En principio, me llaman la atención mucho la atención los 4 x 4, las camionetas altotas y fuertes de las de Ford, Toyota, Nissan y hasta las europeas como la Reng o las mismas de Renault, Volvo o VW, pero como no soy casado, no tengo un batallón de hijos, ni voy al campo ¿Para qué un bicho tan grande? Además, el consumo de combustible es infernal en esos poderosos 4WD que nunca conocen el barro, y hay que tener cuenta que el costo de las llantas, es impresionante si lo comparamos con un automóvil normalito. Un buen ejemplo de ello está en la gente que conozco: tengo un amigo (uno muy viejo y querido) que en un juego completo de llantas, contando la de repuesto, para su Montero Mitsubish se gasta millón y medio de pesos, mientras que otro, en su Mazdita 323, sólo se gasta quinientos mil y estamos hablando de llantas económicas, no de radiales o bellezas de Pirelli; la diferencia es tan grande que asusta. Y para completar... ¿Cuándo alguien que tiene un SUV va a poder ponerle la doble en los trancones o mientras compra una empanadita en el puesto del Teso, va a llevarlo a trepar por las montañas como si fuera una araña o a un desierto a saltar entre duna y duna como si fuera una víbora arenera? Vah... ¿Para que el Monito Jojoi y sus amigos se quedén con él cuando uno entre en el monte porque quiere probar el nuevo juego de llantas o el GPS? Por otra parte, son tiestos tan berracamente grandes que seguro si me da por cantar en ella, me asusto con el eco o nunca le vería la cola a la bendita camioneta por el retrovisor. La verdad, son autos muy costosos y extra potenciados que nadie utiliza en todas sus dimensiones si no se trata de un militar, un agrónomo o un ingeniero de vías. Bien, ya estando descartadas las potentes camionetas y camperos, pasemos a otro tópico más realista y menos “farolero”.
Ya descubrí que no tengo la intención de un auto alto, así que sigamos con los automóviles de gama alta. Bien, son grandes, cómodos, lujosos, hermosos, de curvas perfectas como una modelito bulímica pero de mal genio, tienen presencia y la elegancia que solo da la clase y los años de diseño, pero aún así valen un huevo de plata, son ostentosos y llaman mucho la atención; sip, consumen poco combustible, pero son muy faroleros y llaman a los amigos de lo ajeno y de paso a los sicarios y secuestradores, son una publicidad poco rentable y bastante contraproducente. Y como éstos pichirilos también tienen llantas grandes, terminan siendo muy costosos sus zapaticos negros, los impuestos se lo comen a uno vivo, el seguro vale un ojo de la cara y cuando uno vaya venderlos, resulta que nadie los quiere comprar porque tras de caros, nadie está dispuesto a mantenerlos por lo costosos de sus repuestos y mantenimiento. No importa la marca, todos desde el Mazda 6 hasta el BMW son igualitos.
De la gama media, es decir, los Renault, Skoda, VW, Nissan, Honda, Chevrolete, Mazda y Ford, a pesar de que son carros interesantes, aunque bastante amplios en sus interiores, consumen poca nafta, no tienen zapatos grandes, y van a donde uno quiera en poco tiempo porque son rápidos. Pero aún así, valen mucha plata y un estudiante a punto de graduarse no puede darse el lujo de un Megane, un Allegro de Mazda o en el hipotético caso de que a uno le sobraran algunos pesos, un Centra de Hyundai. 
Así que me tocó mirar la gama de los compactos, aquellos cuatro ruedas que realmente son chiquitos, caminan con el olor de la gasolina y tienen llantas que parecen de juguete. Hay mucha oferta en éste sector, así que el problema ya radica en prestación de servicios y calidad versus precio, respaldo y garantía. Curiosamente, ahora los carritos que uno ve en la calle muy humildes como un Getz, un Clio o un Allegro de motor pequeño, vienen garantizados desde cien mil kilómetros en adelante y creo que algunos hasta trescientos mil; así las cosas, el panorama no pinta tan mal. Casi todos los ensamblan en el país, así que la garantía tiende a ser real, los repuestos se consiguen y hasta uno puede hacerles modificaciones sin ningún problema, el dilema radica en que aún siguen siendo muy costosos para el sueldo de un profesional que apenas empieza y así las cosas si se ponen color de hormiga y la sonrisa se borra de la cara con facilidad.
Y ni modo de ir a pensar en un híbrido, pero por dos razones esenciales: 1. Son carísimos. 2. Terminan contaminando más que los normales de gasolina porque... ¿Qué hacen con las baterías o condensadores de carga cuando se acaban? Eso si que es un problema a largo plazo y que contamina más... Así que los híbridos terminan siendo más cochinos que los mismos buses humeantes que van de un lado para otro haciéndonos toser y vomitar puntillas.
Una moto no compraría, eso si que no, nunca; es un ataúd con dos rueditas y una placa y para completar, son extremadamente costosas y antiestéticas, las bonitas, las italianas y alemanas son impensables y las japonesas son feas, caras y ruidosas.
Total, me tocará con éstos ahorros tan paupérrimos de alcancía, conformarme con mirar Motor Trend pero on-line lo mismo que la Mecánica Popular, comprarle unas llantas nuevas a mí bicicleta de cross, conseguirme un bombillo de dínamo que no me mate con cada pedalazo y acomodarle como sea (si es que se puede) un par de platos de cambios para subidas y planos, guardarme el Walkeman en el morral para tener radio stereo y seguir echando pedal y de temerario meterme en el tránsito pesado para llegar al trabajo. Y si no me alcanza la plata para las reformas tecnológicas a mí bici, aún tengo guardado mí monopatín, que ahora le dicen “tabla” y hasta a la moda estaría... y sería un skater boy...

domingo, julio 25, 2004

Gasolina

Intentando decir algo decir algo coherenteme, terminé divagando en el silencio infinito, como náufrago abandonado a la deriva, en la profundidad abismal de sus enormes ojos negros, que se tragaban la luz de las estrella

jueves, julio 22, 2004

El caballo de Troya

A veces, no siempre, me da la sensación de que mientras más alto sea el nivel educativo al que ha accedido una persona, más alta será su corrupción. La lógica de dicho razonamiento, se debe, a que no es lo mismo estudiar en universidades como Los Andes, La Javeriana, El Rosario, El Externado, La Pontificia Javeriana y porque no, una que otra que se me escapa y que no es la Nacional, a hacerlo en un instituto piratécnico en el Chocó, una universidad a distancia en medio de los llanos orientales o simplemente, por radio. Y también a que los modelos de desarrollo e investigación, provienen de las grandes instituciones que forman a los que al final, dirigirán una nación y se basan precisamente en las necesidades de ellos, no de la comunidad. ¿O usted gastaría plata suya en los demás? No creo, no en Colombia.
Los modelos educativos, subsisten solamente para la sustentación de un sistema económico y la perpetuación del mismo y nada más; así que quien tiene el dinero o el poder, es quien decide que y como se va a estudiar o investigar algo.
En naciones industrializadas, es necesario que se desarrolle el imperialismo, el consumo masivo de bienes y servicios y así mismo, que todo esté sustentado en el capitalismo; pero también existen sus excepciones, como las naciones donde la ley es impuesta a través de la social democracia y entonces, allí es el centro el individuo, pero claro, un individuo capitalista.
En países comunistas, se supone que ha de superponerse la voluntad y el bienestar del pueblo al beneficio individual o personal, pero la realidad política nos ha mostrado que no existe una mentira más grande; pues en realidad, lo único que se hace, al optar por un modelo político y económico como éste, es crear una burocracia aún más fuerte y una tiranía que está dispuesta a defender a sangre y fuego su poder sin importar las consecuencias de sus actos, donde el único sujeto con derecho a propiedad privada, es para quien porta un arma o hala del gatillo. Lo cierto es que sistemas como éste no funcionan porque nadie quiere ser igual al otro, porque la ambición es una excelente catapulta para lograr metas inimaginables y porque el egoísmo, parece ser una constante más razonable más patente en la historia que la misma guerra.
Pero en el caso específico de Colombia, la situación viene a ser algo diferente, aunque no mucho. Me explico; si bien vivimos en un mundo capitalista, y nuestra sociedad es una pluralidad del capitalismo, ¿cómo es posible que se eduque para un mundo socialista? Si, la educación básica primaria y secundaria es meramente socialista y resulta que si nos fijamos con detenimiento en nuestro entorno, nos daremos cuenta de que nuestra constitución y sistema económico dicen que vivimos en una nación capitalista.
Si el muchacho  o la niña (chico o señorita de 15 añitos en un colegio cualquiera de clase media) puede ver una y otra vez una asignatura, perderla o desaprobarla y volverla a presentar sin ninguna consecuencia, es decir, puede alcanzar el logro, se supone que aprende y comprende; pero la dinámica de la educación nos demuestra que no es verdad. Lo único que se ha hecho con este “novedoso” sistema de logros importado de España (donde solamente funcionó durante un año) es aumentar el bajo rendimiento académico, fomentar la desidia y la pereza. Si comparamos los resultados del examen de Estado ICFES de los años anteriores y el desarrollo en investigación de las universidades con las cifras actuales, cosa que no es difícil en la misma página web del ICFES, notaremos que el nivel académico de la nación bajo considerablemente en cuando a comprensión de lectura y pensamiento lógico matemático, que son, sin lugar a dudas, los elementos de más relevancia dentro de la prueba, porque ellos reflejan el desarrollo intelectual y avance en métodos y dinámicas pedagógicas.
Podríamos tranquilamente llegar a pensar que para que un sistema tan perverso haya perdurado más de una década, es simplemente un reflejo de la buena fe de los pedagogos del estado y su esperanza en nuevas dinámicas; pero no, no es verdad. Lo único que el Estado persigue por medio de dicho sistema, no es más que la idiotización de las ingenuas mentes nuevas, la manipulación de los contenidos de la educación al punto de la mediocridad, pues los chicos, si tienen la fortuna de entrar a la educación superior y estudiar la carrera o la licenciatura que tanto les cautiva, se encontrarán con una situación complemente diferente a la de la educación básica primaria y secundaria, porque en las universidades, la realidad y el rendimiento académico no está sujeto a logros, sino desde el cero (0) hasta el cinco (5), lo que indiscutiblemente conducirá a una alta deserción, bajo nivel de rendimiento académico y de paso, nula capacidad de producción intelectual y de investigación dentro de las universidades; todo un logro para un estado manipulado por egoístas ignorantes, que desea un pueblo obtuso.       
Porque eso si, a ellos, a los que tienen el poder es una OBLIGACIÓN del estado brindarles una buena educación sobre como desfalcar y robar a los pobres contribuyentes, que ingenuamente nos dejamos meter los dedos en la boca con el cuento de la educación gratuita y la salud apara todos instauradas en la constitución del 91.
¿O a caso nadie a leído el preámbulo de la constitución? A los agentes de corrupción y muerte, la vida y sus acciones son una completa justificación al mal que le hacen a la sociedad, pero eso, amparados por ella misma, porque como imbéciles, los mismos que son sus víctimas, siguen votando por ellos.
Pero eso si, quieren que la educación sea competitiva, que los profesionales que salgan de las universidades sean unos genios agentes de cambio y paz y resulta que lo que ocurre es todo lo contrario. Las universidades privadas son máquinas creadoras de dinero donde no interesa la investigación y el desarrollo social de las mismas tesis de grado de los estudiantes, porque son muy difíciles de aplicar, muy costosas o no le dejan beneficio personal al rector de turno; mientras que en las universidades públicas, la palabra investigación es una utopía aún más lejana e inalcanzable.
Porque el cuento de los semilleros de investigación, se convirtió en una bufonada quijotesca en la que la burocracia y la corrupción politiquera son pan de cada día y la esperanza del docente chupa medias que quiere sobre salir a consta del trabajo de sus estudiantes es la iniciativa más común en cada reunión, foro o asamblea. 
Estimado amigo lector, por favor, haga un acto de caridad con sigo mismo, y lea la constitución política de su patria y si quiere, la de colombiana, y se dará cuenta de que la Colombia de papel, es una porquería diseñada casi maquiavélicamente por la misma clase de idiotas que diseñaron la suya y que la educación  que reciben sus hijos, es una completa porquería, para perpetuar la ignorancia y el nivel de corrupción de unos poquitos.Así el grupo chileno Prisioneros tenía razón cuando en su canción El Baile de los que sobran, dicen: “(...) a ellos le enseñaron secretos que a ti no, a ellos dieron esa cosa llamada educación... “

miércoles, julio 21, 2004

Cualquier porquería es cariño

Nacimos con el único propósito de morir; lo que se haga desde el trágico alumbramiento hasta cuando el dulce manto de las tinieblas vuelva, es ganancia.

martes, julio 20, 2004

Mano grande y corazón fuerte

Seguimos siendo un pueblo miserable, manipulado, ignorante; que no pretende su destino, porque olvida su pasado, siempre en la pedana para los políticos, siendo repartida a estocadas y mordiscos.
Hace unos años se hizo a paz con los narcotraficantes de las farc, ahora con los de las auc; cada cual hace la paz con sus amigos y comulga de su vino, como de su mano y alimenta a sus esclavos.
Y si, soy un apátrida exiliado en su habitación, que ya no vota, que ya no canta himno, que no se sabe la oración a la patria, sin ley más que la de vivir, ya no pertenezco a ningún ismo, porque a la fe ajena renuncié. 
En estos momentos que escribo estas palabras, se está instalando el congreso. Que vergüenza, que ignominia; las ratas se aprestan a devorar las migajas sobre la mesa y mientras tanto, el gobierno hace maromas para ver cómo se hace a unos pesitos, soborna y extorsiona por unos tanques, liquida hospitales y manipula por la tv, porque ellos “trabajar, trabajar y trabajar...” pero para el beneficio de las cuentas personales de ellos mismos en Europa y  muchos otros paraísos fiscales disfrazados.
El sábado, si vieron el informe televisado de gobierno, descubrieron dos Colombias, una real, donde la miseria es la sabia del pueblo y otra, donde según los sabios estadistas, el país va bien en popa... pero ¿A qué popa?
Pastrana liquidó La Caja Agraria para no pagar la deuda de su familia, y Uribe nos pone a pagar los despilfarros de un metro que Medellín no necesitaba, compra tanques viejos para una futura trifulca con Chavez y hace la paz con sus amigos, pero eso si, hay que apoyar a la selección de fútbol que es el pan y el circo de esta  tierra que llaman patria, porque Montoya hace rato no gana una carrera, porque Shakira está peleando por una herencia que no necesita y está gorda, porque Carlos Vives se divorció por una reinita, porque Maturana sólo sabe de vender y comprar caballos, porque Patarrollo trata a sus estudiantes y grupo de investigación como esclavos mientras saca pecho, porque éste es el corazón del sagrado corazón de Jesús, donde ni los curas pagan impuestos o delitos, porque éste es el país de las novelas de televisión donde la niña pobre se casa con el rico y viven felices para siempre comiendo perdices, porque éste es el país en que un presidente dejó asesinar a una corte suprema de justicia por poeta, porque aquí las monitas retrecheras construyen elefantes gangosos y arzobispos homosexuales, porque los protagonistas de novela idiotizan a las masas y porque esta es la patria de millones de Pedros el apestoso.
Y si alguien creía en el mesianismo, se jodió, porque desde la campaña presidencial por la cual votó mucho ingenuo creyendo que iban a encontrar un hombre de mano fuerte y corazón grande, la verdad es muy diferente a los titulares de los periódicos y los noticieros de tv, porque la verdad es que nunca terminará esta porquería de vida en Colombia, donde todos y cada uno de los dirigentes de esta tierra, es un miserable que se aprovecha de la buena fe de los pobres esperanzados y de los ignorantes que olvidan por un simple pan, una botella de aguardiente y una teja de plástico, nada cambiará, solo los números de sufrimiento en una suma de nunca acabar de los años y las estadísticas se enriquecerán en favor del ampón de turno.
Pero éste es Macondo y hay que aceptarlo, pero Gabo si se equivocó y no estamos condenados a cien años de soledad sino hasta ahora van como ciento noventa y seis.
A la final, Gaviria tenía razón cuando dijo: "Bien venidos al futuro", pero le faltó decir, que a un futuro de miseria, hambre, estreto cero (0), de neoliberales de corazón fuerte como la roca y de mano tan grande como la de un cíclope que no encontrá a un Ulises que le mate.  

sábado, julio 17, 2004

MTV-la O....

Grace tiene razón, MTV es un canal de Reallitys amenisado de vez en cuando por uno que otro vídeo que se les cuela... que porquería MTV-la. Dan lástima.

¿Por qué será?

No comprendo muchas cosas de la vida... pero tengo algunas pregunticas...
¿Por qué una vieja cuando uno la invita a tomarse un café jura que uno va por más?
¿Por qué las noches son tan largas?
Si el fútbol es una mafia.... ¿Por qué carajos seguimos llenando los estadios?
¿Shummy dopa el carro?
¿Por qué no puedo ser tortuga marina en mí próxima reencarnación?

Segunda parte de Invasor

Primero arrasaron con las ciudades de las planicies interiores y los pueblos mineros de las montañas; en todos los rincones de los continentes atacaron, incluso hasta donde creíamos que no había gente viviendo allí porque estaba muy lejos de algún punto civilizado, o porque suponíamos que era muy frío o muy caliente para albergar vida útil o solo se veía mar por todas partes y ni una plaza de tierra.
Luego, aquellos visitantes del averno prosiguieron la masacre atacando uno que otro puerto de las naciones más adelantadas y sus poderosas armadas que habíamos presupuestado como indestructibles y aliadas en otras épocas, pero no terminaron siendo más que vetustos botes que como si fueran de papel, se incendiaron con el primer disparo. No creo que las embarcaciones hayan sido destruidas porque significasen una amenaza inminente o una resistencia escalonada de guerra contra los invasores, sino que fueron destruidos para que no pudiéramos escapar en ellos hacia cualquier otro lugar.
No comprendo muy bien la razón por la cual destruyeron ciudades y pueblos ricos, pero supongo que fue para eliminar todo brote de insurgencia donde había algún tipo de población que se negara a seguir sus órdenes infernales, por tratarse de cunas de pensamientos dispares.
Pero no pudieron acabar con todo o con todos, un ejemplo de ello somos mí cuadrilla y yo, que nos salvamos como casi todos los sobrevivientes del primer ataque, casi por un milagro. Bueno, en realidad, todos nos salvamos por aparte, y por la gracia poética del azar que es masoquista, y con el paso de los días que siguieron a la aparición de las tropas ajenas en los territorios bombardeados (así llaman ellos al ataque de las bolas de fuego), nos fuimos encontrando entre las ruinas humeantes de lo que fue el puerto de Xnodya, la capital política e imperial de lo que antes fue mí orgullosa patria. No tardé mucho tiempo en darme cuenta de nuestra apremiante situación y en la necesidad inminente de formar alguna clase alianza con los que afortunadamente seguimos vivos en la ciudad, para seguir viviendo y si podía, tratar de alguna manera de devolver el golpe.
En menos de un mes, formamos un grupo más o menos compacto de resistencia, dirigido (curiosamente) por un expanadero muy viejo pero excesivamente sabio al que todos ahora le decimos jefe y que todos y cada uno de los días desde que estamos reunidos, nos instruye en lo que él llama inteligencia militar, lo que yo pienso que es sabotaje y lo que mis compañeros de lucha llaman combate. Nos hemos instalado en la humilde granja del viejo, en la desembocadura del río Cleba, a cuarenta plazas de las murallas externas de la ciudad destruida, pero prácticamente estamos en las narices del enemigo, pues ellos han construido varios edificios (muy rápido por cierto) administrativos y creo que también silos de alimentos, en los legendarios y Sagrados Jardines de lo que fuera la casa de recreo del Emperador.
¡Por los Dioses, si lo olvidaba! ¡El Emperador y su corte!
Oh, si, según recuerdo, a esa hora en que vi por primera vez las inmensas bolas de fuego abatiendo la ciudad desde las alturas, como lluvia maldita, yo estaba repasando para el examen más importante de mí vida, pues ya como estudiante avanzado y con mis notas, podía optar para oficial-escriba de juzgado en los tribunales Imperiales. Había estado estudiando desde tres días antes sin poder conciliar el sueño, ante la preocupación de fallar y ver mí futuro frustrado como un vil litigante como la mayoría de los constructores de la ley, pero yo, quería una carrera oficial, participar en la Cámara de los Comunes y por supuesto, porque no podía concentrarme muy bien gracias al infernal ruido de las bandas musicales y ríos de borrachos bailando y cantando por todas partes en el carnaval de final del verano y que es al mismo tiempo, la fiesta de cumpleaños del Emperador. En aquellos hermosos e ingenuos días de estudios, vivía en una de las residencias para estudiantes masculinos en las afueras del barrio universitario, más precisamente en la Calle Farol número 39-40, en un encantador edificio de cinco pisos que había sido hasta dos décadas atrás una fortificación militar pero que había sido comprado por un Duque muy rico y poderoso del que no recuerdo el nombre y que había vivido allí hasta el suicidio de su esposa y para no perder del todo la propiedad, la había convertido en un agradable emplazamiento para estudiantes y docentes acomodados, donde no era barata la mensualidad por la magnífica vista desde la colina que dominaba parte del centro de la ciudad y desde donde se podía observar casi todos los detalles traseros del exquisito Palacio Imperial y además, también se podía ver con claridad El Puerto de Los Adioses y sus inmensos navíos de guerra y comercio y la colosal estructura de las seis torres puntiagudas encerradas en la también imponente y delicada muralla de cristal de roca que era la Cofradía de los Pecadores, el mayor centro religioso conocido del planeta. Allí desde donde se tenía la mejor vista del mundo, en aquel pequeño reducto de la civilización, viví mis años de estadía en Xnodya, después de llegar de mí provincia natal en las montañas; encerrado en el diminuto ático de uno de los apartamentos y que me había sido subarrendado en una triquiñuela para evitar contratos y gastos excesivos por parte de un amable profesor de bellas artes que me tenía en estima no sé porque, disfruté de la vida más que nunca y al mismo tiempo, disfruté del sufrimiento de ser un rostro anónimo en una comunidad que no espera nada de nadie ni de nada.
Fue al atardecer, cuando hice una pausa para tomar un poco de aire y aspirar mí pipa de marinero, y que según recuerdo, cuando estaba encendiendo la cazoleta, mis ojos no pudieron apartarse de semejante espectáculo. Recuerdo que alcancé a imaginar que el Emperador, como era un hombre de risas y fiestas, había decidido jugarle una broma a la ciudad o que simplemente, para celebrar su quincuagésimo aniversario en el poder, había mandado a construir los fuegos artificiales más sorprendentes del mundo, pero no. Vi la primera gota furtiva de fuego proveniente desde el oriente (desde la mar) cerniéndose sobre nuestras cabezas como el anuncio de lo inevitable. El Palacio Imperial, obviamente fue el primer blanco, en él perecieron todos los consejeros, los capitanes de alto rango y hasta los cónsules de las naciones vecinas que habían venido a rendir sus respetos al ser más poderoso sobre la superficie, cosa que evidentemente fue la razón de sus muertes. Del Estado hasta ese momento conocido no quedó nada, ni siquiera las cenizas, porque el castillo voló en minúsculos fragmentos inapreciables al ojo común por toda la ciudad en una nube de polvo y muerte que duró en caer varias horas. Después vi horrorizado como sucedía lo mismo a la Cofradía y unos segundos después a los magníficos puertos, fruto de nuestro orgullo y riqueza terrenal, mientras por todas partes sobrevolaban unas extrañísimas y ruidosas aves brillantes de inmenso tamaño que nunca había tenido la oportunidad de ver ni siquiera en mis más fantásticos sueños; escupiendo fuego y muerte de sus enormes alas plateadas dominando tanto los cielos como el terreno, mientras Xnodya pasó del cielo al infierno, en menos de un instante, en que el mundo que se quemó hace apenas unos meses, pero que parece tan lejano y ajeno como ninguno.Total, la política externa del Imperio había cambiado mucho en los últimos dos siglos y en especial con la dinastía de los tres Emperadores de la casta de los Eklendah, ya nadie dentro de nuestras extensas y riquísimas fronteras que abarcaban casi dos continentes entre islas, desiertos, tierras eternamente blancas, montañas verdes, planicies inconmensurables, y pueblos de los cuales no sabíamos ni como se llamaban, recordábamos a ciencia cierta lo que había sido el surgimiento de nuestra patria, es decir, la guerra; así que tuvimos que aprender rápido, a ser de nuevo, un pueblo guerrero.

jueves, julio 15, 2004

Invasor

Esta es la primera entrega de un cuento que he venido pensando desde hace tiempo y que por fin me di el trabajo de escribir. Es un poco diferente a lo que he venido escribiendo en cuanto a forma, estilo y según creo, tema. Espero alguien lo lea y no, no se trata de Inazor Zim.


“Solo la muerte trae el fin de la guerra”
Platón

La vida siempre ha sido desastrosa, pero desde hace unos meses para mí y mis congéneres es una completa mierda; seguir respirando en pie, caminando y empuñando un arma, es en realidad una hazaña que muy pocos pueden en estos momentos decir que han podido cumplir más que como un sueño, como una pesadilla de nunca acabar y eso que aún somos bastantes, a pesar del esfuerzo sistemático del enemigo, pero según yo veo la lucha, pronto seremos un breve recuerdo en las mentes de nuestros verdugos extranjeros. Pero... ¿cómo es posible que una especie reinante en un planeta esté a punto de llegar a su extinción total? La verdad, es muy fácil comprenderlo, y les explicaré muy rápidamente como ha sido el proceso de esta guerra, porque tengo que irme a patrullar y no tengo mucho tiempo.
Los huracanes en verano por lo menos anuncian su llegada con nubes muy negras en horizonte que se van acercando a las playas como bestias hambrientas que persiguen a una presa invisible; pero ellos, sólo aparecieron como una horda de insectos dementes, arrasando con todo y todos. Si ustedes tuvieran la oportunidad de verles, cosa que no dudo pasará dentro de muy poco, es decir, cuando ya hayan succionado hasta la última gota de vida y de minerales útiles de esta roca, quedarían tan hechizados como nosotros con su maravillosa entrada en escena.
Son de varios colores, unos son altos, otros un poco más bajos, casi como nosotros y hasta cuentan con olores bastante diferentes entre los colores, pero en principio son muy parecidos entre ellos; yo casi ni aún hoy después de varios meses de combates no los puedo distinguir muy bien los unos de los otros.
¿Saben? No, que van a imaginarlo, hasta podría decir que algunos de ellos son verdaderamente hermosos, como los ángeles premonitorios que en los sueños infantiles aparecen a menudo y que presagian bonanzas de dulces, diversión y risas; de facciones delicadas como Dioses antiguos caídos de algún cielo desconcentrado que los dejó escapar, creímos en su llegada, como el preludio de la buena voluntad de los verdaderos Dioses, sin si quiera llegar preguntarnos por curiosidad qué eran esas cosas extrañas que colgaban de sus cinturas o que sobresalían de las plataformas de sus extrañísimos vehículos que van y vienen a todas partes en un parpadear.
¡Por los dioses! A veces parecen hasta omnipresentes los malditos, están en todas partes o en dos al mismo tiempo (yo los he visto, por eso lo digo) y no hay forma efectiva de atacarlos en grupo, la única forma de vencerlos es de uno en uno. Si, lo sé, es lento, pero con sigilo y tomándolos por sorpresa, fuera del alcance de sus artefactos magníficos o lejos de sus terribles compañeros, son tan vulnerables como cualquier chiquillo. Son tan indefensos cuando no tienen sus armas que dan lástima y allí es cuando nosotros atacamos y así si es más factible asestar un buen golpe, porque en últimas, uno menos es UNO y hasta quizá podamos algún día capturar unos cuantos y saber más de ellos. No son inmortales, como muchos pensábamos, porque después de un terrible ataque, aparecían de nuevo enteros; según he discutido con mis compañeros de cuadrilla, tenemos la impresión de que de algún modo han encontrado la manera de volverse a poner una extremidad, los ojos, la piel o cualquier otra cosa, así que por eso los incineramos completamente cuando podemos aniquilar a uno, no dejamos ni los huesos, porque estoy seguro que de ellos saldría uno igual al que se supone matamos. Algunos dicen que es brujería, pero yo no creo en eso, fui a la universidad (si, un par de años nada más, y de Leyes, pero tampoco soy un chico que se deja meter cuentos tan reforzados) y no soy tan ingenuo para imaginar semejantes patrañas que ellos mismos han infundido en casi todas las poblaciones ocupadas que no aplastaron con sus llamas y vientos mortales. En las regiones del norte, donde había nieve, ahora hay ceniza y en el sur, donde la tierra era tan noble que de las rocas brotaban frutos, hoy solo el hambre y la miseria pululan.

martes, julio 13, 2004

La nena imperfecta

Es que todas se creen tan bonitas, inteligentes e interesantes, y ya solo quedan en mí amplio espectro de rotulación dos clases de mujeres, a decir verdad:

1. Las que me gustan
2. Las que me tocan.

Por desgracia, las que me gustan, dejan de estar en aquél extraño y hermoso pedestal y terminan bajando al segundo nivel. No es que sea exigente, solo estoy cansado de las viejitas que se creen caídas de una nalga de Júpiter, que son sólo rostro, tetas y buen maquillaje y a la final son más planas, aburridas, sosas y plásticas que cualquiera de las "supermodelos" y que pra colmo de males, presentan farándula en cualquier programa malo o noticiero amrrillista.
Porque si tienen la rarísima casualidad de interactuar con una nena de la Tv, o que salga en radio o en revistas, van a terminar tan aburridos como yo (es más interesante discutir con un ladrillo acerca de maternidad de gallinas) y si son mujeres, van a quedar seriamente decepcionadas del género al que pertenecen.
De las mujeres que me tocan, sé tanto y comparto tan poco por miedo mutuo, que ya me es usual encontrarme solo, varado en una barra de bar mirando una cerveza helada e imaginando qué sería no estar solo; y no pensando en fútbol o en el último libro que me leí.
¿Qué como he hecho para estar tan solo?
Simple.
Para empezar soy más feo que un carro por debajo, y las mujeres actuales (y las de siempre) quieren a Apolo (Superman o Bekcham)con la sensibilidad de Neo; ah... por favor y lo más importante, muéstrenme tan solo a una mujer que no le fastidie el fútbol; que madrugue los domingos a ver perder a Juan Pablo Montoya así tenga un guayavo el berraco y se ponga a madriar a Shummuy por el simple hecho de estar ahí de uniforme rojo; que le guste tomar coca-cola que no sea ligth; que cuando vayamos al cine piense que solo vamos a ver cine, y no a rajar de otras viejas a parte de ella del bestido de la vecina o de mí mismo; que sienta más que piense que la vida es un verbo no un sustantivo; que escuche a Sinatra no porque le hayan dicho que era buen músico, sino porque de verdad lo cree, que no se canse de verme pensando en el genio demente de Cortazar y sus babas del diablo, los mensajes cavalísiticos en Memorias de Adriano, que no se canse de verme perdido por horas enteras en los poemas épicos de Homero, tratando de desenredar un mundo perdido; y que de paso no espere que la poesía sea una metáfora romanticona; que no quiera parecerse a la idiota de la Spears porque uno u otro peinado, blusa o pantalón están de moda; y que finalmente simplemente aprecie el valor del silencio sin preguntar si estoy bravo, porque desde hace un buen rato no abro la boca.
Yo la verdad, hce mucho pasé el espectro de las nenas de cartón, y quiero una que sea más o menos así:
1. Con la decisión de Juana de Arco.
2. El ímpetu de Plotina.
3. El romanticismo de Safo.
4. El temple de la Marguerite Yourcenar.
5. La dulzura de un masmelo y que cuando yo la vea, que sienta que una bomba atómica está a punto de estallar en mí pecho, pero que no importa, total soy feliz.

Pero por desgracia, esa clase de seres mágicos y soñados solo existe en mí retorcida imaginación de estudiante de filosofía, muy lejos de la realidad en un lugar muy alejado de mí y a unos cuantos pasos de donde el diablo chupa paleta, mientras ve al atardecer caer lentamente, como arena.

Feu!

Feu! Feu!
¡Le canon!
J’ai reçu au coeur le coup de la Grace,
c’est l’amour, divin...
Feu! Feu!
Les entrailles me brûlent,
noble poison,
je meurs de soif...
Feu! Feu!
Je brûle comme il faut,
je suis esclave de mon poison...
¡Assez coeur!
¡Assez coeur, diphane délateur!
L’enfer ne peut attaquer les païens,
Feu! Feu!
Je ne suis plus au monde!



Fuego!

Fuego! Fuego!
¡El cañón!
Recibí en mí corazón el golpe de Gracia...
es el amor, divino...
Fuego! Fuego!
Mis entrañas me queman,
noble veneno,
me muero de sed...
Fuego! Fuego!
Ardo como es debido,
soy esclavo de mí veneno...
¡Calla corazón!
¡Basta corazón, diáfano delator!
El infierno no puede atacar a los paganos,
Fuego! Fuego!
Ya no estoy en el mundo!

Si yo no fuera Yo

Si fuera mujer, sería lesbiana;
Si fuera arte, sería una ventana de Gaudí;
Si fuera otro animal y no un hombre, sería tortuga marina;
Si fuera deportista, sería ciclista;
Si fuera valiente, sería poeta;
Si fuera objetivo, amaría menos;
Si fuera decente, no escribiría esto;
Si fuera alguien más, no sería usted.

Pero como no soy nada de eso, sólo soy yo y así me tocó aguantarme.

lunes, julio 12, 2004

La Naturaleza Divina de las Cosas

Cuando hayamos arreglado lo mejor posible los males de la sociedad: pobreza, trabajo, miseria, alimento, educación, coberturas mínimas de salud, acceso común al arte, algo de recreación y evitado algunas desgracias innecesarias provenientes de nuestro propio desarrollo tecnológico, nunca podremos evitar los males verdaderos y únicos al animal que de vez en cuando piensa pero no siente; la muerte, la vejez, nuevas enfermedades del alma, la soledad, esclavitud de la falsedad, el olvido, el amor no correspondido, la amistad rechazada o vendida, la mediocridad de la vida insulsa que persigue excusas vacuas, la corrupción de los sistemas y la ambición desmedida del político, la sed ansiosa de sangre de la espada del militar y la ignorancia del perezoso en la fe, serán por siempre causa y efecto, de nuestras virtudes y la naturaleza divina de la única historia que conocemos, la del depredador de depredadores, que se puso como nombre de especie, hombre, y aún no lo es.

sábado, julio 10, 2004

Mí amiga la princesita Grace

Aroma a leche fresca y presagio de tormenta; sombra en este mar de dunas hirvientes, impúdica observadora de la comedia maldita en los laberintos de la angustia compartida y encarnizada en destrozar su alma de cristal, la crueldad es la curiosidad que le devora.
Esgrimista de la pluma, por oficio está enamorada de un poeta de la pelota...
No le digas que es dulce. No le digas es bella.
¡Ella es de roca!

viernes, julio 09, 2004

No podemos ser más repugnantes

Yo pensaba que la Tv era un asco, pero ahora si se pasaron. No creo que exista algo más repugnante que protagonistas de novela del canal RCN o DisMissed de MTV. Tiene más talento un ladrillo.

jueves, julio 08, 2004

Educación, una bella mentira

Dicen que la voz del pueblo es la voz de Dios... el clamor de la mayoría es el grito de la justicia... que las canciones, la literatura y el arte en general, son la expresión de un pueblo... ¿Y los que no sabemos hablar? ¿Los que no queremos? ¿Los que nos da miedo?
¿Qué pasa con nosotros?
Los medios masivos de comunicación están ocupados por los que dicen más de una palabra unida a otra así se trate de babosadas; los que son bonitos tienen su lugar asegurado por aquello de la sexualidad; los que tienen dinero o simplemente, los que tienen amigos pueden ser ellos, claro, guardando las distancias y aprendiendo a decir lo que los demás quieren. ¿Y nosotros los pobres? A nosotros sólo nos queda la alternativa de Internet, aunque no es para todos y sus blogs. Triste es saber que no todos tenemos las mismas oportunidades, que se pierden y desperdician intelectos por la falta de recursos. Sería mejor un plan para desarrollo escolar e intelectual y no un Plan Colombia de guerra y miseria, pero como nosotros los que deseamos la paz, el desarrollo social, amamos el arte y suspiramos por el entendimiento mutuo, sólo tenemos derecho a mirar la historia desde la distancia.
Así las cosas, la democracia que tanto nos han dicho que defendemos en las elecciones de mandatarios cada inciertos cuatro años, no es más que una distracción retórica para sostener el sistema de vida de unos pocos, perpetuar un sistema económico obtuso y el llenar con frases bonitas como “Desarrollo económico sostenible” y “Primero mí primaria”, la lápida de la educación.

miércoles, julio 07, 2004

Como Pilatos

Todo lo que sabemos o suponemos por o en Dios, es una simple especulación que termina siendo una metáfora de nuestros traumas edípicos y no una relación de realidad y objeto en sentido del contexto; así, terminamos confundiendo a la fe con existencia, y a la existencia con el uso excesivo de la esperanza, que limita al contexto al cero de la raya que divide al horizonte. Total, a Dios (sea el credo o religión que pensemos o en la que creamos) le atribuimos cualidades, que no son más que elucubraciones inocuas que no podemos tan siquiera llegar a abarcar en su totalidad (ni soñar en comprenderlas) y que ni el mismo San Anselmo en su Proslogión Sobre La Verdad, pudo vislumbrar como un respingo de la “real verdad”, al ser consumido por las agobiantes flamas medievales de la inquisición y la ignorancia por gusto propio.
Porque discutimos indudablemente de un Ser (si existe, claro) que hemos determinado como incorpóreo, sin nombre, sin rostro, sin raza, sin política, sin tiempo, sin razón, sin causa. Que no tiene nada en común con sus criaturas o creaciones, que poco o nada interactúa directa o indirectamente con ellas, más que con sus propias expansiones de si mismo y con una exclusiva función emanada de su Voluntad. Cosa que niega su unidad, pero que al mismo tiempo, irónicamente por supuesto, le excluye de la pluralidad y lo separa del cosmos que Él mismo creó (si lo hizo).
Lo cierto es que le decimos Omnipresente, porque le creemos presente, pero nadie lo ve, lo escucha, lo huele o lo toca, así que lo más posible es que no haya estado, no esté y nunca lo vaya a estar. De su cualidad más hermosa, Todo Poderoso, solo podemos pensar como Darío Echandía: “¿Y el poder para qué?”. Desde su cualidad más digna, si es Bondad y Perdón, ¿Para qué librarnos de un pecado original? ¿No fuimos perdonados por el simple hecho de existir, o con ello no basta? ¿O queremos seguir siendo manipulados por un complejo de culpa ajeno?
Si somos católicos o cristianos, yo me pregunto: ¿Es de un buen padre dejar que su hijo muera por una causa perdida? ¿Qué tan humano es eliminar las cualidades fisiológicas de un solo Ser (hombre) para atormentar de allí en adelante a miles de millones? ¿Seguro que Él era su único hijo, y Adán? ¿Nosotros no vendríamos a ser sus tataranietos?
Y si lo piensas bien, estimado amigo lector... ¿Cristo no es más bien una evolución un poco cínica desde el punto de vista de la filosofía y medio subversiva de Apolo?; ¿Cómo podemos creer en el monoteísmo con cientos de Marías y miles de santos, ángeles, arcángeles y abichuchos estrambóticos a los que con descaro se les ora y dedican templos, para lograr un milagrito?; ¿María (la mamá de Jesús, no Magdalena la novia) no es una sacerdotisa Druida elevada a un nivel superior de deidad comparable con Gaya, pero vestida de azul y blanco? ¿Seguro que Jesús fue el único “hijo” de José? ¿Qué hizo Jesús durante sus años “perdidos”: estudió filosofía, se preparó como soldado o se dedicó a criar hijos con María Magdalena?... ¿y si fue así, dónde están, qué fue de ellos?
A la final, el cristianismo en sus inicios fue una ideología meramente comunista, de eso no queda duda por las “acciones” de Jesús, pero la igualdad, la esperanza y la fe de aquellos pescadores murió con Jesús en la Cruz y solo nos quedó una vaga idea de él, porque nada escribió, nada suyo sobrevivió a su muerte mas que Su Nombre.
Total, de pronto Guillermo de Okham si tenía razón, y la razón no puede decir nada de la fe y a la inversa y yo esté totalmente equivocado.

A mí, que me expliquen

¿De qué sirve que le nombren a uno de vez en cuando en un noticiero, que salga en alguna foto de periódico y que digan que uno es famoso, ganarme un par de premios Oscar (reconocimiento) que todo el mundo “quiere”, si he de morir en el abandono (Con la familia destrozada) y la miseria? ¿O no, Marlon?

martes, julio 06, 2004

Reallity

Propongo que se elija al presidente de Colombia por medio de un Reallity... sería menos doloroso y al mismo tiempo, una payasada más frentera.

lunes, julio 05, 2004

Marguerite Yourcenar

Acerca de los libros, tomado de Memorias de Adriano
Pero los escritores mienten, aun los más sinceros. Los menos hábiles, carentes de palabras y frases capaces de encerrarla, retienen una imagen pobre y chata de la vida; algunos, como Lucano, la cargan y abruman con una dignidad que no posee. Otros como Petronio, la aligeran, la convierten en una pelota hueca que rebota, fácil de recibir y lanzar en un universo sin peso. Los poetas nos transportan a un mundo más vasto o más hermoso, más ardiente o más dulce que el que nos ha sido dado, diferente de él y casi inhabitable en la práctica. Para estudiarla en toda su pureza, los filósofos hacen sufrir a la realidad casi las mismas transformaciones que el fuego o el mortero hacen sufrir a los cuerpos; en esos cristales o en esas cenizas nada parece subsistir de un ser o de un hecho tales como los conocimos. Los historiadores nos proponen sistemas demasiado completos del pasado, series de causas y efectos harto exactas y claras como para que hayan sido alguna vez verdaderas; reordenan esa dócil materia muerta, y sé que aun a Plutarco se le escapará siempre Alejandro. Los narradores, los autores de fábulas milesias, hacen como los carniceros, exponen en su tabanco pedacitos de carne que las moscas aprecian. Mucho me costaría vivir en un mundo sin libros, pero la realidad no está en ellos, puesto que no cabe entera

sábado, julio 03, 2004

La pasión pagana

La peregrinación es el acto de contricción y de voluntad más fervorosa, con quizá más beneficio a la pobre fe del humilde creyente: exculpa y santifica su existencia, así sea solo por el simple gusto de dejar unas pocas lágrimas en el suelo y no encontrar el tan esperado milagrito que le saque de la monotonía, aunque existen.
Si, algunos les dicen “los pequeños detalles”, otros, lo llaman simplemente el vicio por la pecosa.

LBX

¿Qué hubo detrás de impedir la misión LBX? No fue el temor a una razón política insostenible; ni una supuesta martirización... Mas bien: ¿Por cuánto dinero no fue? ¿Quién ganó?
Se hubieran salvado 10 millones de vidas... ¿O no valía la pena frenar el holocausto generado por un solo hombre?

viernes, julio 02, 2004

Yo soy un mal hincha Pitufo

Un día mí padre me dijo, dentro de su inmensa sabiduría de silencios casi perpetuos: “Hijo, un hombre puede cambiar de carro, de nación de residencia, de casa, de calzoncillos, de parecer, de religión y hasta de mujer... pero de equipo de fútbol, nunca”.
Yo no sé usted estimado lector, pero yo soy hincha de Millonarios. ¿Cómo podría no serlo?: 13 títulos de campeonato nacional (el mayor número, por supuesto), le ganaron a River y al Real Madrid (y por goleada), es el equipo con más historia y tradición en Colombia, con nóminas que incluyen a Pedernera y nada más ni menos que al mago Diestéfano, quizá uno de los mejores jugadores de fútbol del mundo, pero parece que semejante equipo va a desaparecer, o por lo menos eso es lo que aparenta con semejante dirigencia y la eficiencia del estado colombiano.
¿Cómo es posible aún se adeuden más de cuatro meses de salarios a los jugadores y a los empleados más de ocho? Pero eso si, hay planes para construir un estadio y además hacer viajes suntuosos de los miembros de la junta directiva. ¿Nos les da pena?
Quizá el problema sea de nosotros, los hinchas, bueno, los buenos hinchas porque yo no voy al estadio. Si, lo acepto SOY UN PÉSIMO HINCHA. ¿Pero usted querría ir al estadio sabiendo que la plata de las taquillas que usted pagó, la camiseta original que usted pagó, y los chiles, gaseosa y cualquier cantidad de comida que se consume en el estadio y que genera mucho dinero no aparece? ¿Cómo es posible que aún no le hayan pagado a casi nadie lo que le deben por el esfuerzo y el trabajo? ¡Solo falta que no le paguen al “Mono” y ahí si quedamos lindos!
Lo cierto es que los jugadores por lo cuales algo se pudo hacer en el campeonato pasado (toda una hazaña si tenemos en cuenta tanto problema) se van a ir, van a quedar como “agentes libres”, van a pedir su pase como pago y el equipo va a quedar más desnudo que nunca y va a dejar millonario, para ser como la novela “los ricos también lloran”. Pero no lloramos de tristeza, eso nunca, sino de ira, porque al equipo se lo robaron, esa es la verdad.
Nos tocó aguantarnos al narcotráfico haciendo de las suyas en la época de Gacha, no digo que haya sido una época mal, pero que pena tan horrible cuando todo salió a la luz y nos enteramos de dónde venía el dinero y Estupefacientes se adueñó de la mayoría del equipo al incautar las acciones, es decir, de un treinta por ciento (30%) de él. ¿Pero de qué putas sirvió? Esos señores, con su “inteligencia y sabiduría” lo único que han hecho es agravar más la situación, haciéndole el juego a los “dirigentes” de siempre que se han cagado a Millos, y que siguen allí como vacas sagradas.
Es que... ¿A caso Estupefacientes trabaja a la sombra de la torcida junta directiva del “club”? ¿Qué favores están pagando, cómo y cuánto?
¿NO SERÍA MEJOR VOLVER A MILLONARIOS UN CLUB DE VERDAD?
¡VENDAN A NOSOTROS LOS HINCHAS LAS ACCIONES!... para que podamos volver al estadio con la frente alta y cantando, porque el fútbol es una fiesta y los dirigentes lo están convirtiendo en una cochinada vergonzosa y mafiosa. ¿O es que quieren que Millonarios se acabe?
Así si, lo acepto, como dicen mis amigos Comandos Azules, SOY UN MAL HINCHA, pero no pienso secundar la cochinada que hacen con el equipo. Yo de usted, amigo azul, no volvía al estadio, así fuese como un modo de protesta.

A los pies del 11 Neveras*

A los pies del 11 Neveras*

Hacía ya un buen rato no veíamos un equipo tan aplomado y sobre todo, a un arquero que sin duda alguna, es el mejor de América. Y aún así, no podemos decir que fue la “lotería”, sino el triunfo de un grupo de muchachos de mente clara, objetivos precisos y can mucho talento.
Boca jugó como sabe, atacando en relevos escalonados, hechándose al piso y alegando cualquier pendejada que sabe que le van a pitar; y su reacción al final de los noventa y tantos minutos, era más que obvio, solo había un campeón, el 11.
Los penaltis no los erraron, fueron el cobro a las marranadas en el área de ese grandulón lento y sin talento al que no le cobraron un par de penaltis porque era “jugador del boca”, la factura a las cientos de patadas que le pegaron a Soto con impunidad y finalmente, la gracia de tener a Henao en el arco que era, sereno, con el mayor de los incentivos, saberse el mejor y a un “pato” en el arco que debía estar.
Valentierra, pues hombre como siempre, con la suficiencia que solo da la “farolada”, hizo lo que todos sabíamos que iba a hacer, es decir, deyectarla. Pero a él le debemos dos señores goles que pusieron al equipo en la final, así que él es tan artífice del triunfo como el mismo Viáfara y su extrañísimo gol. Según discutimos con el mayor experto en fútbol que conozco y que no suele hablar mucho, observando vídeos anteriores y discutiendo hacerca de recuerdos de partidos pasados, llegamos a la conclusión de que Viáfara le pegó tan mal al balón que por eso se fue con esa curva tan hermosa y finalmente fue gol, pero señores... ¡Que GOLAZO!. Así que el vendido del pito chileno no pudo evitar lo que fue, pero como debía balancear las cargas del encuentro, matriculó con amarillas a la mayoría de los de blanco - blanco y, no a los que lo merecían. ¿No recuerdan al bobazo altísimo y torpe que se cagó un penalti (Schiavi) o las caricias del pie de Burdiso a las canillas de Soto?
Si hemos de ser sinceros y aceptar la verdad, el 11 ganó y fue gracias a la grandeza de Henao, el talento sin par, las gambetas y los pases precisos de Soto y Araujo, los señores goles de Valentierra, las atajadas magistrales de Cataño y Vanegas, empuje de Viáfara, las artísticas evacuaciones de Rojas, las gambetas puntuales en el último segundo de Agudelo, pero sobre todo, por la humildad.
Es que es muy diferente jugar sabiendo que se es bueno porque los resultados lo indican y no porque la trampa y las boconadas lo ameritan. ¿A caso, en los dos partidos por la Copa Libertadores contra River, no hubo mano sucia? Las pruebas demuestran que si, y si nos queda alguna duda, será recurrir a un interrogatorio directo al “chapita”, él nos puede explicar muchas cosas, de las que no habla Fernando Miembro por obvias razones y que Bianchi sabe hacer muy bien.
Quizá por ello la reacción vulgar y ramplona de los jugadores y cuerpo técnico de boca cuando va el pitazo final, se entiende, pero no se comparte por todos, como sucede con el gesto de amistad del único jugador relevante del campo azul, es decir, Amaranto que es el único que va y felicita a Henao. ¿Será por solidaridad de Colombiano? Espero que no, porque Vargas no lo hizo.
Total, al final a la copa la desbarataron en la celebración mientras daban la merecidísima vuelta olímpica, como destrozó a los demás rivales en su camino hasta el objetivo final, ganar a pesar de la mafia, la fama y el pito, con una sonrisa humilde en los labios, y con el esfuerzo y la disciplina del campeón. Porque el CAMPEÓN ES EL 11.

*El 11 hace unos años se llamó 11 Phillips, pues en Manizales fabricaban neveras; pero el título de este ensayo es simplemente por una razón: El 11 dejó al todo el mundo frío y a Bianchi calientico. Que malos perdedores.

jueves, julio 01, 2004

ES LA ESPERANZA ESA COSA CON PLUMAS

Por: Emily Dickinson

Es la esperanza esa cosa con plumas con plumas
que se posa en el alma,
y sin palabras su canción entona
y nunca se calla,
y más dulce se escucha en el vendaval;
y poderosa ha de ser la tormenta
que pueda abatir al pequeño pajarito
que a tantos abrigó.
Lo he escuchado las tierras más frías,
y en los mares más extraños;
mas nunca en la penuria
me pidió una migaja.